Argentina 2 – Grecia 0

¡Bien carajo! Había que tener aguante para no desesperarse. Lo digo como hincha, porque me había impacientado realmente cuando, promediando el segundo tiempo, el gol no llegaba. En cambio, los jugadores estuvieron a la altura de la situación. Lo mismo que el técnico.

En efecto, nadie se desesperó en Polokwane. Ni siquiera ante el peligro que significaba el tan solitario como empeñoso punta griego Samarás. Es verdad que apenas eran tibios intentos, pero cuando las cosas están 0-0 y faltan pocos minutos, con una que emboque… se viene la noche.

Pero  pese a todo el equipo no se desesperó, se tuvo confianza y fue persistente en su buen trabajo. Maradona, cuya influencia es evidente en la creación de un excelente clima interno y la cohesión del grupo, acertó de nuevo con los cambios.

Así, Argentina, que salió a la cancha con una formación B, mostró que todavía tenía más cartas en el mazo y supo cómo utilizarlas.

¡Qué bueno que fuera justo Martín Demichelis el que abriera el marcador ante el muy buen arquero griego Tzorvas! Así se recupera definitivamente del bajón anímico que pudo causarle su falla ante Corea del Sur.

¡Qué lindo que fuera Martín Palermo el autor del segundo! Como gratificación a un tipo que se sumó con modestia al elenco, y está poniendo un moño de lujo a su historia de gran goleador, con un estilo merecedor además del cariño del hincha.

Francamente, ¡sólo falta que Messi haga goles! Parece increíble que haya que decir esto cuando Argentina acaba de ganar 3 partidos de 3 y fue primero en su grupo, con 7 goles anotados, pero así son las cosas.

Lío o Leo jugó otra vez muy bien, y otra vez estuvo cerca de sacudir la red varias veces. Esperemos que él tampoco pierda la paciencia y continúe haciendo lo suyo, que es excelente y marca un diferencial a favor del equipo, que sus goles van a llegar también.

Otra buena noticia, es que el problema físico de Walter Samuel fue sólo una contractura, fácil de superar.

De modo que Argentina pasó a octavos de final con buen rendimiento, excelente estado de ánimo de un equipo unido, un cuerpo técnico con todo bajo control, sin lesionados ni expulsados. ¡Muy bueno!

Y francamente, me gusta que el próximo rival sea México y no Uruguay. No lo digo porque uno represente más peligro que el otro, sino porque no era lindo eliminarse con los hermanos rioplatenses.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Gente que disfruta

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: