Origen rebelde y pretensión artística del graffitti

Rosana Lecay (mi corresponsal de lujo en México) se luce con otra nota sobre cultura urbana contemporánea.

 

El graffitti, diversión y arte ciudadano

 El graffitero y su mascota

Damley, de 13 años, pinta desde los 8.

México, 9 de enero de 2009.- Cierto misterio sobre las motivaciones de su producción y discrepancias respecto de la aceptación como forma de expresión  genera el graffiti.

Muchos estudios intentaron explicar el origen de este fenómeno, y sobre todo su filosofía.

La mayoría de estos estudios presentan resultados con sesgos tendenciosos respecto al graffiti y a los que los producen.

Señalan al graffiti como una expresión de inconformidad y rebeldía que llevan a cabo personas antisociales, inadaptados ó jóvenes viciosos.

Pero para comprender y analizar las causas de la existencia de este fenómeno, no podemos encasillarnos en los clichés que la sociedad tradicional nos presenta.

Resulta apropiado asumir un mayor compromiso y recurrir a las vivencias y sentimientos de un escritor, evitando la generalización y asumiendo que cada persona tiene diferentes motivaciones y objetivos.

El graffiti, como cualquier tipo de arte, es impulsado por la necesidad de expresarse y por la búsqueda de reconocimiento, para dejar una huella particular en el paso por la tierra.

Pero puede haber algo más. Y para conocer ese plus, es necesario hablar con quienes practican el graffiti.

Mientras anoto sus respuestas, sus ojos se clavan en mi cuaderno, y espera con la boca entreabierta la próxima pregunta.

Damley es nombre de escritor. Tiene 13 años y pinta graffitis desde los 8 porque sintió atracción por los diseños y por las letras que se utilizaban.

Cuando lo inquiero sobre los tipos de graffitis, le brota una emoción evidente. Comenta que el graffiti ilegal es más rápido, y por lo tanto menos preciso, y el graffiti legal suele ser más artístico y perfecto, dado que no hay que salir corriendo al ser descubiertos.

Sus ojos brillan con cierta malicia cuando relata que alguna vez pintó graffitis ilegales, una vez en el baño de la exclusiva escuela a la que asistía, y otra en la parte trasera de los edificios en los que vivía, junto con unos compañeros de escuela.

Ambos eventos tuvieron repercusiones indeseadas, pues recibió la reprimenda de sus padres, y además tuvo que borrar sus obras. Por eso decidió dedicarse a pintar legalmente.

Aún tiene manos de niño, y me intriga por qué le cautiva esta forma de expresarse. Cuando me contesta vuela sus ojos como soñando.

Me dice que le atrae la combinación de colores, la posibilidad de hacer diseños propios y de expresar libremente sus sentimientos.

Damley se ha informado a través de internet sobre el graffiti. Se siente identificado con famosos graffiteros como Cope de Puerto Rico, Plus de México y Seen de Estados Unidos.

Le provoca mucha emoción pensar que muchas personas verán sus obras, y que con ellas puede alegrarles la vista a quienes vayan aburridos en el tráfico con un buen diseño y no con puros rayones.

Noté que está bien informado respecto de los orígenes del graffiti, que según la información consultada, inició como algo destructivo, pero evolucionó hasta ser considerado arte urbano.

“Me gustaría presentar mis obras en una galería. El graffiti es una forma de diversión y arte a la vez. Me gustaría que hubiera concursos y jornadas de graffitis, para que los que lo practicamos, pudiéramos intercambiar técnicas y experiencias”, dijo Damley, mientras acariciaba a Goyo, su perrito.

Rosana Lecay (rlecay1@gmail.com)

Anuncios
Explore posts in the same categories: Gente que disfruta

Etiquetas: , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

One Comment en “Origen rebelde y pretensión artística del graffitti”

  1. silvia Says:

    El arte es arte. Siempre. Y vos sos una mujer sensible, que, por lo que veo, encontrás el arte dónde está, en cualquier lugar.
    El arte no depende de la edad, ni de las personas, pero si de nuestra alma, de lo que sentimos y te digo que a veces, envidio (porque envidio lo que amo) a esa gente que tiene la capacidad de plasmar en una pared mucho más que sentimientos.
    Me encantó lo que escribiste y me encantaría que ese niño hermoso ,pudiera mostrarle a la gente lo que puede hacer, para que se dieran cuenta que hay mucho más de lo que se ve, cuando alguien quiere ver…
    Dejémoslo así.
    Es genial.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: