La contaminación publicitaria nos ahoga

Los Juegos Olímpicos me dieron nuevos elementos para despotricar contra la invasión de la publicidad en la vida cotidiana, una polución insoportable contra la que tendremos que reaccionar desde estos lugares de expresión libre, porque no esperen que el tema sea tratado por los medios cuyo negocio es vender publicidad. ¿Está claro, no?

Veamos un rápido panorama en el fútbol, por tomar un campo:

– Publicidad en el nombre de los torneos.

– Publicidad en las camisetas de los equipos: la selección que fue a Pekín tenía dos avisos en el frente, más el logotipo del fabricante de la prenda y el escudo de la AFA, lo único que me parece legítimo. En otros casos hay publicidad hasta en los pantalones.

– Publicidad en el estadio, auditiva y visual. Especialmente molesta es la de carteles con movimientos, que distraen de las acciones de juego.

– Publicidad en la televisión. Alguna sobreimpresa en la pantalla, que achica el campo visual. El logo del que transmite está en forma permanente y a veces está animado, lo que también confunde el movimiento natural del partido. Otros avisos aparecen en medio del juego en la parte inferior de la pantalla, a veces con sonido grabado de hinchadas que llevan a pensar que justo en el aviso algo está pasando; vi uno en que además de la marca entraba una pelotita saltando, que se confundía con la pelota que estaba en el juego. Y la novedad en estos Juegos Olímpicos es la intercalación de avisos de ese tipo con imagenes de público de fondo, pero ¡grabadas de otro cotejo!, por lo que se distorsiona la trasmisión al generar la ilusión de que esa gente está ahí viendo ese partido y en ese momento anímico de las acciones, cuando en realidad no tienen nada que ver.

– Publicidad en las señoritas que se ponen detrás de los que hacen declaraciones para la televisión, en las paredes de las conferencias de prensa, en los micrófonos de los cronistas, en las gorritas de algunos directores técnicos…

En la televisión, todo esto se suma a …

– conductores que en medio de presentaciones se ponen a hablar de un producto,

– entrevistadores que intercalan avisos entre las preguntas,

– cómicos que meten propagandas como parte de los diálogos de sus personajes,

– logotipos gigantes pintados en la cancha del rugby, toda clase de promociones en el automovilismo, más gorritos en el tenis…

Aparecen avisos por correo, por volantes bajo la puerta y en la calle, en llamados telefónicos, en mensajes de texto, por correo electrónico, por fax, en carteles electrónicos en el colectivo, en todo medio de comunicación comercial, pegados en columnas de alumbrado, en los taxis por afuera y por adentro, con las facturas de servicios, en medio de las películas, en los recitales… ¡Basta!

Un toque para los medios de comunicación:

¿Se les ocurrió sumar cuántas páginas suma el contenido publicitario de Clarín, por ejemplo, un sábado?

¿Alguna vez vieron en ése o en otro gran diario alguna nota sobre las condiciones de trabajo y remuneración de los trabajadores de los supermercados o de las grandes firmas de electrodomésticos? ¿No? ¿Alguno piensa que es porque no hay nada para decir sobre eso?

Anuncios
Explore posts in the same categories: Nobleperiodismo/putaprensa

Etiquetas: , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

3 comentarios en “La contaminación publicitaria nos ahoga”

  1. aldi Says:

    vine derechito a leer esta nota porque justo hoy al salir de un subte y escuchar la voz de una mujer comentando los efectos de un producto (la voz estaba altiiiisima) le decía a Pablo esto de que nos meten publicidades por todos lados..

    lo de los celulares es una de las cosas que más me preocupa.. ya no nos podemos escapar ni quedándonos en casa!

  2. stefanie Says:

    ¿SON LAS VALLAS PUBLICITARIAS UNA CAUSA DE CONTAMINACION VISUAL EN LA CIUDAD? DESARROLLO DE ESTRATEGIAS DE COMUNICACION PARA REALIZAR UNA PUBLICIDAD EFECTIVA EN MEDIOS EXTERNOS
    para mas informacion visite:
    http://www.cib.espol.edu.ec/bivir/tesis.asp?tco=2B425D5F585F5F4F4F4F4F4F4F


  3. […] La contaminación publicitaria nos ahoga agosto, 2008 2 comentários 5 […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: