Archivo para octubre 2012

Prospera una feria platense incubada con microcréditos de la Facultad de Agronomía

26 octubre 2012

La feria “Manos de la tierra”, de La Plata, celebró su cuarto aniversario con una jornada especial de ventas en la Facultad de Agronomía de La Plata, que incluyó actividades artístico-culturales.

Está formada por productores familiares de verduras, fruta, miel, plantas y flores, huevos y otros productos de elaboración casera, que han recibido microcréditos del Banco Social, un programa de extensión universitaria de esa facultad, sin parangón entre las unidades académicas del país.

La feria lució rebosante de productos este jueves en el predio de las calles 119 y 60, de La Plata, donde funciona regularmente los miércoles, mientras que los viernes, lo hace en el campo de la Facultad de Ingeniería.

Marta Ocampo, viuda, de 65 años, tenía una rotisería que, por razones de seguridad prefirió cerrar. En el local montó un centro cultural y allí asistió a un curso de apicultura. Su vida dio un giro cuando contactó al Banco Social.

Asociada con una vecina y una hermana obtuvo 500 pesos que le permitieron armar un vivero en los 50 metros del fondo de su casa, en la periferia de La Plata. Así surgió Ave Fénix, el vivero que no sólo le permite vivir a Marta y sus dos socias sino que además le gratifica a nivel espiritual.

“Es que Manos a la Tierra es una familia grande que trabaja y crece cada día más, que reúne productores de distintos lugares que traen la sabiduría de sus antepasados y se esfuerzan por defender nuestra tierra y todos sus productos. No somos pobres: teniendo manos y los medios naturales de este país, no podemos decir que somos pobres”, sostuvo.

Laura Olarte, de El Pato, partido de Berazategui, recuerda aquel día de 2007 cuando, al ver rotos los plásticos del invernadero de su quinta, su cuñado le habló del Banco Social. “Teníamos dos hectáreas donde trabajaba toda la familia. Nos presentamos al Banco que nos otorgó 1000 pesos. Nos sirvieron para comprar semillas y los nylon, a pagar en once meses”, detalló.

Olarte explicó que la ventano era muy rentable, pero “Manos de la Tierra” le permite hoy vender sus productos todos los miércoles. “Esto es del productor al consumidor, no hay intermediarios”, remarcó.

Leónidas Velázquez, boliviano, vendía verduras con su familia hasta que una de sus hijas, estudiante de Agronomía, le comentó del Banco Social, y fue así como accedió a un primer crédito de 1000 pesos con el que compró los primeros plantines y semillas para su vivero. “Sabíamos trabajar, pero no dónde vender y en eso también nos ayudaron las promotoras del Banco Social”, afirmó.

Carlos Urbizu, apicultor de Sourigues, en el partido Berazategui, tenía varias colmenas y vendía en su casa por lo que acceder al Banco Social le permitió ampliar su producción y saber cómo comercializarla. “Yo siempre viví de la miel y el Banco Social me interesó por el otorgamiento de préstamos sin interés ya que por ser un productor chico no accedía a otros préstamos y por el ingreso que supone estar en la Feria”, recordó.

La secretaria de Extensión de la Facultad de Agronomía platense, Claudia Kebat, explicó que el Banco nació en 2005, a partir de un grupo de docentes que conocía la situación de la frutihorticultura de la región tras la crisis de 2001. El proyecto se encaminó con un subsidio del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires.

“Al principio la ayuda se destinó a diez productores y hasta la fecha se ha otorgado ayuda a más de 200 productores. “El cumplimiento (en el pago) es muy alto”, destacó.

Preparan un plan nacional contra las especies exóticas invasoras

24 octubre 2012

Expertos convocados por la Secretaría de Ambiente iniciaron la elaboración, por primera vez, de una estrategia nacional contra las especies exóticas -animales, plantas, microorganismos- que alteran ecosistemas, causan daños económicos y hasta amenazan la salud pública.

Se calcula que el proceso de elaboración de la estrategia se extenderá hasta 2013 y luego llegará la etapa de ejecución.

‘Vamos a evaluar las más dañinas y definir políticas conjuntas con las provincias, para controlarlas, erradicarlas cuando sea posible, y prevenir que se expandan‘, definió la subsecretaria de Planificación y Política Ambiental, Silvia Révora, al inaugurar este miércoles en Buenos Aires un taller de especialistas.

La reunión, realizada en la Secretaría de Ambiente, fue la primera de una serie que se extendrá a todo el país para estudiar el problema, con aporte científico del Conicet y cooperación de organismos tales como la Prefectura y Parques Nacionales, así como países vecinos. Se espera que el borrador del plan nacional esté listo en marzo.

‘Se trata de conservar nuestra biodiversidad, los ecosistemas ‘per se‘ y porque son el sustento de la vida y el trabajo de los argentinos‘, subrayó la funcionaria.

El biólogo Sergio Zalba, a su vez, aclaró que “el problema no es el origen de estas especies, no se trata de un nacionalismo biológico; y hay muchas que no son un problema, como el trigo”.

Son problema un subconjunto de las que amenazan la biodiversidad o los recursos naturales‘, sostuvo. Mencionó como ejemplo la rana toro, de Estados Unidos, introducida en el país para producir su carne, y que no se quedó en los criaderos sino que prolifera en la naturaleza. ‘Es muy voraz y no solo come insectos sino a otras ranas y sapos, a los que además les trasmite una enfermedad cutánea‘, explicó.

Del sur de Brasil se trajeron pastos africanos para mejorar el forraje, pero se expandieron y ya están en el norte argentino. ‘Su valor nutricional resultó menor y se perdió mucho dinero porque el ganado engordó menos. Además se queman mucho en incendios que producen temperaturas más altas, lo que mata las semillas de otras especies‘, explicó Zalba.

El biólogo señaló también a los pinos en la provincia de Buenos Aires, que después de un fuego crecen de manera descontrolada. Por otro lado, crean sombra en un ambiente que nunca la tuvo y las plantas nativas no crecen.

Zalba dijo que el impacto de estos cambios es mayor en los pueblos originarios y, en general, en los agricultores de subsistencia, cuya cultura cuenta con la diversidad biológica.

Habló luego del alga microscópica que vuelve tóxicos los mariscos, la “marea roja”, llegada del Asia en el agua de lastre de los buques, y reveló que en Chile causa anualmente pérdidas de decenas de millones de dólares al sector pesquero.

Mencionó también al mejillón dorado que tapa las cañerías en la Cuenca del Plata, y puede causar pérdidas de millones de dólares en energía no producida por las centrales hidroeléctricas, por la necesidad de detener las máquinas para limpiezas periódicas.

El científico dijo que uno de los componentes críticos de este problema es lo que atañe a la salud. Recordó que el cólera reapareció en América en 1991, después de casi un siglo de erradicado, y causó una epidemia; y que el dengue llegó de África en los años ‘70, junto con el mosquito que le sirve de vector.

Por último advirtió: ‘El tiempo no está de nuestro lado, está del lado de las especies invasoras; de no hacer nada solo cabría esperar que el problema se agravara‘.

La pesadilla de las vibraciones que rajan las casas de Núñez

20 octubre 2012

El próximo recital de Madonna en el estadio Monumental y la construcción de pasos bajo las vías del ferrocarril Mitre vienen con angustia para vecinos de Núñez, que siguen sufriendo rajaduras en sus casas y veredas.

Nadie sabe a ciencia cierta por qué los deterioros se multiplicaron en los últimos años pero todos señalan como gran sospechoso a las vibraciones desde los estadios cercanos en ciertas ocasiones, combinadas con la presencia de al menos dos grandes edificios sobre un suelo que al parecer carece de la resistencia suficiente.

‘Para nosotros está clara la relación directa entre la presencia de esas moles de hormigón y las rajaduras y otros problemas que sufren las casas de la zona”, dijo Gerardo Gómez Coronado, defensor adjunto del pueblo de la Ciudad que recibió denuncias vecinales al respecto.

La preocupación de los vecinos se concentra no sólo en el 13 de diciembre, cuando la “Chica Material” haga vibrar a sus seguidores en el estadio “Antonio Liberti”, sino ante cada gol de River de local, cada recital potente en Obras o en el Club Ciudad, y cada martillo neumático que repiquetee sobre el asfalto de la zona.

‘Hay lugares en que los daños son terribles. Las veredas se hunden significativamente, las paredes se rajan. Son casas viejas, pero no debería ocurrir”, dijo Liliana Daloia, propietaria de una fábrica de pastas de Crisólogo Larralde y Grecia.

Daloia integra “Alerta Núñez”, una asociación vecinal que se constituyó para reclamar seguridad y, cuando este problema irrumpió, se hizo cargo.

Hubo casos, como el edificio de Iberá 1599, en que debió actuar la guardia de emergencia porteña para apuntalarlo, ante el riesgo de derrumbe.

La Defensoría del Pueblo constató decenas de daños a lo largo de las calles Montañeses, Arribeños, 11 de Septiembre, Guaira, Iberá y Quesada, en viviendas y calles prácticamente a la sombra de dos grandes torres.

El reclamo y la protesta de los vecinos tuvo cierto eco en el Gobierno de la Ciudad que impuso mayores exigencias a los organizadores de espectáculos en la zona, a las que tuvieron que ajustarse, por ejemplo, las presentaciones de Roger Waters en marzo pasado en River.

También lograron que el gobierno porteño dejara sin efecto la construcción de dos de los seis pasos bajo nivel programados para ese sector de la ciudad, y suspendiera el proyecto de habilitar Libertador para cierto tránsito pesado, pero el problema persiste y no se avizora una salida.

Hay túneles nuevos bajo las vías en Manuela Pedraza y Crisólogo Larralde; está en construcción un tercero en Iberá y en proyecto el cuarto en Congreso. Quedaron suspendidos los de Quesada y General Deheza.

Tras constatar los deterioros, Gómez Coronado solicitó al ministro porteño de Desarrollo Urbano, Daniel Chaín, un estudio de suelos dentro el polígono formado por la avenida Congreso, las vías del Mitre, Crisólogo Larralde y la Avenida del Libertador.

También le pidió al subsecretario de Emergencias, Néstor Nicolás, que “mantenga seguimiento sobre los inmuebles de la zona” e informe.

El defensor adjunto explicó que hasta el siglo 19, la zona era lecho del río o terreno costero alcanzado por las mareas, y que a medida que se fue secando por obras como el tendido del ferrocarril General Belgrano y el estadio Monumental, fue llenándose de casas modestas de inmigrantes.

Esas viviendas, aunque muchas de ellas autoconstruidas por sus moradores, fueron lo suficientemente sólidas para no tener problemas por décadas, pero nunca estuvieron preparadas para los efectos de las vibraciones de los últimos años.

‘El movimiento de suelos para erigir grandes edificios y la extracción continua del agua que anega las excavaciones van debilitando el suelo en torno”, explicó el defensor adjunto del pueblo.

Otro factor de ablandamiento del terreno es la elevación de las napas freáticas, que ya no se compensa con la ahora vedada extracción de agua subterránea con bombeadores.

Gómez Coronado reveló que expertos de la Ciudad admiten que el suelo tiene particularidades, pero le aseguran que si se construye con buenas técnicas, no debería haber consecuencias.

‘Tal vez, los edificios nuevos no tengan estos problemas, pero se los están causando a las viejas casas del barrio, porque los proyectaron sin prever que se trataba de un suelo arcilloso”, concluyó.

Ya hay una docena de ferias agroecológicas en el conurbano

16 octubre 2012

Las ferias agroecológicas tienen sobrados merecimientos para que las apoyemos. Sus productos son más sanos y sabrosos, las transacciones son directas entre productor y consumidor, están formadas por asociaciones de huerteros que en muchos casos encontraron en ellas la solución para la desocupación y emplean técnicas que respetan la naturaleza.

Aprendí mucho en la nota que hice sobre estas experiencias. Ahí va:

Las ferias agroecolócias del conurbano

Doscientas familias del conurbano bonaerense, que producen verduras y frutas para autoconsumo con técnicas agroecológicas, dan vida con sus excedentes a una docena de ferias de venta directa al consumidor.

Se trata pequeños huerteros que, con capacitación y estímulo estatal, se fueron asociando para producir y vender a sus vecinos los productos que no llegan a consumir, y completar así los ingresos familiares, en general magros porque muchos de ellos vienen de situaciones de desocupación.

Las Ferias de Agricultura Familiar, Urbana y Periurbana constituyen una experiencia de economía social y solidaria. Funcionan con regularidad, una, dos o cuatro veces por mes, en lugares y horarios fijos, con aval de los respectivos municipios.

“Yo produzco verduras de hoja, alcauciles, melones, distintas variedades de zapallo, como calabazas, anco y plomo, muy cotizado éste para los locros”, contó María Albarracín, miembro de la feria de Los Polvorines, partido de Malvinas Argentinas.

Muchos de los huerteros también ofrecen miel y productos elaborados como dulces, conservas, panificados, pero únicamente de cocina domiciliaria.

Albarracín, que nació en San Juan, también produce alcayotas. “Es una fruta parecida a la sandía, fibrosa, con la que se hace un dulce muy rico que se come con queso. Me traje las semillas de mi provincia”, explicó.

La mujer tiene huerta hace unos siete u ocho años y recibió capacitación del Pro-Huerta, un programa conjunto del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) y el Ministerio de Desarrollo Social que promueve la autoproducción comunitaria de alimentos con técnicas ecológicas.

“En la capacitación empezamos a conocernos con otros productores y primero llevábamos los productos al mercado de Bonpland (en el barrio porteño de Palermo), después, hace cuatro años, decidimos hacer esta feria”, historió María.

En Malvinas Argentinas, al igual que en General Rodríguez y Tigre (General Pacheco y Don Torcuato), los productores aplican concienzudamente un protocolo agroecológico, bajo supervisión del Inta y con participación, según los casos, de Bromatología del municipio o incluso la Secretaría de Agricultura Familiar.

Las otras ferias de este grupo todavía emplean técnicas tradicionales pero están en transición hacia esta forma de producir más armónica con la naturaleza.

“Las plagas se controlan con remedios naturales. Por ejemplo, jarabe de ajo (ajo machacado, alcohol y agua) para el pulgón; ceniza o cerveza en una latita, para los caracoles. Los dulces se preparan únicamente con la fruta y azúcar”, detalló la huertera de Malvinas Argentinas.

Sebastián Coll, técnico del Inta que trabaja con ese grupo de productores y con la feria de Escobar, explicó que “la idea es que vendan en el barrio los excedentes de lo que producen para consumir en familia, y esa es una de las garantías de estos productos, porque ellos venden lo mismo que comen y les dan a sus propios hijos”.

“Se aplican formas de producción que respetan los ciclos de la naturaleza, se asocian las plantas, hay rotación, se usan abonos orgánicos”, aseguró.
Como resultado obtienen productos saludables, inocuos, de muy buena calidad.

“Salen tomates riquísimos, frutillas riquísimas. También venden plantines de especies ornamentales, sin los químicos que les ponen los viveros, que sin ellos después se te mueren”, dijo Coll.

Otra característica de estos emprendimientos es que sus precios no los define la oferta y la demanda, ni la puja con acaparadores ni intermediarios.

“Los productos orgánicos suelen ser más caros. Aquí tratamos que el productor tenga su remuneración y que el precio sea justo para el consumidor. Así, productos de calidad, producidos en barrios populares, también pueden ser consumidos en barrios populares”, subrayó el técnico.

Mariana Morics, una profesional del Inta dedicada al rubro ferias en el Pro-Huerta, aclaró que “en ciertas localidades, los feriantes confluyen con programas estatales nacionales como ‘Pescado para todos’, y algunas ferias incluyen también puestos de artesanías, pero no reventa de artículos”.

La experta calculó que la docena que aproximadamente funcionan en el conurbano con técnicas agroecológicas o en transición hacia ellas, reúnen a unos 200 productores que venden en más de 300 puestos, reciben alrededor de 1700 visitantes, de los cuales casi 1000 compran regularmente.

Las familias participantes encuentran en esto una forma de diversificar sus ingresos. Tal vez algún miembro tiene un sueldo, otro una jubilación, alguien puede que cobre de un plan social y el grupo obtiene también ingresos de su producción hortícola, en forma de comida o por la venta de excedentes.

”Comprar en estas ferias es obtener alimentos frescos de calidad y también valorizar una forma de trabajo y organización social productiva y comunitaria”, subrayó.

Morics detalló que funcionan en la plaza Alvear, de Don Torcuato; la plaza Pacheco, de General Pacheco; en Mosconi y Perón, Los Polvorines; frente a la estación Maquinista Savio, de Escobar, y la plaza Martín Rodríguez, de General Rodríguez.

Otras están en la plaza Doctor Buján, de Paso del Rey; la Plaza de la Libertad de Francisco Álvarez; el Centro Alas, de Rafael Calzada; frente a la estación Marcos Paz; el parque San Martín, de Luján, y la Facultad de Veterinaria, de La Plata.

También existen, aunque con funcionamiento irregular, las ferias de la plaza San Martín, en el partido del mismo nombre y la de la plaza del barrio La Carolina, en Florencio Varela.

La Villa 31 pelea por su urbanización

9 octubre 2012

La Mesa por la Urbanización de la Villa 31 (aledaña a la estación porteña de Retiro) convocó a una nueva movilización vecinal ante la Legislatura porteña para este jueves, en apoyo del plan de urbanización de ese barrio precario de 50.000 habitantes.

La misma entidad vecinal encabezó una protesta similar el 27 de septiembre, ante el riesgo de que la falta de tratamiento del cuerpo legislativo haga caer el proyecto de ley de aprobación del plan urbanizador.

Ese plan fue redactado por una comisión interdisciplinaria, creada por la Ley de Urbanización de la Villa 31 y formada por representantes del Estado Nacional y de la Ciudad, y por delegados de los vecinos elegidos por votación.

El próximo paso es que la Legislatura también haga ley el plan. El proyecto de ley respectivo fue presentado por la diputada de la Coalición Cívica Rocío Sánchez Andía y tiene el apoyo de todos los bloques de la oposición, pero como lleva tiempo sin tratarse, y si llegara a fin de año sin novedad, perderá estado parlamentario. Da toda la impresión de que el oficialismo macrista apuesta a eso.

El destino del plan de Urbanización de la Villa 31 es seguido con interés por representantes de otros asentamientos, porque es visto como la experiencia piloto.

Hallazgo premiado con el Nobel va a revolucionar la medicina

8 octubre 2012

Entrevisté a Fernando Pitossi, un investigador argentino que trabaja con células madre, quien me explicó el significado de los aportes de los científicos que hoy recibieron el Nobel de Medicina, el británico John Gurdon y el japonés Shinya Yamanaka.

Gurdon descubrió en 1962 que la especialización celular es reversible. En 2006, Yamanaka lo hizo en un laboratorio con células de ratones y en 2007, de humanos.

A ver. Todos nacemos de un óvulo fecundado. En el comienzo hay células iguales, llamadas celulas madre, porque luego se van diferenciando entre sí y se convierten en unos 200 tipos diferentes de las células especializadas que forman el cuerpo.

Los premiados descubrieron y demostraron que ese proceso puede volverse atrás, es decir, que una célula ya especializada puede volver a convertirse en una célula madre. Ese descubrimiento abrió el camino al siguiente paso: hacer que esa célula reprogramada, se especialice de otra manera, para otra función.

“Es un premio muy merecido. Estos aportes pueden revolucionar la medicina en el futuro”, opinó Pitossi, investigador del Conicet y de la Fundación Leloir y miembro de la Comisión de Células Madre del Ministerio de Ciencia, quien además integra el grupo de trabajo de Traslación Química de la Sociedad Internacional de Investigación de Celulas Madre, que presideYamanaka.

El científico japonés “descubrió los cuatro genes que poniéndoselos a una célula de piel la convierten en una célula madre”, explicó Pitossi.

El investigador argentino opinó que estos hallazgos probablemente permitan desarrollar nuevas terapias celulares en la próxima década, porque tornan posible investigar, por ejemplo, por qué funcionan mal las células nerviosas o neuronas de las personas.

“Hasta ahora no era posible tomar células nerviosas para investigarlas, pero en adelante podrán tomarse células de la piel, reprogramarlas y que en una nueva diferenciación se conviertan en neuronas, lo que permite indagar en ellas. Eso se denomina modelaje de enfermedades”, explicó.

La interesante es que el Ministerio de Ciencia de la Argentina reconoció la importancia de los avances en este campo y viene subsidiando muchos proyectos sobre el tema. De hecho, Pitossi trabaja en la reprogramación celular para obtener neuronas que se enferman con el mal de Parkinson y poder investigar por qué ocurre.

Pitossi aclaró que aún no aparecieron terapias nuevas, pero lo que se está haciendo permitirá que cuando existan los tratamientos, en el futuro, la Argentina tenga capacidad para aplicarlos. “La base tecnológica está”, sintetizó.

“Mientras tanto, las terapias celulares hoy están restringidas al trasplante de médula ósea para enfermedades de la sangre”, precisó.

Bien Los Pumas, un desastre la contaminación publicitaria

7 octubre 2012

¡Exitistas, pensamos diferente! Yo estoy contento con Los Pumas.  “Seis partidos, seis derrotas”, dirán ustedes. En cambio yo pienso:

1. Ingresaron en el torneo del mejor rugby del mundo.

2. Actuaron con dignidad y valentía.

3. Me resulta inimaginable que no aprendan y progresen a partir de estas experiencias.

4. Quedaron algunos detalles para la historia, como dos tries a Nueva Zelanda.

Y no pongo más porque no sé nada de rugby, pero gracias a Los Pumas, cada día me gusta más este deporte.

Lo que cada día soportomenos es la apropiación de todo por parte de los intereses comerciales. Me molesta muchísimo que las empresas, en general multinacionales, nos fuercen a ver su publicidad, que todo lo contaminen con sus avisos.

Tengo dos casos que cito siempre: el cartel recontraluminoso de Coca-cola enla 9 de Julio que literalmente opacó el desfile del Bicentenario en 2010, y que después de ciertos reparos judiciales, ahí está, vivito y encandilando.

El otro es el adefesio de la inmobiliaria Jakim en el precioso mirador de una vieja casa próxima a la plaza Devoto. Los de la zona saben de qué hablo. Un atentado a la belleza, al patrimonio arquitectónico y al bien común.

En cuanto al partido de Los Pumas en Rosario, hice un rápido inventario de la contaminación publicitaria visual:

En la pantalla de la televisión, ya es regla que aparezca el logo del canal, permanente. Luego, a cada rato, avisos en la parte inferior de la pantalla (Personal, Universal Assistance, Scrum y otros). Cada repetición de jugadas, venía con un cartelón de Personal.

Del estadio, dejemos pasar la publicidad alejada del campo, el problema es la que entra en el campo visual de quien mira el partido, a saber:

Carteles fijos en todo el perímetro de la cancha, y pantallas con publicidad animada muy luminosa, ¡que no se quedan quietas durante el juego!

Pintado sobre el césped, tres veces Personal, dos Standard Bank, dos Renault, ESPM y hasta la palabra “Rosario”, que no sé para qué la pusieron e imagino que costó sus buenos billetes a la municipalidad. También publicidad en los colchones de protección que envuelven los postes.

En la camiseta de Los Pumas, Visa. En la de Los Wallabies, Qantas, cuyo logo también aparecía en los bordes de los pantaloncitos, para que se viera en los scrums. Por supuesto, también en todas las prendas, incluidos los botines, el logo del fabricante.

Pero también, avisos en las pecheras de los suplentes, en la vestimenta de los auxiliares técnicos, en la cabina de los directores técnicos,  en la ropa de los árbitros (Fly Emirates), en la pelota!!!! (Gilbert).

Lo peor es que no imagino una tendencia inversa. Esto va a seguir y agravarse.