La Nación, flojito en sus prácticas periodísticas

Ya les conté que me hartó Clarín, mi diario de cabecera durante décadas, me aburrió sobreranamente con sus gerentes editorializando todos los días sobre lo que sea con el único norte de encontrar algo malo que atribuirle al gobierno que le arruinó algunos negocios al Grupo, y con ello comiéndose el poco espacio que dejan los omnipresentes avisos a la información útil, aprovechable, para reflexionar, para pensar, para debatir, para comparar, que se ve poca.

Al final, le dije al diariero que siguiera trayéndome todos los días el empeñoso y algo ingeuno a veces Tiempo Argentino y en vez de Clarín … ¡La Nación!

¡Sí! Ja ja ja, ¿Pueden creerlo? Ahora leo el diario desvergonzadamente militante oligarca, que algunos de sus adoctrinados lectores consideran …serio e ”independiente”, pese al siglo largo de compromiso cotidianamente demostrado con los poderosos de la Argentina y del mundo.

Bueno, confieso que esperaba encontrarle más. A simple vista, ya no es lo que era. Está flaco y flojito de información. En el gremio periodístico hace rato que se habla de condiciones de trabajo y contratación bastante deterioradas en esa redacción, pese a las históricas ínfulas de sus propietarios.

El titular de hoy: “El peso se devaluó más del 10% en la semana y el dólar blue rozó los $12”. Fui a la sección económica y me detuve en “Para los analistas, la causa es la inflación”.

¡Cómo no iba a leer ese artículo! Si tantas veces ése y otros diarios y muchos “analistas” han dicho lo contrario: que la devaluación del peso provoca inflación, y ahora parece que la inflación provoca devaluación del peso. Porque les recuerdo que el diario habla de la “causa” del fenómeno.

Bueno, veamos. ¿Lo dijo un simposio de especialistas? ¿Lo concluyó un seminario de una escuela económica? ¿Fue motivo de debate en algún foro? ¿Lo dedujo una universidad? No, un redactor de La Nación llamó a tres personas: Federico Muñoz, consultor; Jorge Todesca, exviceministro de Duhalde, y Aldo Abram, de una fundación liberal.

Con esos tres llamados -cortitos, además-, este artículo se permite afirmar que “para los analistas la causa es la inflación”. ¡Qué liviandad!

Encima, solo el primero dice eso. Todesca dice –como siempre dice- que el problema es fiscal, y Abram dijo que el problema fue el “cepo”.

¿Se entendió? Un tipo dijo que la causa es la inflación. ¡Eso le bastó al diario para decir que era la conclusión de “los analistas” y ponerlo en la tapa de su sección Economía!  No parece buena práctica periodística.

Escuchame La Nación: ¡Pagué 12,80 pesos por este ejemplar! ¡Me estás estafando mal!

Anuncios
Explore posts in the same categories: Nobleperiodismo/putaprensa

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: