Conflicto con el campo, no perder de vista lo principal

El conflicto entre el gobierno y el sector agroganadero es una pelea por ver cómo se reparte el rendimiento de las exportaciones de alimentos, que atraviesan un momento histórico. Se pulsea por el destino de esos recursos nuevos y cuantiosos.

Las retenciones son la herrmienta mediante la cual el Estado captura la renta extraordinaria de la que goza el sector en los últimos tiempos por los altos niveles alcanzados por los precios internacionales de los productos que exporta. 

Y es muy válido que se apele a ese instrumento para mantener bajos los precios internos, que de otra forma se dispararían, y para obtener los recursos para más y mejores políticas de Estado, para escuelas, para jubilados, para hospitales, para ir superando la pobreza extrema. (Hay que vigilar que se usen bien,  lógico)

De cómo resulte esta pelea depende qué clase de país será la Argentina en el futuro, porque no se está pulseando por un año extraordinario, por una cosecha a precios altos.

El alza en los precios internacionales de los alimentos responde a un fenómeno persistente. Los precios van a seguir altos por años. Varios países tienen ya en estos momentos problemas serios porque deben importarlos: México, Cuba y la propia Europa.

El motor de la nueva demanda de alimentos es el crecimiento fuerte de los dos países más poblados de la Tierra: China y la India, donde cientos de millones de personas están en la cola de la mejora de su nivel de vida, lo que se traducirá de inmediato en que demandarán más comida.

Ahora, se puede discutir si este gobierno va a hacer bien el reparto y tal vez alguno tenga dudas por las políticas que se han aplicado para otros sectores como el petróleo y la minería, pero lo que está claro es que en nada va a retroceder la pobreza si las nuevas ganancias extraordinarias se las quedan los exportadores. Sólo se acentuaría la desigualdad, porque además no se frenarían los precios internos.

No hay que distraerse discutiendo si Cristina es soberbia, si en los cortes de ruta tiraron algunas cargas al piso, si D’Elía representa o no a los pobres y desocupados, si en un acto hubo más gente que en otro.

En lo que hay que definirse es si la etapa de extraordinarias ganancias en que entra la Argentina va a servir para tener un país más equitativo o si esos recursos engordarán sólo a un sector y aumentarán la desigualdad.

Y por supuesto, que la nueva distribución también alcance a los productores pequeños y a las economías regionales, para que los gigantes del sector no les sigan llevando el grueso del negocio.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Los unos y los otros

Etiquetas:

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

4 comentarios en “Conflicto con el campo, no perder de vista lo principal”

  1. Luciana Says:

    Coincido, Raúl, en que las posturas fundamentalistas esconden la raíz original del problema, y dificulta el debate.
    Te recomiendo (a vos y a todos) que lean un comunicado que abre un poco más la perspectiva y pone en juego otros factores que por ahora aparecen ignorados a pesar de ser tanto y supuestamente tan intensa la información sobre lo que ocurre en este conflicto; REHENES DE MONSANTO http://blogs.clarin.com/hecho en bsas/posts.

  2. Queima Says:

    Luciana. Algo pasó con la información que recomendás. Quise ir a ese enlace y no está disponible.

  3. Queima Says:

    Ahora sí, Luciana. Yo también la recomiendo. Gracias por el aporte.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: