La sórdida cara nocturna de la calle Florida

El Cronista Noctambulante hizo un paseo por Florida. De noche, claro. ¿Y saben qué? Llegó a la conclusión de que no debe haber lugar en Buenos Aires de mayor contraste entre su imagen y actividad diurna y su realidad nocturna. Van segmentos del artículo que escribió:

Sin multitudes, negocios ni glamour en la Florida nocturna

Buenos Aires, 23 de junio de 2008.- La bulliciosa, renombrada y cotizada calle Florida, el paseo de compras que ningún turista omite visitar, es también el ámbito de mayor contraste porteño, entre el gentío y el glamour diurno y la soledad y sordidez de sus noches.

Si al mediodía el consumo es una fiesta, a medianoche el hambre hace cola en los restaurantes de comida rápida en busca de desechos comestibles y genera tensiones con los camioneros de la recolección que este año tienen instrucciones de llevarse todo.

En su exacto kilómetro de extensión, desde Rivadavia a la plaza San Martín, tiene casi 300 comercios de cien dólares por metro cuadrado de alquiler mensual promedio, pero por las noches sólo funcionan dos puestos de diarios y dos de flores, una farmacia de turno permanente y un maxiquiosco por cuadra.

“En general vienen personas de la limpieza de oficinas o de vigilancia, gente de Cliba (limpieza de calles), algún policía, gente del subte o los que miran los medidores de luz y gas”, describió Alberto, encargado de un quiosco cerca de Diagonal Norte.

Diego, de 22 años, que atiende otro quiosco próximo a Lavalle, confirmó además que los escasos 20 ó 25 clientes que pasan por noche casi todos llevan cigarrillos.

En una lenta caminata a las 3 de hoy, sobre las estresadas aunque bien iluminadas baldosas de la peatonal, a esa hora bien barridas y lavadas, el cronista se cruzó con apenas 30 personas.

El cartel electrónico del Banco Ciudad indicaba 6 grados, vallas metálicas montaban guardia ante la sede de la Sociedad Rural, unos muchachos repartían tarjetas de clubes nocturnos en el cruce con Tucumán, una mujer parecía esperar a alguien en la esquina de Paraguay.

Podían verse también muchas palomas, obligadas al picoteo nocturno porque de día la gente les impide tocar tierra, y unas cuantas ratas en los cuidados canteros con arbustos próximos a Marcelo T. de Alvear, en el extremo elegante de la arteria.

El diariero de turno en la esquina de Corrientes recibe los diarios a las 2.30 y vende a algunos taxistas y automovilistas que se detienen cómodos a esas horas, pero apenas unos 25 por noche.

“Cuando en el Luna (Park) hay recitales, a la salida mucha gente pide cancioneros o pósters del artista que fue a ver, como pasó hace poco con (el mexicano) Marco Antonio Solís”, añadió.

En cambio, el del cruce con Paraguay es categórico: “De noche lo único que se vende son revistas porno”.

Aunque está próximo a importantes hoteles y tiene también publicaciones extranjeras, casi no atiende turistas de noche, porque “los mismos conserjes les dicen que no anden a estas horas por la calle”.

Antonio, de 59 años, que hace diez cartonea, arranca cerca de las 3 todos los días y recoge unos 35 kilos de cartón en una decena de puntos de la peatonal donde se los reservan. Después recorre otras 300 cuadras hasta entregar su “cosecha” a las 2 de la tarde en Constitución.

“Mucha gente viene a buscar cartón aquí, especialmente los viernes, sábados y domingos. Nos dan 28 centavos el kilo. Hace seis meses estaba a 40/42 centavos”, informó.

Entre las 3 y las 6, Héctor, de 58 años, vende unas veinte docenas de facturas por noche, y varias más hasta las 9, cuando levanta el improvisado puesto que salvo los domingos instala frente a la notable fachada del Banco de Boston.

“Viene gente que trabaja de noche en los bancos o en call centers, gente de la limpieza. Va bien, llevo 15 años ya”, dijo, mientras despachaba medialunas a 60 centavos la unidad y churros bañados en chocolate a 75.

Raúl Queimaliños

Anuncios
Explore posts in the same categories: Los unos y los otros

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

4 comentarios en “La sórdida cara nocturna de la calle Florida”

  1. Luciana Says:

    Hoy vi ese cable y juré que era tuyo!

  2. Queima Says:

    Gracias Luciana. ¿Dónde los viste? ¿En el servicio de Télam o en otro lado?

  3. Luciana Says:

    No, en Télam, en un cable alrededor de las 6 am. ¡Muy bueno!

  4. Queima Says:

    Gracias. Después lo reprodujeron Terra y Yahoo.

    Voy a ver si mañana pongo una parecida que hice el año pasado sobre Corrientes.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: