¡Pablo se hizo un tatuaje!

 

– Bueno, ¿te hiciste un tatuaje, hijo?

– Así es… 😀  ¡Estoy feliz! Todavía no me acostumbro a la idea de que va a estar siempre ahí.

– Lo más importante, lo primero ya lo hablamos: buscaste un lugar con procedimientos seguros, no?

– Síii, fui a un lugar que va mucha gente, la Bond Street, y hay muchos negocios de tattoos ahí. Éste era uno que Stef me recomendó porque ella se hizo un piercing y los tipos ahí son muy serios, muy profesionales. Siempre hay chantas, como en todo, pero la mayoría de la gente que se dedica a esto sabe que no se jode.

– Bien. ¿Sabés que por seis meses creo no podés donar sangre? El otro día doné para un amigo enfermo y por las preguntas que me hicieron era así.

– A mí me dijeron que nunca más. Quiero averiguar bien, porque yo estoy interesado en poder donar. Sangre y órganos. Si son seis meses, joya.

– No estoy del todo seguro pero tiene sentido, porque es para estar seguro de que no hubo transmisión del sida.

– Sí, cuando te vas a hacer un examen de HIV, te dicen que tienen que volver a hacerlo a los 6 meses o algo así. A ver, acá está: ¿Puedo donar sangre si tengo un tatuaje en el cuerpo?, la respuesta es sencilla: Sí, pero doce meses después de haberse tatuado. Salió eso de Google.

– ¿Quién lo dice? ¿Qué fuente? Hijo, en internet puede haber cualquier verdura, siempre tenés que estudiar un poquito quién puso lo que estás leyendo.

– Lo sé, lo sé. A ver… Círculo de Amigos de la Donación Altruista de Sangre http://www.cadasgarrahan.com.ar/donante.php y acá dice: “No puede donar sangre si en el último año se realizó tatuajes, heridas o perforaciones en la piel en cualquier parte del cuerpo”. La misma respuesta.

– Está bien, está bien. Hay otra cosa con los tatuajes que alguna vez comenzamos a hablar y es que en otros países los pueden mirar como una manifestación de cultura carcelaria.

– ¿Y?

– Y que te discriminan. Ignorantes hay en todo el mundo.

– Si me discriminan porque piensan que estuve preso el problema lo tienen ellos, no yo.

– Sí claro, supongamos que vas a pedir laburo, supongamos que un aduanero en un aeropuerto quiere joder, supongamos que un policía te para en una ruta y quiere hinchar las pelotas, dale una clase de que en la cultura argentina es una costumbre en los chicos de clase media. Cuando gente de mierda, que hay en todos lados, te quiere joder,…

– Bueno Pa, pero con el mismo criterio, te puede venir a joder uno porque no me afeité ese día, o por cómo me visto, o por cómo hablo, o por cualquier cosa. Vos lo dijiste, yo lo reformulo: pelotudos hay en todos lados. No por eso voy a cambiar mi forma de hablar, de caminar, de vestirme ni nada de eso.

– Sí, tranqui, no digo que cometiste un error, digo que puede pasarte. Cuando alguna vez viajes a Europa por ejemplo, tal vez te traten como a un ‘sudaca indeseable’. Cuando uno cae en una sociedad donde hay consenso, vamos a ver si no modificás tu forma de vestirte. Te cuento una anécdota. Me llega de terceros, no conozco a la protagonista, pero es una docente de, digamos, mediana edad. Viajó a Egipto. Le habían dicho que la ropa debía ser muuuuuy discreta. Un día fue a comer dentro de su propio hotel con una blusa sin mangas. La miraban tanto, tanto, que se sintió muy incómoda y subió a cambiarse para taparse los brazos. Es la presión social, que a veces es injusta. El tatuaje puede dar pie a una provocación de algún grupito facho, pienso, como a otros chicos les pasa simplemente por tener la piel oscura.

– Bueno, para eso aprendí kung fu… jajaja. ¿Qué querés que te diga? Si uno va a vivir pensando en lo que le puede pasar porque a un pelotudo se le ocurra joder, nunca vive. Me han jodido mil veces, no te creas que no sé lo que es que un pendejo se quiera hacer el vivo con los amigos o quiera llamar la atención de chicas. El tatuaje sólo les sirve de excusa, como les podría servir cualquier otra cosa. Conozco esas situaciones.

– Sí, está bien, Pablo, todo bien. Sólo que aprendé que ahora tenés una marca cultural muy evidente y permanente.

– Jajajaja. Es lo que dije al principio    😛 . Me tengo que acostumbrar a que va a estar siempre ahí.

– En realidad tengo una cosa peor para comentarte. ¿Te cuento?

– Bueno

– No hay garantías de que la Argentina siga siendo un país democrático para siempre.

Es más, yo te diría que cada tanto habrá crisis, y épocas jodidas. Me imagino una época de represión con todos los datos que tienen disponibles en Internet.

   :/    .

– Supongamos que por cualquier motivo, digamos una militancia estudiantil, te persiguen. Bueno, tienen una ‘huella digital’ tuya: el tatuaje. Pero no te asustes, por ahora, la democracia está vigente. Jajajaja

– En internet tienen mi dirección, mi teléfono, mi círculo de amistades, miles de fotos mías… No necesitan mi tatuaje, el tatuaje no cambia nada.

– Y sí, les da un dato más. Pablum, acordate que yo viví bajo uno de esos regímenes.

– Lo sé.

– Bueno, perdón, por ahí cargué mucho las tintas, pero hijo, en aquellos años, tratábamos todos de ser un arbolito más en el bosque. Entre compañeros de las agrupaciones estudiantiles ni siquiera nos decíamos el apellido, el teléfono lo tenía alguno que otro, nada más. Pero dejame que haga un rebaje, no quise preocuparte, lo que pasa es que esto me removió cosas. Tal vez esté hablando más de mi pasado que de tu futuro. Espero.

– Espero.

– Bueno, ya está. Busquemos otro tema. Seguí contento con el tattoo.

– Jajajaja , no es tan fácil ahora, che. ¿Ves? Por esto me lo hice sin que ni vos ni Mamá supieran que lo iba a hacer ese día.   😛

– Bueno, ahora ya está. Ahora, sos un aliado más fuerte de la democracia, Jajaja.

– Jajaja. Ahora sostengo que el dolor físico voluntario hace estragos en la mente.

– Y en el cuerpo. Se ve enrojecida la zona en la foto.

– Cuando me la saqué estaba más rojo, después la sangre se va disipando.

– Contame cómo se gestó esta idea.

– Para empezar, se gestó alrededor de los 15 años. En esa época estaba a full con kung fu, entrenaba casi todos los días. En un comienzo era un dragón oriental. Éste es medieval y europeo, es mezcla. Los orientales tienen bigotes y pelo, no tienen alas y generalmente se retuercen mucho, son sabios y representan el chi o ki en las artes marciales, la energía vital. Los medievales tienen alas, cuernos, son más animales. El mío es una mezcla, justamente porque los dos son importantes. Básicamente me representa a mí y a mi energía algo así como… ‘tené cuidado del poder que tenés adentro, porque es una energía que puede abrir las alas y volar o puede prender fuego todo alrededor tuyo; podés ser un animal salvaje o podes ser un sabio, sea como sea, sos un bicho raro, único, un mito que no creen que sea verdad’. Es una idea mucho más compleja pero eso sería simplificado.

– Pero el tatuaje en sí, ¿es como una advertencia para vos mismo o para los demás?

– Creo que los demás perciben algo del poder de un dragón, pero es mínimo, más que nada es un ‘no te olvides de lo que tenés adentro, de tu potencial, de tu poder”. Es más para mí.

– El problema para que los demás lo perciban es que esa figura no integra los códigos compartidos. Por ejemplo, si un tipo se graba un corazón con una flecha y dos iniciales, no tiene que explicar nada, porque todo el mundo sabe interpretar eso. Pero en tu caso, vas a tener que explicar bastante porque no forma parte de la cultura común.

– Me gusta que sea más elaboración mía, lo hace más mío tmb. No sólo tiene influencia de las artes marciales. El hecho de haber puesto parte de un dragón medieval representa tmb mi pasión por leer y escribir (soy fanático de la fantasía épica, leo y escribo sobre eso); el hecho de hablar de una energía interna, no sólo habla de energía física o corporal, tmb energía mental y de mi pasión por la psicología y el poder de la mente humana. Hay muchas cosas agrupadas, condensadas en un solo signo.

– Clarísimo. Es tuyo.

– Muy mío. Hace que me guste mucho más. Se lo voy a explicar a los que me interesa que lo sepan, los más cercanos, el resto puede ver un bicho en mi espalda y listo. Además, estos días fue como que preparé la llegada del dragón. Todos estos giros que di últimamente en mi vida no son casuales, yo los generé.

– ¿Querés contarme?

 

(continuará)

 https://queima.wordpress.com/2008/05/01/%c2%a1pablo-se-hizo-un-tatuaje-parte-ii/

Anuncios
Explore posts in the same categories: Gente que disfruta

Etiquetas: ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

7 comentarios en “¡Pablo se hizo un tatuaje!”

  1. Estefania Says:

    y yo casi estuve ahi, jajaja

    fue el lienzo de toda una obra de arte

  2. Steff Says:

    Pablito querido, yo no estudio psicologia y se bastante poco de ella… pero no es casual que hayas querido un dragon con alas (q no esten rotas) y q al dia siguiente estes planeando un viaje a un mundo desconocido.
    intente clasificarte en una tribu urbana el otro dia y no pude…. no sos ni flogger, ni emo, ni gothic ni ninguno de ellos… o tal vez, tenes un poquito de cada uno… pero seguis teniendo tu propia categoria, aquella de la que te hable cuando recien nos conocimos… sos como bien dijiste, un bicho raro… esa mezcla extraña que tenes entre sabio y salvaje… esa que te hace tan atractiva a los ojos de los demas.
    Hoy, firmo con alias. y contenta porque despues de un año y medio pude volver a escribir mas de dos lineas en un mismo idioma.

  3. aldi Says:

    Me surgen un par de preguntas..

    1- como van a poner un “continuará” en eeese momento?
    eeh?
    es ingrato para todos los que estamos leyendo con atención !!
    el pueblo quiere saber !!

    2- Papá Raúl, como hiciste para no matar a Pablito.?
    jaja

    Me aclararon la duda de si se podía o no donar sangre 🙂

    En cuanto al dragón y sus significados, coincido en que sí, es muy tuyo ese tatuaje.. y por lo que hablamos te lo hiciste con total seguridad, así que ya te acostumbrarás a la idea de tenerlo eternamente en la piel.
    (te comento igualmente que hay procesos para “borrarlos”, por las dudas, pero no creo que quieras pasar por eso! jaja)

  4. sonia Says:

    La raza,el credo,y el color,no tienen importancia vital,la sangre siempre es roja en todas las personas.Ademas,ese tatuaje forma parte de “tuvida” y esta todo mas que bien porque vos asi lo DETERMINASTE y al diablo al que no le guste¡ cariños


  5. […] ¡Pablo se hizo un tatuaje! abril, 2008 6 comentários 3 […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: