Criticar a periodistas es positivo y puede ser valioso, escrachar y agredir es otra cosa y bien jodida

 Quiero repudiar el afiche anónimo que pegaron en el centro con los rostros de colegas famosos que trabajan en el Grupo Clarín y que por eso son señalados como cómplices de un gravísimo delito del que se acusa a la dueña. Es un disparate y es peligroso.

Un disparate porque si Ernestina Herrera de Noble se apropió de hijos de desaparecidos, que de eso se la invetiga, nada tienen que ver sus empleados.

Un disparete porque si Clarín hace negocios o negociados, ejerce conducta monopólica o negrea personal, es su responsabilidad como empresa y son sus directivos los que deben responder.

Un disparete porque si ésos u otros periodistas opinan de una manera que a alguien no le gusta, lo que se puede hacer es criticarlos,  debatir o repudiar sus opiniones. Nunca insultarlos, amenazarlos o agredirlos a menos que a uno le importe un bledo la democracia, las leyes y la existencia de la sociedad.

Y es peligroso además,  porque siempre hay gente que lee estas cosas como órdenes de ataque y se pasa a las agresiones.

Reproduzco un pronunciamiento al respecto del FOPEA, que integro:

 FOPEA REPUDIA LA APARICIÓN DE AFICHES CONTRA PERIODISTAS

Ante la aparición de carteles anónimos pegados en algunas zonas de la ciudad de Buenos Aires que intentan deshonrar y denigrar a profesionales que se desempeñan en diferentes medios del grupo Clarín, con un procedimiento cobarde que se acerca a las prácticas de señalamiento fascistas, el Foro de Periodismo Argentino (Fopea), organización que agrupa a casi 300 periodistas de distintos medios de todo el país, advierte sobre la peligrosidad de este hecho para toda la sociedad argentina, no sólo para quienes ejercemos el periodismo. Esta clase de hostigamiento genera un clima de presión a los profesionales y podría desencadenar situaciones de mayor gravedad.
Fopea pide a las autoridades, a los diferentes sectores de la sociedad y a los propios medios y periodistas que contribuyan a restaurar un ámbito de diálogo y respeto propio de un país que se acerca a cumplir tres décadas de democracia ininterrumpida.

Desde su origen como organización profesional de periodistas, Fopea ha trabajado en la autocrítica de la prensa, pero repudia con firmeza los agravios que sólo se sustentan en lógicas partidarias que tienden a obstaculizar el trabajo de la prensa y que se inscriben en una sucesión de hechos donde se confunde en los ataques la diferencia entre las empresas de medios y los periodistas que trabajan en ellas, sean estas públicas o privadas.

La “caza de brujas” sobre periodistas es una amenaza a la libertad de expresión y puede derivar en situaciones muy peligrosas, algo que terminará afectando a la democracia argentina y a toda la ciudadanía.

Foro de Periodismo Argentino, viernes 16 de abril de 2010

Anuncios
Explore posts in the same categories: Los unos y los otros, Nobleperiodismo/putaprensa

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: