Archivo para noviembre 2008

Crónica TV no tiene perdón: dio imágenes del suicidio en horario de protección al menor

23 noviembre 2008

Es repugnante lo que son capaces de hacer algunos tipos por una supuesta “primicia”. Crónica TV, que por otros motivos he elogiado en ciertos aspectos, cayó en la barbaridad de trasmitir la grabación del suicidio del ex comisario Ferreyra sin importarle siquiera el horario de protección al menor.

Reproduzco a continuación el repudio del Foro del Periodismo Argentino (Fopea), que integro.

Ante la difusión y reiteración de imágenes del suicidio de Ferreyra

Ante la difusión periodística de lo acontecido con el ex comisario Mario
Ferreyra, quien se suicidó ayer en Tucumán, Fopea ratifica la necesidad de
que se discutan el marco ético y profesional de la actividad de los
profesionales de la prensa.
La transmisión y reiterada reproducción del hecho por un canal de cable,
que filmó toda la secuencia, implica la vulneración de principios
reconocidos e indiscutidos en la tarea de una cobertura informativa y de
pautas legales específicas referidas a la protección del menor. La
principal responsabilidad en este sentido recae sobre la empresa que
decide su puesta en el aire, más aún al no haber sido una transmisión en
vivo y en directo. La misma cuota de responsabilidad alcanza a las otras
empresas que deciden difundir la secuencia del suicidio en distintos
soportes tecnológicos.
Fopea reitera su convencimiento de que la muerte (en cualquier
circunstancia, incluso autoproducida en forma voluntaria) es un acto
absolutamente privado e íntimo. En ese contexto, deben ser respetados
todos los involucrados y sus reacciones y sentimientos previos y
posteriores.
Entre los principios éticos que promovemos desde Fopea para el ejercicio
profesional, sostenemos que el periodista debe respetar la privacidad de
las personas, así como debe evitarse la publicación de suicidios.
Además, específicamente en lo referido a la labor profesional, Fopea
insiste en que el rol del periodista no es, no puede ni debe ser
confundido como sustituto de las funciones de los negociadores capacitados
en situaciones de crisis o de profesionales de la salud mental, que están
especializados adecuadamente para interactuar con personas en conflicto
legal o emocional.

Anuncios

De noche y por el bosque

22 noviembre 2008

El cronista noctambulante fue esta vez a la Reserva Ecológica en la Costanera Sur. Aquí está el artículo que preparé:

Una noche en el refugio silvestre y fábrica de oxígeno de Buenos Aires

Buenos Aires, 15 de noviembre de 2008.- La salida de la luna se esperaba para las 23. Las treinta personas descansaban en silencio aunque expectantes en la húmeda oscuridad del bosque. Nadie mencionó la palabra miedo. Los tres niños estaban contenidos, abrazados a sus madres.

De pronto, se iluminó el tronco de un árbol y se oyó una voz de mujer: “Éste es un buibé“, dijo. Era Milena, una estudiante de biología y guía que con su linterna mostraba la flora nativa atesorada en la Reserva Ecológica de Buenos Aires, sobre la costa del Río de la Plata, en una de las visitas nocturnas que pueden hacerse allí gratis todos los meses.

“Al bosque de buibés sólo está permitido venir con guía. Habrán notado que sólo se oyen los sonidos interiores del bosque. De afuera sólo llegan la bocina de algún bargo o el motor de algún avión”, añadió.

Uno de los presentes, anónimo en la penumbra, comentó que uno de su calle dice conocer a un tipo que afirma haber escuchado aquí cierta vez un gol de Boca en La Bombonera, pero admitió no tener pruebas.

Esa noche lo que oían eran cantos de grillos y sonidos de otros insectos que no pudieron reconocer, un aleteo fugaz, el llamado de un ave nocturna y ramitas quebradas bajo el pie de algún homo sapiens, integrante del grupo de visitantes para más datos. Si otros pensaron en otra causa, no lo confesaron.

Todos sabían que en la zona hay cuises, lechuzas, comadrejas, víboras, murciélagos, lagartos, sapos y mil bichos más. Mosquitos también, pero no fueron tantos como temían los cobardes que apestaban a repelente.

“Esta especie está perfectamente adaptada al ambiente pantanoso”, abundaba Milena, mientras sacudía otro buibé y varios visitantes se turnaban para apoyar una oreja en el tronco.

“Se oye como agua adentro”, dictaminaron unánimes. “Parece pero no es -los decepcionó la guía-. Es el ruido del roce de las ramas con otros árboles. Como es tan hueco, se trasmite por el tronco”.

El contingente se puso en marcha nuevamente en fila india y siempre en silencio por un serpenteante sendero donde las plantas rozaban los cuerpos sin respeto. “E la luna, non arriva?”, inquirió una dama extranjera con sombrerito y zapatillas blancas.

Del bosque, donde las copas llegaban a ocho metros de altura, el grupo pasó a vegetación paulatinamente más baja, coronada de plumerillos de cortaderas, atravesó un sector de matorrales con olor a quemado de viejos incendios y llegó a una despejada costa.

Se produjo entonces el clímax de la experiencia. La luna llena emergía del este y se reflejaba como en un espejo roto en las aguas del Plata encrespadas por un viento limpio y fresco.

El grupo se desparramó en bancos y en el césped y disfrutó largos minutos la maravillosa postal natural, adornada por los destellos azules de las boyas del canal de acceso al puerto de Buenos Aires, mientras a lo lejos veía pasar el barco de Colonia.

Habían pasado tres horas desde el inicio de la excusión a la vista de otra maravilla, ésta producto del arte: la Fuente de las Nereidas, de Lola Mora, en la Costanera Sur, referencia para el más elegante balneario del país del Centenario que, en esta otra Argentina de vísperas del Bicentenario, permite encontrar el ingreso a este pulmón urbano de 370 hectáreas.

Como cada viernes de luna llena, los más de 200 visitantes con mayoría de mujeres y edad promedio superior a 40 años, que previamente se habían inscripto en el 0800 999 2727, fueron organizados en grupos de treinta.

La marcha comenzó por el Camino de los Lagartos, un ´pólder´del ancho de una calle formado por escombros de casas demolidas para construir las autopistas en tiempos de dictadura, cuando los planes para la zona, luego abandonados, eran erigir allí una ciudad satélite.

Esas barreras aceleraron la acumulación de sedimentos del río y embalsaron el agua de lluvia en lagos que hoy, tal vez por el cambio climático, mutaron en pastizales. Fue en ese punto que Milena hizo, como al pasar, la revelación de la noche: “Las plantas crecieron solas, los animales vinieron solos”, dijo imperturbable.

El resultado fue tan ecléctico como la misma Buenos Aires. Los frutos de las simientes que trajeron el río, el viento y las aves se mezclan ahora con los efectos de intervenciones humanas, involuntarias o deliberadas pero en ningún caso centralmente planeadas.

Hoy es posible encontrar flora nativa como la perfumada anacahuita, que las abuelas sabían aprovechar para hacer un té bueno para la garganta; o el ceibo, con su trágica leyenda del amor imposible de la guaraní Anahí por un español, junto con asiáticos fresnos.

Hay álamos norteamericanos que conviven con nativos talas, de características ramas en zigzag; con sauces criollos, cuya corteza suministraba la sustancia para la bayaspirina  antes de que el hombre aprendiera a copiarla en laboratorios, y las tipas, que “lloran” por efecto de las cochinillas que las parasitan.

Ahí están también palmeras del Mediterráneo y el curupí, con sus jugos pegajosos que permitieron inventar la plasticola y su divertida leyenda de albergue del duende que embarazaba chinas cuando los gauchos estaban de arreo.

Y se ven otros exponentes del ambiente de llanura pampeana o sobrevivientes de la selva en galería que antes de la colonización cubría la costa, desde la barranca hasta los albardones de resaca, y daba refugio hasta al hoy casi extinto yaguareté.

También la fauna exhibe hoy diversidad de orígenes, con especies que vinieron volando, flotando por el río a bordo de camalotales o en huevos adheridos a las patas de los pájaros, y otras que simplemente son como una contaminación de la ciudad: perros abanconados o fugados, tortugas, aves exóticas.

En total, el lugar alberga a 250 especies de aves, nueve de anfibios, 23 de reptiles, diez de mamíferos, 50 de mariposas y 245 de plantas.

A esa altura, el contingente ya estaba preparado para ver la gran prueba, la irrebatible señal de la virtud de la Reserva. En un árbol cuya especie no viene al caso, Milena enfocó una gran mancha gris verdosa. “Es un liquen, simbiosis de alga y hongo. Los líquenes son muy sensibles a la contaminación. Si éste está aquí es porque el aire es puro”, ilustró.

Cansado de la marcha, satisfecho por los conocimientos adquiridos, el grupo emprendió el regreso.

“¡Una luciérnaga!” gritó una mujer para alegría de todos. “Es increíble que tengamos que asombrarnos de esto”, filosofó otro visitante, mientras todos caminaban en dirección a los gigantes de Puerto Madero, la barrera en formación entre el ambiente del río y la ciudad que por ahora goza de sus buenos aires. (Raúl Queimaliños)

Por una vida sin violencia

21 noviembre 2008

El 25 de noviembre es el Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, instituido por las Naciones Unidas en 1999.

Por supuesto que esta bitácora adhiere decididamente a ese objetivo universal. Y para contribuir a una mayor conciencia sobre el tema, se reproduce a continuación un excelente artículo de la educadora argentina radicada en México Rosana Lecay (rlecay1@gmail.com). Aquí va:

Por una vida sin violencia

México, noviembre de 2008. El Día Internacional por la eliminación de la violencia contra las mujeres, recuerda a tres mujeres dominicanas, las hermanas Mirabal, asesinadas por la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo, en 1960.

Las mujeres de todo el mundo son objeto de violación, de violencia doméstica y de otras formas de abusos y falta de respeto a sus derechos, y a menudo están ocultas la escala y la verdadera naturaleza de la cuestión.

Los actos violentos pueden dividirse en dos grandes categorías, según la relación entre la víctima y el agresor: violencia doméstica, que ocurre entre personas que comparten lazos de parentesco o de consanguinidad, y violencia social que ocurre entre individuos que no comparten esos lazos. La violencia domestica o de pareja se refiere a cualquier comportamiento de una persona dentro de una relación íntima que causa daño físico, psíquico, emocional o sexual a su pareja.

La violencia hacia el género femenino genera la mortandad constantemente, y no sólo sucede en países que se encuentran en vías de desarrollo, sino en todo el mundo. Las cifras alertan a la humanidad sobre las consecuencias de lo que es y ha sido la violencia hacia la mujer.

No existe un factor único que causa el maltrato. Hay factores individuales, como consumo de alcohol, depresión y trastornos de la personalidad y experiencia de maltrato en la niñez, factores de la relación, como inestabilidad matrimonial y presiones económicas, y factores comunitarios o sociales: marcadas desigualdades y normas, tradicionales de género, sanciones débiles de la comunidad, contra la violencia social y de género, debilitamiento del tejido social, fuentes inestables de apoyo social y para las mujeres.

La violencia en el ámbito doméstico es una de las causas más comunes de lesiones en la mujer, por encima de los daños producidos por robos, accidentes y violaciones.

Los problemas de la violencia hacia las mujeres denotan una constante ignorancia hacia el respeto de la persona humana. Y el asunto no sólo recae en el sexo opuesto sino en la sociedad en general. La violencia contra la mujer afronta no es una simple cuestión de género, sino de asunto de interés público.

Los números de la violencia denotan la ausencia de políticas públicas que favorezcan a las mujeres en general y a las mujeres marginadas y excluidas en particular, especialmente en asuntos cruciales como la salud sexual y reproductiva, la violencia doméstica y el abuso.

Las iniciativas para poner fin a la violencia contra las mujeres están destinadas a fracasar a menos que incluyan a los hombres y niños. Los hombres y los niños son un componente integral de la solución, así como del problema de la violencia contra las mujeres. Los talleres sobre género, nociones de masculinidad y violencia contra las mujeres son una herramienta importante para eliminar esta epidemia.

Los proyectos para combatir la violencia deben incluir la asistencia a las víctimas de la violencia doméstica, talleres sobre las causas de la violencia contra la mujer y cómo prevenirla y redes de apoyo para las víctimas de violencia doméstica, organizadas con la colaboración de las autoridades.

El compromiso ciudadano debe ser total para construir una sociedad más justa e igualitaria. (Rosana Lecay)

Algo les debía de la Noche de los Museos

20 noviembre 2008

La Noche de los Museos, que fue el sábado pasado, se merecía una nota del cronista noctambulante,  pero como les conté estuve muy ocupado como padrino de bodas. Para no dejar el tema en blanco, reproduzco lo que reportó el Boletín Electrónico de los museos de la ciudad.

Quinta edición de La Noche de los Museos

 Con la presencia del Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, comenzó a las 21 hs. el evento central de La Noche de los Museos. La proyección del mítico filme mudo alemán “Metrópolis” (1927) de Fritz Lang concentró la mayor cantidad de gente frente a la ex Cervecería Munich, sede de la Dirección General de Museos, en la Costanera Sur. Como invitado sorpresa para el público estuvo Fito Páez que la gente supo reconocer por los acordes de “Ciudad de pobres corazones” y que tocó junto a La National Film Chamber Orchestra la música en vivo que acompañó la proyección al aire libre.

Los museos y espacios más visitados fueron el Museo de Arte Español Enrique Larreta, el Museo Nacional de Bellas Artes, el MALBA, el Cruce de Artes (con la novedosa exhibición de skate art) y el Centro Cultural Recoleta. También convocaron una gran cantidad de público los edificios de las Instituciones de Gobierno como el Palacio de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, el Museo Casa Rosada y el Palacio del Congreso Nacional.

Las líneas de colectivos que gratuitamente trasladaron al público asistente a La Noche de los Museos se vieron colmados por gente que exhibía el pase libre y se creaba su propio recorrido con la ayuda del mapa guía del evento.

Además de los múltiples medios que cubrieron el evento, un grupo de radioaficionados transmitió en vivo desde la Dirección General de Museos todas las instancias de La Noche de los Museos, comunicando al país con la Ciudad de Buenos Aires.

A las 19 hs., el Ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi, dejó oficialmente inaugurada La Noche de los Museos en la futura sede del Museo de Esculturas Luis Perlotti. A una hora de iniciado el evento las 120 instituciones participantes habían recibido cerca de 40.000 visitantes. Pasadas las 22 hs. la cifra se incrementó considerablemente, alcanzando las 150.000. A medianoche los museos y espacios de arte llevaban contabilizados casi 300.000 personas, que pudieron disfrutar de las diferentes actividades que se proponían: bailes en la calle, música electrónica, comidas típicas, talleres de arte, etc.

Pasadas las 2 de la madrugada, cuando el evento terminaba y mientras los jóvenes todavía bailaban en la Costanera Sur con DJ Javier Zuker y otros, 454.000 visitantes habían disfrutado de la quinta edición de La Noche de los Museos en Buenos Aires, 40.000 personas más que el año pasado.

Una obra municipal inoportuna arruina una fiesta popular

19 noviembre 2008

Pasa en el barrio porteño de Villa del Parque, donde vivo, que acaba de celebrar su Centenario. Mejor dicho, todavía lo está celebrando, con actividades especialmente programadas por las instituciones de la zona.

Sin embargo, una de las más bonitas, coloridas y concurridas -más de cinco mil personas cada año-, la Fiesta Alemana, acaba de arruinarse, justo para el Centenario. Esta es la noticia que preparé al respecto:

Una obra impide tradicional Fiesta Alemana en Villa del Parque

Buenos Aires, 18 de noviembre de 2008.- La Fiesta Alemana anual que se celebra en el barrio porteño de Villa del Parque no tendrá edición 2008 debido a que una obra en la plaza que le sirve de escenario impide su realización en condiciones seguras, informaron hoy los organizadores. 
   Se trata de la celebración que desde principios de los ’90 realiza una asociación de inmigrantes y descendientes alemanes en consonancia con la  Bierfest (Fiesta de la Cerveza) de la tradición germana, a la que se han ido sumando otras colectividades. 
   La obra en cuestión es la peatonalización del tramo de la calle Ricardo Gutiérrez al 3100 que separa la plazoleta Alberto Williams del edificio de la estación Villa del Parque del ferrocarril San Martín, una de las varias reformas urbanas de este año en que se extrajo el empedrado de adoquines y que había sido reformada íntegramente en 2007, incluida la plaza y las cañerías sanitarias. 
   “Tras un exhaustivo seguimiento de la obra en la plazoleta Williams, observando que los trabajos debieron modificarse respecto del proyecto inicial, y sin tener por parte del gobierno de la Ciudad alguna certeza acerca de la finalización, se ha decidido la no realización de la Fiesta Alemana”, comunicó la Sociedad Educacionista Alemana de Villa Devoto y Villa del Parque. 
   La decisión ya fue comunicada oficialmente a los casi 500 alumnos del Instituto Schiller (Schiller Schule), fundado en 1916 por esa asociación, que es el motor del acontecimiento. 
   La fiesta, la única en su tipo en el ámbito porteño, es habitualmente declarada de interés municipal por la Legislatura, y su edición decimosexta, ahora frustrada, tenía el valor adicional de que formaba parte de la celebración del Centenario de Villa del Parque, cumplido el 8 de noviembre pasado. 
   “Consideramos que el Instituto no puede ofrecer un espectáculo abierto al público sin las debidas condiciones de seguridad de nuestros hijos y demás asistentes”, explicó la entidad. 
   Agregó que se hicieron “todo tipo de gestiones sin obtener respuestas satisfactorias por parte del Ministerio de Planeamiento del Gobierno de la Ciudad respecto del avance y finalización de la obra”. 
   La Fiesta Alemana incluye el tradicional desfile en torno de la plaza de todos los alumnos del Schiller, grado por grado, desde la sala de jardín de infantes de 2 años, y su actuación en un escenario, en el que también se presentan grupos de danzas y una orquesta. 
   Además se montan puestos de comida, repostería, bebidas, artesanías y souvenires de Alemania, y se despliegan banderas, estandartes y escudos, que dan a la zona por algunas horas el aspecto de una aldea germana. 
   La fiesta “constituye una muestra del esfuerzo de la comunidad para mantener viva una tradición de muchos años, y ya no sólo posee un nombre propio sino que simboliza la identidad de nuestra institución pasando a ser parte de uno de los acontecimientos más esperados del barrio de Villa del Parque”, resaltó la entidad. (
Raúl Queimaliños)

Demasiada muerte por accidentes de tránsito

18 noviembre 2008

El domingo pasado fue el Día Mundial por las Víctimas de los Accidentes de Tránsito, y les recuerdo que en la Argentina mueren 22 personas por día por esta causa. Al respecto quiero adherir con dos cositas:

Una, contarles lo que propone una chica de 17 años que para mí es un ejemplo por no quedarse de brazos cruzados; dos, hacerme eco de la Asociación Luchemos por la Vida y su prédica para reducir tanta muerte evitable.

 Primero reproduzco una carta de lectores tomada de Clarín el 10 de noviembre:

“Estamos cansados de escuchar una tragedia tras otra por el tema del alcohol en el manejo. Me enorgullece saber que mis amigos y yo, de 17 años, queremos hacer algo al respecto. Uno suele escuchar expresiones como ‘¿por qué justo me va a pasar a mí?’, pero nos damos cuenta de que el próximo fin de semana puede llegar a ser mi turno o el de un amigo.  Al no tomar alcohol antes de manejar, estás salvando tu vida y la del otro. Los jóvenes creemos que la tenemos clara y pensamos que unas cervezas de más no nos van a afectar en lo absoluto al manejar. Es hora de tomar conciencia de nuestros actos y hacer algo para contagiar a los demás. Necesitamos la colaboración de alguna empresa para realizar calcomanías que digan ‘Si tomás y manejás, matás’. Debemos plagar los autos con estas calcomanías. No pretendo cambiar el mundo, pero siempre nos quejamos y nunca actuamos. Agustina Giudici (agustina_giudici@yahoo.com.ar)”

 Ahora el mensaje de Luchemos por la vida:

“Queremos recordar en este día a las más de 78.000 personas  que murieron en la Argentina en accidentes de tránsito en los últimos 10 años, así como a las víctimas que los precedieron. Ninguna guerra ni catástrofe o desastre natural produjo semejante tragedia, a la que hay que sumar miles de discapacitados y más de un millón de heridos.

“Pero el mejor homenaje que como sociedad se les puede brindar es hacer lo necesario para que estas muertes evitables no ocurran nunca más. 

“Para trasformar estar realidad tal como lo están haciendo exitosamente los países más civilizados,  es imprescindible  un cambio de comportamiento de cada uno, priorizando la vida y la seguridad propia y ajenas. Pero más allá de la responsabilidad individual que nos cabe, y del esfuerzo que viene realizando la asociación Luchemos por la Vida (LxV) desde hace 16 años con una campaña permanente  de concientización y educación vial en televisión, radio y otras muchas actividades relacionadas, el Estado tiene una responsabilidad indelegable. Por ello, como desde hace años, reiteramos nuestro reclamo:

“La seguridad vial debe ser una cuestión de política de estado; debe tener un lugar destacado en la agenda del gobierno, de las autoridades nacionales responsables del tema y su puesta en práctica, y un lugar en el presupuesto nacional destinado a invertir en la seguridad vial”. (http://www.luchemos.org.ar)

Tuve un intercambio muy interesante sobre imputabilidad de menores

17 noviembre 2008

A raíz de mi posición reacia a bajar la edad de imputabilidad penal de los menores, tuve un intercambio interesante con algunas personas que piensan lo contrario y supieron expresarla con sinceridad y respeto.

Fue por mail, porque prefirieron no dejar su posición en esta bitácora. Sin revelar sus identidades, voy a aprovechar sus argumentos, muy comunes en mucha gente honestamente preocupada por este problema, y compararlos con los míos, con afán de contribuir al debate.

  • Dicen: “Es un problema de vida o muerte. Con la vida no se jode”. Respondo: Estoy de acuerdo. Aunque si dicen eso deben prejuzgar que no pienso así. Es injusto.
  • Dicen: “Intentar justificar a personas, aunque sean chicos, que andan con armas y son capaces de bajar un cargador en la cabeza de alguien…”. Respondo: Justificar, de ninguna manera. Si pienso en ellos es para tratar de entender cómo llegan a eso. Es necesario saberlo para encontrar las causas que convierten a chicos en criminales y tratar de removerlas para que no sigan ‘fabricándolos’ y también pensar cómo tratar a esas personas para recuperarlas, porque no van a estar encerrados el resto de su vida.
  • Dicen: “Un chico lo es cuando juega en el parque, no cuando mata”. Respondo: un niño es un niño y un adolescente es un adolescente según su edad. No conozco otro criterio. Imaginarlos adultos es cerrar los ojos a un drama doble.
  • Dicen: “Los que piensan este tema en base al victimario, nunca  entenderán a los que pensamos en las víctimas y las familias, en el dolor y la justicia”. Respondo: Otro prejuicio injusto. Nadie minimiza la tragedia de las víctimas, el dolor de la familia ni el valor de la justicia, sólo que el drama no termina ahí. Un chico convertido en homicida, a menos que sea por enfermedad mental, es una víctima social: nadie nace criminal. Y su familia también sufre.
  • Dicen: “Son los mismos que para las víctimas de la Dictadura piden juicio y castigo y para la gente que mata por las calles pide libertad y derechos humanos”. Respondo: Esto ya es una enormidad de injusto. Primero pregunto si Uds. también piden juicio y castigo para los criminales de la Dictadura o son partidarios del “aquí no ha pasado nada”. Segundo, nadie, nadie de las organizaciones de derechos humanos pide para esos criminales trato diferente que el que fijan las leyes, con todos los derechos que consagran. Por ejemplo: nadie pide pena de muerte. Tercero, ¿insinúan Uds. que si alguien delinque ya no debe ser tratado como un ser humano en la Argentina? ¿Que se lo puede torturar o fusilar, por ejemplo? ¿Piensan que eso debe ser así sólo para los condenados o también para los simples sospechosos? ¡Ojo! Apenas se abre la compuerta… la ligamos todos.
  • Dicen: “Algunos buscarán las causas por las cuales un tipo se hace delincuente. Nosotros buscamos la justicia”. Respondo: Bueno, las dos búsquedas son necesarias para que la sociedad mejore. No buscar las causas es no preocuparse por corregirlas, es dejar que siga el problema hasta el infinito. Cambiar esas causas también es hacer justicia.
  • Dicen: “Buscamos la justicia para la víctima, aquélla que no tiene derechos humanos, que le dictaron la pena de muerte sin juicio previo, que le robaron la vida, la familia, todo”. Respondo: Estoy de acuerdo. Los crímenes no deben quedar impunes. ¿Por qué se les ocurre que yo no quiero eso?
  • Dicen: “La Justicia (por el Poder Judicial), que ya la han destruido, poco puede hacer ni mucho intenta”. Respondo: Yo también estoy disconforme con la eficacia de la justicia y de su brazo, la policia. Igual hay que exigirles que hagan más. Y que el Ejecutivo trabaje más en las causas.
  • Dicen: “El que tiene hambre roba comida. No asesina a nadie”. Respondo: El que tiene hambre busca, pide, revuelve hasta la basura, vende sus cosas o su sangre, se organiza con otros y reclama al Estado, algunas veces simplemente se enferma y se muerte por el hambre, y en algunos casos, sólo en algunos casos porque si no todo hambriendo es sospechoso, puede llegar a robar, comida u otra cosa, y ahí en algunos casos puede entrar en un tobogán, y si usa un arma, puede llegar a matar; y si se droga, aumenta el riesgo de que lo haga. Buen punto parece que el hambre, además de ser injusto y violento en sí mismo, puede ser el inicio de muchos problemas. Hagamos algo juntos para que desaparezca el hambre. ¿O no les importa que haya hambrientos y que algunos mueran o vean enfermar y morir a sus hijos? ¿O piensan que no es crimen eso?
  • Dicen: “Estamos hartos del discurso garantista”. Respondo: Las garantías son para todos nosotros. Defiendan Uds. también la vigencia de las garantías, porque si son abolidas y alguien toma por sospechosos a algunos de Uds o a mí o a cualquiera …

Por supuesto que el tema da para más. Ya seguiremos.