Las Tumbas, de Enrique Medina, y los institutos de menores

Leí Las Tumbas, de Enrique Medina.

La novela tiene varias décadas pero la tenía ahí, como esperando. Es el relato de un niño que ingresa en un instituto de menores. Ni se sabe por qué. Muestra como lo “doman”, lo “educan”, lo “moldean” a fuerza de arbitrariedad y violencia, y es ilustrativo de la eficacia de tales métodos porque cuando el chico crece y hace las veces de celador, él aplica sobre los niños a su cargo los mismo métodos.

Al texto, muy bien escrito, muy convincente -Enrique Medina no habla de oídas- se le nota un anacronismo, que no es culpa del autor sino de que yo lo haya leído 40 o más años después de escrito. En todo el relato no aparece la droga, algo que seguramente, si fuera escrito hoy estaría presente desde la página 1.

Ahora entiendo mejor la aprensión de muchos jueces hacia la idea de mandar a menores a estos centros. Lei algo al respecto del miembro de la Corte Raúl Zaffaroni, quien pide directamente eliminarlos, porque agravan los problemas de los chicos que son recluidos en ellos.  (http://www.lineacapital.com.ar/?noticia=42722)

Estos institutos fueron directamente mal paridos. El discurso que fundamenta su creación y existencia parte de un concepto de enorme perversidad, el pensar que el chico sin contención familiar o directamente abandonado cae indefectiblemente en la delincuencia, lo que rápidamente lleva a la idea de que cada uno de estos chicos es un menor delicuente.

 Miren lo que dijo Blumberg el 23 de abril de 2004 frente a Tribunales:

 “Estos menores son los que están matando a nuestros hijos. Que cumplan penas como tienen los mayores. Hay padres degenerados que hacen delinquir a esos chicos y se hacen asesinos. Por eso pedimos bajar la edad de imputabilidad”.

El debate viene de lejos. El médico Luis Agote, impulsor de la cuestionable ley de Patronato, decía en la Cámara de Diputados en agosto de 1919:

“Yo tengo la convicción profunda de que nuestra ley falla si no llegamos a suprimir el cáncer social que representan 12 a 15 mil niños abandonados moral y materialmente, que no conocen familia, porque es necesario saber que hay muchísimos padres que vienen como inmigrantes y abandonan a los niños a la entrada porque les incomodan; los dejan en los terrenos del puerto donde se alimentan con toda clase de inmundicias y con lo que su mayor o menor habilidad les permite obtener. Otras veces la familia los abandona porque no los pueden proteger. Esos mismos niños, terminan vendiendo diarios y realizando toda clase de oficios callejeros, que no son más que una simulación; porque de los niños que venden diarios sólo el diez por ciento lo son en realidad y los restantes son vagos a quienes adultos explotan de una manera inicua. Las etapas de esta carrera de  vagancia y el crimen son las siguientes: los padres mandan a los niños a vender diarios, y el primero, segundo y tercer día reciben el producto obtenido de la venta. Pero en seguida los niños juegan el dinero o se lo gastan en golosinas, y cuando llegan a sus casas, el producto de la venta se halla muy disminuido. Entonces los padres los castigan, y después de dos o tres correcciones, generalmente un poco fuertes, resuelve el niño no volver más a su casa y vive robando en los mercados, en los mataderos, durmiento en las puertas de las casas, y finalmente cae en la vagancia y después en el crimen”.

Contra semejantes concepciones yo respondo con una palabra: escuela.

Anuncios
Explore posts in the same categories: La rata de biblioteca (y el geek), Los unos y los otros

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

24 comentarios en “Las Tumbas, de Enrique Medina, y los institutos de menores”

  1. David Says:

    Hola, muy buena reseña, tendras idea donde conseguir el libro en formato pdf?

  2. David Says:

    Gracias por responder tan tapido, Si ya habia encontrado ese link, pero resulta que te muestran partes del libro, no es el libro entero. Gracias de todas maneras, Sigo buscando


  3. […] Las Tumbas, de Enrique Medina, y los institutos de menores julio, 2009 3 comentários Explore posts in the same categories: General […]

    • Jose Carrizo Says:

      no comparto sus comentarios yo estube en un instituto y no es verdad lo que dicen por el contrario nos encenia el buen camino por supuesto hoy es distinto es tiempo dificiles tendria que opinar los que estuvieron internados despues de mas de 35 años me encontre con barios ninguno opina lo mismo que estedes a pesar que abia celadores malos pero los recuerdos son los mejores tendrian que aber vivido en un internado para poder opinar gracias

  4. rodolfo Says:

    todo un tema . nuestr politic ultras derechista, quieren tapar el sol con un dedo, bajar el tema de la imputabilidad es un grave error. estos chicos necesitan contencion, educar. deportes, conteneeeeerlloooooos. un hogar digno . una flia.. por favor …..

    • Deby Says:

      Creo que lo que esta mal, no es la existencia de los instutos sino que sean administrados como “carceles para menores”. Estos lugares debieran ser para educación y contención, no un lugar de hacinamiento de chicos con problemas o con situaciones familiares difíciles.

  5. may Says:

    hoy soy dentro de todo aadulta esa fea situacion no la e vivido pero conosco pares q si pero q an podido salir adelante y hoy ser grandes profesionales por solo el hecho de encontrar a alguien q les extendio la mano . no seamos ipocritas y veamos la situacion actual ayudemos a esos pibes q posrian ser nuestros cientificos del mañana

  6. Roman Graf Says:

    Hola, les cuento que yo soy un sobreviviente de una infancia cuasi igual a la que relata el libro, les puedo asegurar que hoy que tengo 63 años, no logro olvidar lo vivido en esa epoca, y sobre lo escrito por Luis Agote, es tal cual lo que paso conmigo, mis padres me “depositaron” en el sistema, porque decian que no podian mantenerme, para esa epoca, yo contaba con 5 años nomas, no se borra nunca, nunca, a mi las terapias no me ayudaron, pero delincuente no sali como dice la nota.
    El que este interesado de saber mas, lo espero en mi correo electronico, nuevadelsur@yahoo.com.ar.

    • Mary Says:

      Hola Roman:
      Lei hace muchos años el libro Las Tumbas, en estos dias por una conversacion con una amiga volvi a recordar el contenido del libro. Las heridas que nos infringen cuando somos chicos nos dejan marcados, es dificil sobreponernos. Yo tengo 56 años y estoy recuperandome de situaciones de abuso infantil, pero en mi caso particular quien me esta dando la sanidad es DIOS. No te hablo de que te acerques a ninguna iglesia, sino que busques en tu corazon y que clames a Dios para que, con su amor, te cure. Es abrir tu alma, y pedirle que te ayude a perdonar a quienes te lastimaron (YO SE QUE ES DIFICIL, PERO SE LOGRA), y que te ayude tambien a vivir el resto de tus dias con la alegria de que HOY estas vivo, a pesar de todo. Es un camino para recorrer todos los dias, por un tiempo, hasta que la curacion total te cubra. Se puede! Lo se, porque a mi me ha pasado. No te rindas, porque aun podes ser feliz.
      Dios te bendiga y pueda sanar tus heridas.
      Mary

      • titin Says:

        mary,soy una persona de 54 años que vivió esta realidad y sin querer me encontre con tus palabras de aliento para Roman,buscando sobre el libro las tumbas,gracias por que a mi tambien me reconfortaron

  7. beto Says:

    el sistema nunca funciono,no importa los años que allan pasado las historias de los instituto son como se repitieran constantemente,existia mucho racismo a la hora de premiar a los niños o elejirlos para salir al cine .La sensacion de abandono es algo que marco a los niños como ganado ;la supervivencia se covierte en prioridad para un niño de 5 años ,el miedo que superas por el abandono se transforma en odio y te adactas al sistema y al final de tu vida pensaras que estubiste preso en una carcel vip .pero si hay algo que aprendi fue no cuestionar a mis padres .si la mejor escuela es la calle a los instituto solo le faltaon los semaforos..

  8. turco Says:

    hola gente, hace años lei el libro y me identifique con el, estuve en un instituto hace años y es muy parecido a lo vivido alli,tube la suerte de salir despues de 8 años, la mala calle me ayudo a apreciar lo bueno de la vida,hoy tengo 48.y no es facil olvidar, pero si es facil intenter vivir
    con los recuerdos sin que estos nos molesten

  9. matias Says:

    No es para tomárselo así es una gran y atrapante novela a la cual lei . y gustosamente volvería a leer .saludos

  10. quique miranda Says:

    mi nombre es Jenaro Miranda , fui internado en el instituto Sarmiento de San Justo sible provincias unidas y San Martin en el año 1968 con 6 años , a causa de tener padres separados , lugar donde llegaban chicos que tenian problemas similares o padres detenidos por distintas razones, es el dia de hoy que cada ves que paso por la puerta me cuesta mirar hacia el colegio eh pasado 6 años de mi vida internado alli y realmente aprendi a sobrevivir ya que si no boxeaba todos los dias te hacian mujer, de drogas ni hablar no existia pero si la competencia por el poder estaba el “pua” el “potro” y por mi habilidad de enfrentarme a cada cosa fui logrando estar entre los mas respetados al punto que mucho tiempo defendi a los mas “tiernos” a los 12 años me querian trasladar a otro colegio de mayores pero logre que mi padre me sacara terminando el 7º grado en una escuela nocturna , para poder comenzar a trabajar hasta que llego la colimba y de ahi a Malvinas, pero esa es otra historia y dije esto porque Malvinas seria otro lugar donde no volveria ya que tb la pase mal… realmente ahi habia talleres de electricidad de carpinteria hasta aprendi a coser y pegar un boton te daban el mameluco a los 6 años inmenso pero a los 12 tenias el mismo remendado y super corto , pelada la cabeza en fin aprendi mucho pero la contencion familiar siempre estuvo ausente , en fin este libro lo recomiendo ya que son pocos los libros que dejan huellas , que lo disfruten Las tumbas de Enrique Madina

  11. Maria Laura Lopez Says:

    Hola.Ese fué uno de los primeros libros q leí a los 12 años de edad. Si bien en ese entonces me pareció terrible, hoy ,a la distancia,me parece Heidi en los Alpes Suizos. Yo creo q deben seguir existiendo los institutos correccionales. El menor o mayor q delinque,no debería querer volver jamás a cometer un delito. Hoy es una diversión caer preso,la pasan mejor q en sus propias casas. Y lo digo con el conocimiento q me dió visitar durante 4 años a un familiar.

  12. jorge Says:

    en cual estuviste?
    alguien que haya estado en el instituto martin rodriguez en el 73?

    • jorge cordova Says:

      Yo estuve alli desde 1969 hasta 1975…. despues de la muerte de Peron me mandaron a Pilar

    • Luis godoy Says:

      Yo estuve por desgracia en varios institutos del menor desde 1968 a1974 es como una Cárcel y no es como dicen q todos salen delincuentes yo se muchos de los chicos hoy son gente de bien.

  13. daniel Says:

    Recuerdo haber leido el libro “Las Tumbas” hace como 35 años atras, hoy con mis 55 estoy haciendo un trabajo practico como “Abogado del Niño”, y recurri a este espacio para leer posturas y ´apreciaciones diferentes sobre este libro de Enrique Medina que lei hace tanto tiempo, pero me quedo grabado en mi mente episodios de celadores, el trato o maltrato recibido, las peleas entre compañeros, el lenguaje utilizado por el escritor tan comun y directo y el final como si estaria leyendolo ahora…las calles..las hice mias…parece con el tiempo no haber cambiado mucho el pasar por un complejo dedicado al cuidado de menores, sumando el actual flagelo de la droga, quizas un libro escrito hoy seria mucho mas violento que el original….

  14. CALIGULA Says:

    TUVE OPORTUNIDAD DE LEER LAS TUMBAS EN 1975.-
    ES UN MUESTRARIO DE BARBARIE Y DESPLIEGUE DE OBSCENIDADES.
    ENRIQUE MEDINA ABRUMA ACERCA DE LO QUE SON LOS REFORMATORIOS – MAL LLAMADOS INSTITUTOS DE MENORES.
    A LAS COSAS POR SU NOMBRE : REFORMATORIOS !
    LOS INFELICES QUE CAEN EN ESAS MAQUINAS DE DESTRUIR, SALEN LUEGO CONVERTIDOS EN AUTENTICAS AMENAZAS PARA LA HUMANIDAD.
    NO VEO QUE PUEDA RECOMENDARSE PARA UN DEBATE NIVEL SECUNDARIO NI TAMPOCO UN EJEMPLO DE TRABAJO LITERARIO.
    ES MAS BIEN UN LIBELO DE SANGRE – UN PAZQUIN QUE RECUERDA AL STURMER NACIONALSOCIALISTA.
    SALUDOS.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: