Sobre el racismo en el deporte

Reproduzco algunas opiniones sobre el vergonzoso incidente del árbitro que dijo “bolivianos” a jugadores jujeños, y del dirigente que se ofendió por el “insulto”.

Gladys Gaspar (diario_lomas_91@hotmail.com). Como jujeña entiendo el enojo del señor Ulloa, presidente de Gimnasia y Esgrima de Jujuy. El enojo no es por lo de “jugadores bolivianos’, el enojo pasa porque muchas personas que creen ser muy argentinos son personas discriminatorias e ignorantes. Quizás nos discriminan por ser de piel morocha y tener los rasgos de nuestra raza nativa. Y por creer y tener tradiciones parecidas a nuestros hermanos bolivianos”.

Juan Pérez (juanperez-945@hotmail.com). Con dolor escuché el comentario del árbitro Laverni, quien dirigió el partido de Gimnasia de Jujuy ante Argentinos y a modo de insulto llamó ‘bolivianos’ a los futbolistas jujeños. Soy jujeño y como maestro me ofrezco para enseñarle geografía, porque parece le enseñaron que la Argentina termina en la General Paz. Por lo visto, los jujeños sabemos más que él. Sabemos en lo referente a esta provincia, que termina en un riacho que desemboca en el río Bermejo, y separa las localidades de La Quiaca, en Argentina; y Villazón, en Bolivia. Como decía Minguito: ‘Garrá lo libro, que no muerden’.

Ariel Scher (ascher@clarin.com), fragmento de su artículo en Clarín. (…) ¿Qué pasa? ¿Es racista el deporte? ¿El deporte, justo el deporte, que en países como la Argentina funcionó como un gran aglutinador para fundar clubes con gente que venía de tantas geografías? Las preguntas duelen y las respuestas no son idénticas. Un sociólogo alemán especializado en el tema, Volker Rittner, sostiene que en estos actos no suele haber racismo de fondo, sino una búsqueda de provocación hacia los otros. Sin embargo, el experto español Javier Durán González replica que la provocación es apenas una de las posibilidades y que hay, en el deporte, un racismo impulsivo, sostenido en la ignorancia, y un racismo institucional que segrega desde estructuras y decisiones de poder. O sea: no es floclore. Los racismos repetidos implican mucho más. Y, sin cerrar otras hipótesis, acaso habría que preguntarse si es casual que el racismo manifestado en el deporte recrudezca en esta edad en la que muchos lugares y también en la Argentina sobran voces que empujnan el odio a los inmigrantes (…).

Anuncios
Explore posts in the same categories: Los unos y los otros

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: