Policía porteña y protesta social, mal pronóstico

Lo digo ahora y ojalá me equivoque, pero el nacimiento de la policía porteña, teniendo en cuenta quién es y cómo piensa Mauricio Macri, huele a represión de la protesta social y, perdón si sueno tremendista, temo que por este camino pronto tengamos más Kosteki y Santillán.

Uno de los mayores logros de derechos humanos de la era K, con todos las críticas que puedan hacérsele a los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina, es que pese a la catástrofe social que sufre la Argentina, con una naturalmente alta conflictividad y protesta, no hubo muertos ni heridos graves en las manifestaciones porque se evitó reprimirlas, se permitió que expresaran la bronca y sobreviniera el desahogo. Es una política sabia, humana, máxime teniendo en cuenta que no hay miras de que el actual paisaje social vaya a modificarse en los próximos años.

La democracia tiene una trágica lista de víctimas de excesos policiales, de monstruos que emergen para matar al amparo de órdenes diseñadas con lenguaje inofensivo como “restaurar el orden”. La lista se inicia con el obrero Víctor Choque, muerto por una bala policial en Tierra del Fuego en tiempos del mismísimo Raúl Alfonsín, y llega a Maximiliano Kosteki y Darío Santillán en el gobierno de Eduardo Duhalde, con un hito terrible el 19 y 20 de diciembre de 2001, con más de 30 muertos, donde hasta guardias privados de un banco liquidaron manifestantes.

Más acá hay que computar, pero sin responsabilidad de las autoridades nacionales, el asesinato por otro policía del profesor Carlos Fuentealba en el Neuquén de Jorge Sobisch, que supuestamente sólo mandó a despejar la ruta en la que manifestaban los docentes provinciales.

Ahora, el ministro porteño de Seguridad, Guillermo Montenegro, dice que se hará respetar el derecho de los automovilistas a la libre circulación. Y estoy seguro de que muchos lo aplaudirán, de modo que cuando efectivamente haya una tragedia también serán responsables.

Montenegro dice que hay derecho a protestar como hay derecho a circular. Y que quienes tienen que protestar deben avisar primero. Y pone como ejemplo que se negoció muy bien con la CGT para organizar el acto del 1 de mayo.

A ver Guillermo, Willy querido: ¿Vos querés que gente que apenas pudo armarse una casilla en un basural, haga un trámite antes de echarse a caminar para gritar su desesperación? ¿Te parecen los obesos de la CGT representativos del drama social?

¿Les vas a explicar a los indigentes que el derecho a circular de los automovilistas es más importante que su derecho a tener alimento, trabajo, casa, educación, salud? ¿Cómo es la lógica por la cual sus derechos vitales no son respetados y ellos tienen que respetar tus ordenanzas para no entorpecer el tránsito? ¿Vos le vas a decir a familias que han perdido hijos por desnutrición que crucen cuando el semáforo les dé paso?

Guillermo Montenegro, Macri, ustedes sólo están haciendo demagogia con sus votantes que tienen auto, con el apoyo de medios como La Nación, América TV y Radio 10, que hablan de “caos” al menor embotellamiento por protestas sociales, y presentan como parte de la naturaleza la miseria y el hambre en una de las potencias mundiales de producción de alimentos.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Los unos y los otros

Etiquetas: , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: