Enzo Traverso: “Falta una visión utópica”

Encontré en una entrevista a Enzo Traverso, historiador italiano radicado en Francia, autor de “¿Qué fue de los intelectuales?”  (Siglo XXI), agudas reflexiones sobre el mundo actual, al que describe como carente de utopías, y sobre los intelectuales, hoy relegados en el debate público por “expertos” funcionales al poder real, personajes con conocimientos técnicos constituidos en figuras por los medios de comunicación.

Van algunas notas tomadas de la entrevista que le hizo la colega Astrid Pikielny, publicada por La Nación este domingo 7 de septiembre de 2014:

  • En un mundo sin utopías, en el cual el sistema económico-social, la democracia liberal, la sociedad de mercado y el capitalismo aparecen como algo natural, finalmente no se puede sino actuar como parte de ese mecanismo. Hoy falta una visión utópica que los intelectuales tenían a lo largo del siglo XX.
  • Los economistas son los intelectuales por excelencia del capitalismo financiero en el mundo neoliberal: intervienen en los debates públicos como expertos y si vemos los sueldos que muchos de ellos obtienen de los bancos u organismos que asesoran, son mucho más altos que los que reciben como investigadores o universitarios.
  •  El problema es que la sociedad misma hoy no mira al futuro, no genera utopías, y los intelectuales son el espejo de esa impotencia. Entonces, no se pude pedir a los intelectuales que sobrepasen los límites de su época. Esa es la contradicción fundamental del mundo de hoy: es una temporalidad de aceleración permanente con un horizonte cerrado, sin proyección al futuro y sin ninguna estructura prognóstica. Y eso explica también la obsesión por la memoria.
  • Una sociedad que no tiene futuro está casi obligada a mirar al pasado y esa mirada muchas veces toma un rasgo apologético: “Hay que sacar lecciones del pasado para confirmar que el presente es un orden sin alternativas posibles porque las revoluciones fracasaron, crearon monstruos totalitarios, hubo fascismos y dictaduras y, entonces, hay que aceptar el orden de hoy como un orden sin alternativas”, sostiene esa sociedad.
  • Esa falta de imaginación utópica es terrible. Hay ejemplos: la falta de alternativas y horizonte de futuro de las revoluciones árabes fue llenada por los fundamentalistas, o los movimientos de “los indignados” que tiene una idea muy clara de qué es lo que no les gusta del mundo de hoy, pero que no tiene la capacidad de formular una alternativa. (Agrego yo: esa misma carencia se notó cuando estalló la crisis de 2001 en la Argentina).
  •  Hay muchos motivos (por los cuales los intelectuales hoy deberían levantar la voz) y, frente a la globalización, el principal es el crecimiento impresionante y traumático de la desigualdad. Estamos viviendo una refeudalización del planeta. Esto amenaza la libertad, la democracia y la noción misma de ciudadanía. En un mundo en el cual la riqueza y la pobreza se desarrollan en formas extremas e incontrolables, no se puede hablar más de democracia, de una comunidad internacional o de un espacio público compartido.
  • Desde un punto de vista social, el mundo está volviendo al Antiguo Régimen, a pesar de que este proceso tome rasgos posmodernos, con  una aristocracia financiera en lugar de la nobleza terrateniente. La defensa del principio de igualdad me parece una causa central, como ya fue en el siglo XVIII para los filósofos de la Ilustración.
Anuncios
Explore posts in the same categories: La rata de biblioteca (y el geek)

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: