Dubai, ostentación y despilfarro insultantes

¿Cómo les cae lo de Dubai? Porque a mí, confieso, me resulta no sólo irracional e injusto sino también cruel e insultante.

Islas artificiales, el edificio más alto del mundo, el mayor hotel del mundo, el centro comercial más grande del mundo, el parque de diversiones más grande del mundo, el primer hotel bajo el agua (Hydrópolis) y el edificio residencial más grande del mundo, el primer hotel siete estrellas. Todo en ese rincón del planeta donde desde hace milenios y hasta hace apenas unas décadas sólo había una aldea de pescadores, abrasada por el sol y entre la arena del desierto y la inmensidad del mar. 

http://www.youtube.com/watch?v=1w-BXw9wnTY&feature=player_embedded

En un documental ecologista (no recuerdo si lo vi en ese excelente canal que es Encuentro o en el excelente programa de Sergio Elguezábal por TN) marcaban la verdadera dimensión del despilfarro. Dubai bate récords también en materia de costos, porque carece absolutamente de recursos y todo debe importarlo, desde el cemento hasta la lechuga, pasando por la mano de obra. Soporta altísimos costos incluso en términos de energía, porque además, tiene sol a mares y no usa generadores solares.

No sé. Creo que hay gente que se deslumbra con estas cosas. A mí me cae mal, muy mal. Y ya saben por qué.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Los unos y los otros

Etiquetas: ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

One Comment en “Dubai, ostentación y despilfarro insultantes”


  1. A mí también me parece un despropósito la descomunal cantidad de dinero echada en Dubai. Habiendo como hay miseria y hambre en el mundo, ¿qué sentido tiene despilfarrar el dinero en tanto rascacielos, en tantas islas artificiales y demás? A mí me parece una auténtica locura (además, con el horrible calor que hace allí, y siendo que es puro desierto, no viviría allí ni borracho). Aunque me ofrecieran un salario de 1 millón de euros al año, hay cosas más importantes en la vida.

    Además, otra cosa que no me gusta es la obsesión que tenemos por construir casa vez más y más rascacielos. Antiguamente, cada ciudad importante tenía su esencia, su sabor particular… Hoy día, prácticamente todas las ciudades grandes poco se distinguen entre sí a causa de sus rascacielos, y el hermoso patrimonio histórico queda diluido en esas horribles construcciones.

    Pero bueno, yo creo que esta vida moderna tan urbanita, dentro de un tiempo, tendrá su ocaso. Tiene sentido, la gente no aguantará más el estrés citadino y buscará la tranquilidad rural y forestal. Hay que recuperar los pueblos, que la gente joven pueda volver allí, y creo que de aquí a un tiempo, veremos las grandes ciudades perder población.

    A mí me gusta vivir en el campo o en un pueblo, no quiero vivir en la gran ciudad y mi sueño algún día es tener una casa en el campo, rodeado de naturaleza, y con una feliz familia. Pero también me gustaría que los pueblos recuperaran gente. Tan sólo hay que crear oportunidades de trabajo en esas zonas, y también formas de ocio sanas, y seguro que veremos un éxodo urbano.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: