Lo nuevo bueno en teatro

Una de teatro-danza y otra sólo teatral. Dos nuevas recomendaciones de Reseñas (http://resenasdecineyvida.blogspot.com), de mi insansable crítica, Soledad Castro Virasoro.  Las seleccionó Martín Pérez Rivas para esta bitácora que no se priva de la pausa cultural:

Convivencia

Lo primero es la música, se va registrando el ritmo mientras entran los espectadores, y poco después ya se hizo pegadiza. Fin de la música, fin de las luces, y el famoso “apaguen sus celulares” que da comienzo a la obra. Como a mí me gusta ver circo, siempre tengo las expectativas arriba, me suelo divertir mucho y esta vez no fue la excepción.

Convivencias en un hogar, en un sillón, en un espacio, o convivencia de a muchos, o de a dos, distintas escenas bajo el mismo paisaje, desfilan los personajes o mejor dicho parecen volar, o mejor dicho vuelan en serio, acompañados del arte del trapecio, de la tela, la acrobacia, la danza, el teatro, y podría seguir… pero son ellos los que siguen con movimientos armónicos, suaves, muy bien coordinados, que dan cuenta del enorme trabajo atrás de escena.

La pasé realmente bien viendo esta obra, disfruté cada escena, me sorprendí de admirar hasta dónde puede llevar el entrenamiento físico, cuántas formas busca el cuerpo, cuántas posibilidades puede explorar, cuántos lugares encuentra. Excelente obra, muy recomendable.

 Reseña: Emilce Martin

Coreografía: Compañía Impulso
Dirección: Juan Guiraud
Teatro: Club de los Trapecistas, Ferrari 252, reservas 4857-33934
Funciones: sábados a las 22 y domingos a las 20.30.
 

Lengua viva

Primero, una mujer que pasa un año temiendo al vacío, una mujer que no tiene palabras y llena el tacho de basura de nada. Se compra un cuaderno de tapas rosas y un lápiz para inventarse, trata de hacer un relato fundante de sí misma, y termina escapando a una primera y gran mancha de tinta que inunda el escenario. Es, sobre todo, una mujer encerrada en la tela de araña de las palabras indómitas.

Segundo, personajes hechos de palabras y bien reales, urbanos, bajitos. Personajes tan reales como inventados, que son narración y que recuerdan narraciones pasadas, de otros solitarios que también quisieron inventarse.

Palabras que liberan y palabras que encierran, sujetos hechos de lenguaje y lenguaje construido por sujetos. Esta obra nos recuerda que contar historias es mantener la lengua viva, mantenerse vivo, inventarse; a la vez que contar historias es mantener el lenguaje con vida, en movimiento, que contar historias es amar la lengua.  Excelente, muy recomendable.

Reseña: Lucía Litvak

Dramaturgia: María José Gabín
Dirección: Blanca Herrera, Juan Manuel Wolcoff
Elenco: María José Gabín
Teatro: El Portón de Sánchez, Sánchez de Bustamante 1034
Funciones: domingos a las 20
Localidades: $40 ($25 para estudiantes y jubilados)

Anuncios
Explore posts in the same categories: Gente que disfruta

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: