Archivo para julio 2009

Carta de Pérez Esquivel al obispo de Honduras que apoyó el golpe

31 julio 2009

A la Iglesia de Honduras y al Cardenal Oscar Andrés Rodríguez

Por Adolfo Pérez Esquivel

El golpe de Estado en Honduras, desatado por la dictadura militar y sus cómplices, trajo muerte, cientos de detenidos, periodistas perseguidos y apresados, confiscados sus equipos y violado los derechos humanos.

Esta situación lleva a preguntarle al Cardenal Rodríguez, al dictador Micheletti y sus secuaces: ¿Es esto lo que esperaban? ¿Asesinar a personas indefensas, suspender las garantías constitucionales del pueblo, apresar y reprimir a quienes reclaman sus derechos y la restitución del presidente Zelaya en sus funciones?

Cardenal Oscar Andrés Rodríguez: el camino que has elegido, de ser cómplice de la dictadura militar, no es el camino del Evangelio. No puedes estar en contra de tu pueblo y permitir la violencia y represión que, en nombre de la supuesta seguridad y del derecho, comete graves violaciones, precisamente, de los derechos humanos.

El pastor que abandona sus ovejas y permite las atrocidades y apoya la dictadura para defender sus intereses económicos y políticos, no es digno de ser reconocido como Pastor de Cristo y por su pueblo.

En América Latina tenemos una larga y dolorosa historia de dictaduras militares y complicidades de jerarquías eclesiásticas, que estuvieron al servicio de la opresión y fueron cómplices de la muerte y desaparición de personas, de torturas, para imponer el terrorismo de Estado.

Lamentablemente esa actitud continúa en varios países, como el comportamiento del Cardenal Terrazas en Bolivia, que se alió y apoyó a los golpistas para intentar derrocar al Presidente Evo Morales.
 
En Venezuela la Jerarquía eclesiástica apoyó el golpe militar contra el Presidente Hugo Chávez.
 
Escuché tus declaraciones contra el presidente venezolano. Tienes el derecho de disentir, pero no el de difamar. Nunca escuché tus declaraciones para condenar la intervención de Estados Unidos, en tu país y el continente, o sobre las atrocidades cometidas en Colombia y la incursión armada contra el pueblo hermano del Ecuador.

Gracias a Dios, hay signos de esperanza y horizontes de vida y dignidad, de hermanos y hermanas que, fieles al Evangelio y a su pueblo, se comprometen y luchan por un mundo más justo y humano y muchos de ellos dieron su vida para dar Vida; son los mártires de la iglesia que nos enseña a seguir el camino de Cristo.

¿Recuerdas a nuestro hermano Monseñor Romero, en El Salvador? Bien sabes que Honduras es un país con un largo historial de intervenciones de EE.UU. apoyado por grupos económicos, políticos y eclesiásticos.

Hoy esos mismos grupos de poder, con la complicidad del embajador de los EE.UU. en Honduras, quien confiesa que estuvo reunido con los golpistas, se oponen a las reformas que propuso el Presidente Zelaya y deciden dar el golpe de Estado para negar la Consulta Popular.

 ¿A qué le tienes miedo, hermano Rodríguez? ¿A tus propios miedos? ¿A la Consulta Popular para que el pueblo decida el camino a seguir? ¿Tienes miedo a los pobres, que participen y quieran adherir al ALBA y no someterse al TLC que es mayor dependencia de los EE.UU. y que esa decisión afecte los intereses económicos de aquellos que siempre oprimieron al pueblo hondureño?

Recuerda que Honduras tiene el 70 % de la población en la pobreza y el 58% bajo el nivel de pobreza, situación provocada por la injusticia social y estructural. Al recurrir a la violencia contra el pueblo para sostener la situación de injusticia estructural y social, la situación se les ha vuelto incontrolable. Están como el “aprendiz de hechicero”, ya no saben cómo pararla.

La comunidad internacional les reclama el inmediato regreso del presidente Zelaya. La OEA, la ONU, sectores sociales, políticos y religiosos, como los Obispos de Brasil, Don Pedro Casaldáliga y Demetrio Valentín, reclaman la vuelta a la legalidad y respetar la voluntad del pueblo.

Escucha la voz del obispo de Copán, de tu tierra, las miles de voces de todo el continente y el mundo, que rechazan la dictadura.

Si el presidente Zelaya cometió un delito, o cualquier falta, el país tiene la Constitución Nacional y las leyes vigentes para determinar su responsabilidad. Pero ustedes impiden aplicar la ley y recurren al golpe de Estado. Y pretenden disfrazar sus crímenes con palabras vaciadas de contenido.

Hablan del Derecho y de la Constitución, de la dignidad humana y los violan y contaminan, y responden reprimiendo al pueblo, provocando muertes y heridos.

¿Por qué tantas contradicciones y falta de valores? ¿Qué tienen que ver esas atrocidades con el mensaje de Cristo? Espero que en tus oraciones Dios te guíe e ilumine, porque estás perdido en la maraña de la incertidumbre. ¿Hasta cuándo piensas seguir de inquisidor, apoyando a los verdugos que implantaron el terror y asumieron el poder en tu tierra?

¿Tienes conciencia que el golpe de Estado en Honduras es un peligro para la democracia en el continente? El pueblo tiene derecho a la resistencia frente a las injusticias, a no cooperar con los opresores, a desconocer a quienes usurparon el poder. Y los gobiernos y pueblos latinoamericanos tienen la responsabilidad de desconocer a un gobierno ilegítimo y represor.
 
Muchos años de lucha y sufrimiento implantado por las dictaduras en todo el continente nos enseñaron en el dolor, que es preferible morir como hombres y mujeres libres, que vivir como esclavos. Porque la esperanza siempre nos muestra un nuevo amanecer para la vida y dignidad de nuestros pueblos.

Hay que resistir en la esperanza, hermano Rodríguez, y esa esperanza está caminando junto a los pueblos y nunca en el camino de los opresores. Tienes que optar, como hombre y como pastor: servir a Dios y a tu pueblo, o servir a los opresores y poderes de turno. Son muchas las preguntas. Tú tienes la respuesta.

“Sólo la Verdad nos hará libres”. Que el Dios de la Vida te guíe e ilumine y en su Paz y Bien.
 
Adolfo Pérez Esquivel
Premio Nobel de la Paz

Policía porteña y protesta social, mal pronóstico

30 julio 2009

Lo digo ahora y ojalá me equivoque, pero el nacimiento de la policía porteña, teniendo en cuenta quién es y cómo piensa Mauricio Macri, huele a represión de la protesta social y, perdón si sueno tremendista, temo que por este camino pronto tengamos más Kosteki y Santillán.

Uno de los mayores logros de derechos humanos de la era K, con todos las críticas que puedan hacérsele a los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina, es que pese a la catástrofe social que sufre la Argentina, con una naturalmente alta conflictividad y protesta, no hubo muertos ni heridos graves en las manifestaciones porque se evitó reprimirlas, se permitió que expresaran la bronca y sobreviniera el desahogo. Es una política sabia, humana, máxime teniendo en cuenta que no hay miras de que el actual paisaje social vaya a modificarse en los próximos años.

La democracia tiene una trágica lista de víctimas de excesos policiales, de monstruos que emergen para matar al amparo de órdenes diseñadas con lenguaje inofensivo como “restaurar el orden”. La lista se inicia con el obrero Víctor Choque, muerto por una bala policial en Tierra del Fuego en tiempos del mismísimo Raúl Alfonsín, y llega a Maximiliano Kosteki y Darío Santillán en el gobierno de Eduardo Duhalde, con un hito terrible el 19 y 20 de diciembre de 2001, con más de 30 muertos, donde hasta guardias privados de un banco liquidaron manifestantes.

Más acá hay que computar, pero sin responsabilidad de las autoridades nacionales, el asesinato por otro policía del profesor Carlos Fuentealba en el Neuquén de Jorge Sobisch, que supuestamente sólo mandó a despejar la ruta en la que manifestaban los docentes provinciales.

Ahora, el ministro porteño de Seguridad, Guillermo Montenegro, dice que se hará respetar el derecho de los automovilistas a la libre circulación. Y estoy seguro de que muchos lo aplaudirán, de modo que cuando efectivamente haya una tragedia también serán responsables.

Montenegro dice que hay derecho a protestar como hay derecho a circular. Y que quienes tienen que protestar deben avisar primero. Y pone como ejemplo que se negoció muy bien con la CGT para organizar el acto del 1 de mayo.

A ver Guillermo, Willy querido: ¿Vos querés que gente que apenas pudo armarse una casilla en un basural, haga un trámite antes de echarse a caminar para gritar su desesperación? ¿Te parecen los obesos de la CGT representativos del drama social?

¿Les vas a explicar a los indigentes que el derecho a circular de los automovilistas es más importante que su derecho a tener alimento, trabajo, casa, educación, salud? ¿Cómo es la lógica por la cual sus derechos vitales no son respetados y ellos tienen que respetar tus ordenanzas para no entorpecer el tránsito? ¿Vos le vas a decir a familias que han perdido hijos por desnutrición que crucen cuando el semáforo les dé paso?

Guillermo Montenegro, Macri, ustedes sólo están haciendo demagogia con sus votantes que tienen auto, con el apoyo de medios como La Nación, América TV y Radio 10, que hablan de “caos” al menor embotellamiento por protestas sociales, y presentan como parte de la naturaleza la miseria y el hambre en una de las potencias mundiales de producción de alimentos.

Obama, Honduras, el golpe y la región

29 julio 2009

Pensaba criticar a Barack Obama por Honduras, por su actitud tibia ante los golpistas al cumplirse el martes un mes del derrocamiento del gobierno constitucional,  y ayer llegó una noticia que da esperanza:  Estados Unidos retiró las visas a funcionarios del régimen de facto hondureño. Un gesto, al menos. Veremos cómo sigue esta historia, sin olvidar que lo importante son los hechos más que las palabras.

Por empezar el derrocado presidente Manuel Zelaya, que acampa a estas horas en Nicaragua a pocos kilómetros de la frontera con su país, consideró que “es una medida correcta, pero debemos seguir insistiéndole a Estados Unidos para que apriete más a los golpistas y dé una demostración muy evidente de su repudio a este golpe de estado”.

Dos días antes, Zelaya le había reclamado más energía a Estados Unidos, y había instado a la jefa de la diplomacia norteamericana, Hillary Clinton, a “enfrentar la dictadura (de Roberto Micheletti) con fuerza para hablar bien del presidente Obama“, a lo que un portavoz de Hillary respondió exhortando a Zelaya a apoyar la mediación del presidente costarricente Óscar Arias, mientras dure.

En tanto, crece en la región la sensación de que el gobierno de facto se mantiene porque tiene algún apoyo en Washington, en algún sector poderoso con ingerencia en la política exterior. ¿El Pentágono quizás? Alguien da aire a los golpistas para que se sientan con fuerzas de continuar pese a tener literalmente a todo el mundo en contra.

El viernes pasado, en Asunción, escuché en directo cuando el presidente de BoliviaEvo Morales, se preguntaba en la Cumbre del Mercosur sobre el origen del golpe hondureño:

Desde nuestro punto de vista es la presencia militar norteamericana en Honduras. No es posible que fuerzas armadas de Latinoamérica vayan como entrenamiento al Comando Sur (de Estados Unidos). Si no liberamos de eso a nuestras fuerzas armadas, estoy seguro de que van a seguir los golpes de estado. Y el Comando Sur tiene una base en Honduras. Son más de mil militares norteamericanos. Si el presidente Obama quiere que vuelva Zelaya, ¿por qué no presta la pista de ese Comando Sur que está en Honduras? Si un grupo de izquierdistas guerrilleros hubiera tomado el poder en Honduras, el Comando Sur y esa base no lo hubieran perdonado. Esta hipótesis demuestra que el imperio es parte del golpe de estado en Honduras. Creo en las palabras del presidente Obama, pero tenemos que retirar las bases norteamericanas de nuestros países”.

Por su parte, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, aportó su punto de vista el martes:

“Son los organismos de inteligencia los que fraguaron ese golpe, porque las bases militares de Estados Unidos habían salido ya de Panamá y se habían quedado sin bases (en la región), excepto la que mantienen por la fuerza en Cuba, en Guantánamo”, dijo Ortega.

Según el nicaragüense, Estados Unidos no quería que Zelaya convirtiera la base de Soto Cano (ex Palmerola) en un aeropuerto internacional, a raíz de un trágico accidente ocurrido en la terminal aérea de Toncontín en mayo del año pasado.

“Ellos no quieren perder la base y esto explica cómo se vinieron fraguando estos planes bajo otros pretextos”, adujo Ortega.

Más cine con la aguda guía de Sole

28 julio 2009

Sole, mi incansable crítica, y su equipo envían más recomendaciones para quedarse en casa y para salir un poco… las dos de cine. La primera termina este miércoles y vale la pena verla porque es lo nuevo en cine independiente:

  • Lo mejor del mundo (Por Fabricio Sanchís)

El cine independiente se ríe de sí mismo. Ése podría ser un buen resumen de Lo mejor del mundo. Debemos aclarar: no se trata aquí de una parodia de la producción cinematográfica que podríamos denominar “independiente” (y que podría aparecer en las bateas del videoclub como “cine arte”, “de autor” o algo así) sino de una sátira muy desopilante del mundillo del cine independiente, de sus problemas, sus personajes y sus estereotipos.

 Todo transcurre en una noche. Para celebrar el fin del rodaje, Jorgelina decide armar una fiesta en su casa para el equipo de producción. Una fiesta en la que van a pasar cosas raras. Contar más sería sacarle tensión a lo que la película tiene de thriller y, sobre todo, sacarle humor a lo mucho que tiene de hilarante. Particularmente notable es el “debate” sobre el peronismo.

Actualmente, la proyección de la película es precedida por algún espectáculo musical, teatral, circense o de otro tipo. En la función a la que yo asistí se presentó “Pollo rojo”, que armó un muy buen número combinando humor y acrobacia. Funciones siguientes ofrecerán otros espectáculos. Esperemos que sean igualmente buenos.

 Muy recomendable. Para reírse un buen rato.

Dirección y guión: Julián Lucero. Elenco: Juan Carlos Noodt, Jorgelina Uslenghi, Sol Rodríguez Seoane y otros. Funciones: Miércoles de julio a las 20, en La Castorera, Córdoba 6237, Ciudad de Buenos Aires.

  • Los puentes de Madison (Por Victoria Álvarez)

Hoy voy a reseñar un clásico, Los puentes de Madison, de 1995. Esta película cuenta la historia de un Amor (sí, con mayúscula). En este filme la paz y el aburrimiento de una tranquila ama de casa cincuentona que vive en una granja con su familia se ven alterados con la llegada al lugar de un fotógrafo del National Geographic. Entre ellos se desarrolla una atracción casi mágica pero, a la vez, imposible. El romance dura exactamente cuatro días, en los que la familia de ella hace un pequeño viaje, pero el amor dura toda la vida.

Si tiene ganas de ver una película de amor realmente buena, le recomiendo esta película. Las actuaciones de Meryl Streep y de Clint Eastwood son excelentes. También tengo que aclarar que es muy muy triste, para llorar mucho y terminar con los ojos hinchados. A veces llorar por una película es sano y catártico, pero también hay ocasiones, como una primera cita, en las que uno/a suele no querer elegir este tipo de películas.

Excelente.

Título original: The Bridges of Madison County. Guión: Richard LaGravenese, basado en una novela homónima de Robert James Waller. Dirección: Clint Eastwood.

Más recomendaciones de Soledad Castro Virasoro y su equipo en Http://resenasdecineyvida.blogspot.com

Canal 13-TN reportaron sobre pobreza. ¡Enhorabuena!

27 julio 2009

Quiero felicitar a los colegas Miriam Lewin y Sergio Elguezábal, de Canal 13, por el excelente informe trasmitido la semana pasada sobre la pobreza y el hambre en la Argentina, el país que puede producir alimentos para 300 millones de personas pero no alimenta suficientemente a millones de sus ciudadanos, y empezó el siglo XXI con generaciones de desnutridos crónicos, visiblemente disminuidos en su talla y en su capacidad cerebral.

Quiero felicitar a la colega María Laura Santillán que dedicó al mismo tema el último programa de Argentina para armar en Todo Noticias (TN). Y encima ahora veo que también lo tratará Santo Biasatti en Otro tema.

Tanto empeño de golpe me suena raro. No sé si hay una segunda intención del Grupo Clarín, propietario de ambas señales. Me quedo con la primera lectura: la pobreza, la indigencia, la miseria es el gran tema de la sociedad argentina. Celebro que esté en las pantallas.

Apostillas a la Cumbre del Mercosur en Asunción

26 julio 2009

Asunción. Ciudad pequeña, ajardinada, limpia, antigua, bilingüe, con necesidades básicas insatisfechas y con muchas 4×4, deteriorada, amable y respetuosa. Son 900.000 habitantes. El Gran Asunción, suma de la capital y los núcleos urbanos periféricos, 1.300.000. Todo Paraguay, 6 millones.

Arquitectura. En primer plano de la foto la histórica estación Carlos Antonio López, donde el ferrocarril paraguayo comenzó a correr en 1861.

El reto de Cristina. La presidente argentina llegó tarde, en medio del discurso inaugural de Lugo. Hasta ahí, todo “normal”, ya lo había hecho en otras cumbres. Pero además, cuando le dieron la palabra, dijo que fue porque el canciller Taiana le había informado mal la hora. Feo.

Récord de frío. Asunción recibió a quienes asistimos a la Cumbre con la menor temperatura en 36 años. El 24 hizo 0º C. La ciudad está construida sobre un terreno en suave declive hacia la bahía de Asunción, en el río Paraguay, que corre de norte a sur y divide al país en dos.

Lula evocó a Alfonsín. “Uno de los responsables de la aproximación entre la Argentina y Brasil, que estuvo en la raíz de nuestro Mercosur”, dijo el presidente brasileño al iniciar su discurso.

Sede monumental. El gigantesco y fastuoso edificio de la Confederación Sudamericana de Fútbol, también conocida como Conmebol, que sirvió de sede a la Cumbre, luce como un elefante blanco en comparación con el paisaje urbano de la ciudad.

Diarios en contra. La prensa paraguaya en general denostó el encuentro. “El Mercosur se reúne sin poder concretar avances importantes”, tituló La Nación que, al menos, le dio el titular al tema. En cambio, el ABC Color informó  “Mercosur, de nulo aporte al país, hace hoy su reunión”, con un titulito chico, y el Última Hora, puso en la tapa que hubo apurones en los preparativos edilicios, y adentro editorializó: “Otra cumbre del Mercosur que pasará sin pena ni gloria”. El tema excluyente en todos era la negociación con Brasil por la energía de Itaipú.

Venta callejera. Por las calles de Asunción se pueden comprar al paso supuestos rólex, CD, ropa, artesanías, portatermos, tejidos… Lo que me dejó intrigado fue ver a varias mujeres indígenas con mantas en la vereda exhibiendo bolsos y otros productos, coloridos, vistosos, pero de factura industrial. Después encontré otra igualita en el Aeropuerto. Me dejó la sospecha de que un “emprendedor” que fabrica pseudoartesanías buscó vendedoras que dieran el ‘physique du rol’ y montó una situación.

En guaraní. Lugo dio la bienvenida a los otros presidentes con una frase en guaraní: “Ta pe guahe poraite ko Paraguaype” (Bienvenidos a Asunción, capital del Paraguay). Pero más tarde, hubo discurso en guaraní, a cargo de una joven encargada de informar a los mandatarios las conclusioens de la Cumbre Social. Hubo traducción simultánea. Al final se presentó así: “Son Cinthia, soy ciudadana y soy Mercosur. Me atreví a hablar así porque es lo que siento y lo que siente la gente que represento”. 

Influencia cultural. A simple vista hay indicios de influencia cultural argentina. Canales de Buenos Aires en la televisión, un cafecito de la cadena Havanna, y justo el día de la cumbre, el diario Última Hora empezó a distribuir semanalmente con sus ejemplares la revista Para Ti.

Apuntes de la Cumbre del Mercosur en Asunción

25 julio 2009

En la Cumbre del Mercosur y estados asociados en Asunción hubo dos temas dominantes: Honduras y la gripe. La actualidad los impuso. Ministros y presidentes sesionaban mientras la CNN (con imágenes de Telesur) mostraba a Zelaya golpeando la puerta en la fontera honduro-nicaragüense, y el virus H1N1 seguía entrando sin llamar en las casas de miles de familias de la región.

Sólo en tercer término aparecieron los temas propios del bloque: las relaciones comerciales (y las controversias), la dimensión social del Mercosur y otros.

Estuvieron Cristina Fernández (Argentina), Luiz Lula da Silva (Brasil), Tabaré Vázquez (Uruguay) y el anfitrión Fernando Lugo (Paraguay), por los países miembros plenos. También Michelle Bachelet (Chile) y Evo Morales (Bolivia), de los estados asociados. Faltó Hugo Chávez (Venezuela, en proceso de adhesión), quien estuvo en Caracas concentrado en la situación en Honduras. Lo reemplazó su vice, Ramón Carrizales.

Otras presencias: cancilleres de Perú, Colombia, Ecuador y México, y también delegaciones  de  Corea del Sur y la Unión Aduanera de África del Sur, que firmaron acuerdos comerciales con el Mercosur.

Posición rotunda ante golpe en Honduras. Lo propuso Cristina y tuvo apoyo unánime. No sólo se ratificó la condena al golpe y la exigencia de restitución del presidente constitucional Manuel Zelaya, sino que se resolvió desconocer al gobierno de facto y sus actos, incluido el eventual llamado a alecciones que podrían lanzar los golpistas para legitimarse.

Hubo reclamos para el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Evo lo dijo con todas las letras: “¿Cuál es el origen del golpe ?  Desde nuestro punto de vista es la presencia militar norteamericana en Honduras”. El presidente boliviano recordó que Estados Unidos tiene una base en Honduras, con más de mil efectivos. “Creo en las palabras del presidente Obama, pero si él quiere que vuelva Zelaya, ¿por qué no presta la pista de la base para que llegue?”. Y agregó incisivo: Si un grupo de izquierdistas guerrilleros hubiera tomado el poder en Honduras, el Comando Sur (estadounidense) y esa base no lo habrían permitido. Esta hipótesis demuestra que el Imperio es parte del golpe en Honduras”.

Firme iniciativa sobre la pandemia. Otra propuesta de Cristina que sumó respaldo. La presidente argentina argumentó que si la pandemia tiene un crecimiento explosivo, bien puede suceder que los laboratorios titulares de la patente del antiviral o el que tenga la vacuna, que pronto será creada, no den abasto para atender la demanda. Y expresó su sospecha -fundada a mi entender- que los que se quedarían sin medicinas serían los países menos desarrollados. Propuso entonces, prepararse para producir en la región los medicamentos. Recordó que Brasil, Uruguay y la Argentina tienen una industria farmacéutica capaz de hacerlo. Mocionó quebrar la patente para atender un bien superior que es la salud pública de millones, aunque dio a entender que se compensaría de alguna forma a los laboratorios.

Tabaré, que es médico, respaldó. Bachelet, que es médica, apoyó, y recordó que la Organización Mundial de la Salud (OMS)  prevé que en caso de una emergencia puede pasarse por encima de la patente.

Lula apoyó y propuso reunir el 9 de agosto en Quito, en coincidencia con una reunión de la Unasur, a los ministros de Salud de toda América Latina, con la OMS y los laboratorios para tratar este tema.

Paraguay, orgulloso de haber promovido el “Mercosur de la gente”.  El Mercosur tiene presidencia rotativa de seis meses. En la Cumbre de Asunción terminó la presidencia pro témpore de Paraguay y comenzó la de Uruguay. En tiempos de crisis mundial, con brutal caída del comercio internacional, no era mucho lo que podía decir Lugo sobre avances en materia comercial al trazar el balance de su período. En cambio, el mandatario paraguayo sí pudo mostrar su tarea para dotar al bloque de un rostro humano.

Paraguay promovió durante el semestre los “diálogos sociales”, entre funcionarios gubernamentales y organizaciones de la sociedad civil, que culminaron con una Cumbre Social un día antes de la Presidencial, a la que ofrecieron sus conclusiones.

También a la gestión Lugo pertenece la creación del Instituto Social del Mercosur, inaugurado en Asunción el día previo a la Cumbre y que será dirigido por la paraguaya Magdalena Rivarola.

La formación de este instituto fue elogiada por el argentino Chacho Alvarez, atitular de la comisión de representantes permanentes del Mercosur, porque, según explicó citando a Lula, el Mercosur del siglo XXI requiere una integración multidimensional y no únicamente comercial como fue establecido en sus comienzos, cuando los presidentes de los países fundadores eran otros, con otras ideas, y campeaba el neoliberalismo en el mundo.

La cumbre tuvo como derivados al menos cuatro reuniones bilaterales: Paraguay-Chile, Argentina-Brasil, Paraguay-Brasil y Bolivia-Perú. La última a nivel de cancilleres.

Bachelet llegó dos días antes a Paraguay en visita de estado en claro gesto de interés en intensificar las relaciones bilaterales. Se mostró interesada en comprar energía a Paraguay, si éste renegocia con Brasil el acuerdo de Itaipú y puede ofrecerle sus excedentes.

Lula y Lugo trataron justamente eso un día después de la Cumbre y acordaron un contrato más equitativo por la energía que produce la central hidroeléctrica binacional, especialmente la tarifa a la que Paraguay, que tiene derecho a la mitad de la producción, le vente a Brasil sus excedentes. También podrá en adelante vender una parta a otros países.

La Argentina tuvo en Asunción reclamos de Brasil y de Uruguay por un supuestamente excesivo proteccionismo. En una reunión Cristina-Lula se convino estudiar la situación sector por sector, para buscar entendimientos. En cambio Uruguay planteó sus reclamos en voz alta en la reunión del Consejo Mercado Común, máximo organismo del Mercosur formado por los cancilleres y otros ministros, que deliberó un día antes de la Cumbre. Argentina argumentó que hay crisis, que tiene una industria que proteger para cuidar el empleo y pidió no considerar el primer semestre de este año como típico. El cortocircuito con Uruguay sigue estando.

En cuanto a Perú y Bolivia, apaciguaron los ánimos tras el roce originado por un grave enfrentamiento entre indígenas y fuerzas represivas con decenas de muertos en Perú, y las declaraciones de Evo en apoyo de los aborígenes.