Crónicas de Pérez 17: el otoño

Hacía mucho que no paseaba con Pérez, mi perro, atrapado como estaba entre mucho laburo profesional y la gratificante pero ardua tarea de pintar mi casa.

Con ambos frentes ya mejor controlados, finalmente explotó el grito de mi conciencia acicateado por la insostenible mirada demandante de Pérez, que en las últimas semanas venía confinado a un tacaño régimen de cortas caminatas nocturnas para ir a tirar la basura.

Y allí fuimos la otra tarde, unidos por una correa ya que no es posible tomarnos de la mano, a buscar a la pequeña Guillermina al colegio.

¡Qué linda es Buenos Aires en abril!, nos dijimos con una mirada. Fue salir de casa y rendirnos ante la alianza estética de los mil ocres que alfombran las calles y los rayos del sol otoñal que infiltran oro en el follaje diezmado de las copas.

Allí iba Pérez, con las orejitas levantadas produciendo un rítmico crepitar de horas secas, con su habitual tenacidad canina para exigir siempre mayor velocidad, cualquiera sea el ritmo que logre llevar el humano que viene detrás, o sea, yo.

El paseo, con todo lo hermoso que puso la naturaleza como escenario, no pudo eludir un toque triste de absoluta responsabilidad humana: ambos sabíamos que esa sería una de las últimas tardes en que veríamos los adoquines de Tinogasta, Emilio Lamarca y alguna otra calle del barrio, donde ya todo está preparado para sepultarlos con asfalto. Creemos que el entierro no pasa de esta semana.

Le busqué la lengua a Pérez, entonces, para que se despachara con alguna reflexión crítica. Dio unas vueltas, me dijo que quería tomar distancia de esas esferas, que no quería herir a personas que pensaran distinto y parecía que ahí terminaba el diálogo. Sin embargo, un par de cuadras después se despachó con un diálogo gracioso y a la vez crítico.  Se los paso:

– Ingeniero, ¿qué son para Ud. los vagones históricos del subte A?

– Basura.

– ¿Y las casas antiguas, la confitería Richmond, la Casa Suiza?

– Basura.

– ¿Y los bancos de plaza de hierro forjado con listones de madera que están reemplazando en la costanera por unos bloques de concreto?

– Basura.

– ¿Y los adoquines que pusieron los presos en Villa Devoto y Villa del Parque hace un siglo?

– Basura.

– ¿Y los monumentos que sacaron de las plazas Colombia, Canadá y Los Andes?

– Basura.

– ¿Y que es para Ud. la basura?

– Negocio.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Gente que disfruta, Los unos y los otros

Etiquetas: , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

13 comentarios en “Crónicas de Pérez 17: el otoño”

  1. Queima Says:

    Rosana Lecay, en Facebook: “Al fin! Pérez!”

  2. Queima Says:

    Rosana escribió en Facebook: “¡Qué linda es Buenos Aires en abril!, nos dijimos con una mirada. Fue salir de casa y rendirnos ante la alianza estética de los mil ocres que alfombran las calles y los rayos del sol otoñal que infiltran oro en el follaje diezmado de las copas.”……………….suspiro……..suspiro…………

  3. Queima Says:

    Teo escribió en Facebook: “Pérez tiene una indiscutible sabiduría, pero la entrega con cuentagotas ¡Qué perro!”

  4. Queima Says:

    Silvia Maria da Riva, en Facebook: QUE SABIO Y ROMANTICO ES PEREZ BIEN BIEN RAUL

  5. Queima Says:

    Sandra Votta, en Facebook: Bienvenido!

  6. Queima Says:

    Miguel Angel Mora, en Facebook: Amigo Perez, se que es lamentable pero son las reglas de juego del “progreso”…debo admitir que disfruto de la comodidad del aire acondicionado del subte A que alivia en parte el viaje de todos los santos días apretado como sardina…y en las calles de Baires no rompo el tren delantero de mi auto contra los duros adoquines….bueno…aunque para eso están los baches..Saludos y buena vida perruna.

  7. Queima Says:

    Hola Miguel. Pérez no es fundamentalista. Quería que se conservara el subte viejo fuera de horas pico, por ejemplo los fines de semana, como atractivo turístico y cultural. Lo mismo los adoquines, solo para resguardar el encanto de algunos rincones de la ciudad que ama.

  8. Queima Says:

    Cecilia Ferreiro Prada, en Facebook: excelente…y es cierto, con el perro, uno iría de la mano si pudiera…!

  9. Queima Says:

    Claudio Salvador en FB: PÉREZ AL CONGRESO
    Es un genio. Un animal con todas las letras. Definitivamente, esta virtualidad puede despertar amores peligrosos. Pero en este caso, luego de haber compartido esta serie de crónicas, me declaro seguidor número uno de Pérez, aunque sea otro el que cuelgue de la correa. ¿Quiénes quieren formar parte del club de fans?

  10. Queima Says:

    Severino Alonso en FB: COMENTA O QUE COMENTE QUE PLANES TIENE PARA EL PAIS INMERSO EN LA IMPOTENCIA, CONFIESO NO CONOCERLO.-

  11. Queima Says:

    Claudio Salvador en FB: No hay dos perros como Pérez!

  12. Queima Says:

    Juan Manuel Chilavert en FB: ¿QUE PAÍS?…….

  13. Queima Says:

    Claudio Salvador en FB: Lean la crónica! Es muy buena y responde todas las preguntas. Vamos a pasear con Pérez.-


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: