Archivo para diciembre 2010

Atentaron contra Radio Nacional en San Martín de los Andes

2 diciembre 2010

Desconocidos destruyeron costosos equipos en la Radio Nacional de la ciudad neuquina de San Martín de los Andes, en un hecho vandálico que la directora Laureana Rubinetti no dudó en calificar de atentado, con la “clara intención de silenciar a la radio pública“, según informó el diario Río Negro.

El ataque se produjo apenas días después de que LRA 53 cambiara su viejo transmisor de amplitud modulada, de más de 32 años y baja potencia, por un moderno equipo de última generación. La acción de los desconocidos se produjo en una instalación asociada al nuevo transmisor, que se denomina “caseta de acoplamiento” y permite que la potencia sea transferida a la antena con la máxima ganancia y calidad de señal.

Ambas instalaciones se encuentran en el cerro Comandante Díaz, mientras que los estudios de la radio están en el casco histórico de la ciudad.

Con los nuevos equipos, la Radio Nacional de San Martín había multiplicado su alcance de AM (el atentado no afectó los equipos de FM), lo que le permitía ingresar en más sectores rurales y parajes de la región, entre Meliquina y Aluminé con centro en San Martín de los Andes.

“Tenemos una profunda pena, una gran tristeza, porque está claro que aquí ha habido una intención de sacarnos del aire, luego del gran esfuerzo de todos para mejorar nuestra calidad de sonido y nuestra potencia. Fue un gran salto de capacidad el que dimos con la incorporación de estos equipos, que es política de Radio Nacional en todo el país, y ahora vemos que evidentemente hay gente a la que le molesta la radio pública”, dijo Rubinetti.

“Por supuesto seguiremos adelante, repondremos los equipos y volveremos a transmitir, porque éste es un compromiso con nuestra comunidad”, añadió la funcionaria

Anuncios

Hay que lograr que los Qom también tengan justicia

1 diciembre 2010

Cuando un poder ejerce su violencia no sólo genera víctimas sino también impunidad. Lo enseñan con sangre las historias de cada pueblo de la Tierra. Pero también muestran que ese ejercicio brutal de la fuerza encuentra antídoto cuando estalla el reclamo popular de justicia.

Algunos de los responsables de los asesinatos de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán están presos porque una potente lucha piquetera con sólido respaldo en la sociedad los puso en el banquillo. Alguno de los culpables del crimen del profesor Carlos Fuentealba está preso porque lo llevó al tribunal un insobornable movimiento docente con firme apoyo ciudadano. Son hitos en la batalla interminable contra la impunidad de los abusos del poder.

El problema es más difícil, en cambio, cuando las víctimas son particularmente débiles, como ocurre tantas veces con las comunidades de pueblos originarios. Sin embargo, no tienen otro camino. El Poder Judicial no va a actuar porque esté escrito en alguna ley. Lo hará cuando se sienta observado y exigido por la sociedad. También lo dice la historia.

El caso de los qom (tobas) de Formosa es por estos días una prueba. Un terrateniente, vaya a saber con qué socios atrás, actuó de manera prepotente para desplazar a los qom de sus tierras y plantar soja y se ensañó con la resistencia pacífica de la comunidad La Primavera, ante la mirada cómplice de la policía de la provincia que gobierna Gildo Insfrán, que cargó contra los índígenas en vez de apresar al delincuente. Apaleó y disparó balas de goma contra familias, quemó sus casas, apresó a varios hombres. El conflicto escaló. Un poblador y un policía murieron, varios qom quedaron en el hospital. Fue el 23 de noviembre.

Muchas veces pasaron cosas parecidas. Muchas de estas historias terminaron ahí, con las tierras arrebatadas, los indígenas reprimidos,  heridos y muertos. ¿Será diferente esta vez?

El cacique Félix Díaz acaba de encontrarse con un apoyo social inédito en su viaje a Buenos Aires para reclamar justicia. Sin embargo, no logró aún ser atentido por el Gobierno, cuyo silencio no puede significar otra cosa que protección de Insfrán. ¿Quedará así todo otra vez?

Este es el vínculo de la nota de Tiempo Argentino sobre esa visita, para el que desee ver más detalles: http://tiempo.elargentino.com/notas/dia-de-represion-habia-muchos-infiltrados-y-mucha-policia-de-civil