Posted tagged ‘Alimentos’

La Argentina exporta el Pro-Huerta a Haití, parte 2

26 agosto 2012

15.000 haitianos producen sus alimentos con método argentino

Buenos Aires, 28 de febrero de 2012.- Más de 15.000 personas, que laboran 1500 huertas, producen alimentos para su propio consumo en Haití, el país más pobre de América, bajo la supervisión del programa argentino Pro-Huerta, según informaron sus responsables.

Se trata de una iniciativa conjunta del Ministerio de Desarrollo Social y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), dependiente del Ministerio de Agricultura.

El programa de “autoproducción de alimentos con técnicas agroecológicas”, lleva 21 años de desarrollo en la Argentina, pero tuvo su mayor crecimiento a partir de la crisis de 2001.

Actualmente consta en el país una red de 20.000 promotores voluntarios que acompañan 630.000 huertas y 148.000 granjas, en las que participan 3,6 millones de personas.

En Haití el programa llegó en 2004, de la mano de la Cancillería Argentina como parte de la cooperación internacional con ese país, donde recibió apoyo financiero de Canadá, y en segunda instancia de España.

“Esta experiencia se ha convertido en un ejemplo exitoso de cooperación orientada a la temática de seguridad y soberanía alimentaria, además de tener un costo comparativamente muy inferior a otras iniciativas de cooperación, y muy buena apropiación comunitaria”, afirma un documento del Pro-Huerta.

Tras el letal terremoto de 2010, se solicitó al programa la elaboración de un proyecto de ampliación para alcanzar un universo de un millón de haitianos en cinco años, que ya ha comenzado a implementarse.

Anuncios

La Argentina exporta a Haití un exitoso programa social, el Pro-Huerta

25 agosto 2012

¿Conocen el Pro-Huerta? Seguramente muchos no sólo lo conocen sino que están vinculados con él, porque este pograma estatal que promueve la autoproducción de alimentos en grupos comunitarios, ya tiene 21 años de historia, cuenta con 20.000 promotores voluntarios y acompaña a más de 630.000 huertas y 148.000 granjas, que alcanzan a más de 3,6 millones de personas.

A principios de este año, cuando esta bitácora estaba un poco abandonada, hice una nota para mostrar cómo esta política social también ayudaba al castigado pueblo haitiano. Va la primera parte.

En Haití, el Pro-Huerta da comida, crea redes y fortalece al Estado

Buenos Aires, 28 de febrero de 2012.- El programa argentino Pro-Huerta lleva siete años creciendo en el devastado Haití, donde además de proveer comida a miles de familias, enhebra redes comunitarias y facilita la presencia estatal para otras acciones.

·“Lo novedoso no es la idea de las huertas, que muchas ONG las pueden promover, sino que es una política de estado; intervenimos junto al Estado Haitiano”, explicó el argentino José Francisco Zelaya, supervisor técnico del Pro-Huerta en el país caribeño.

Entrevistado en Buenos Aires a punto de emprender su enésimo viaje a Puerto Príncipe, Zelaya explicó que “la cooperación tradicional manda cooperantes que hacen su trabajo y listo; en cambio nosotros generamos redes en la comunidad”.

·“En esto el rol imprescindible es el del promotor, la figura que se compromete a organizar el grupo. Es central encontrar a esas personas”, afirmó.

Describió que “esa figura comunitaria lleva las demandas al programa y el programa actúa a través de él; es el representante de la comunidad en el programa y no al revés”. De ese modo se establece un canal con cada grupo que se organiza, que puede ser aprovechado para otras políticas de estado.

“Cuando fue la epidemia de cólera pudimos capacitar a cientos de promotores en la prevención. En la inundación de 2008, con 700 muertos, el Pro-Huerta detectó lugares aislados para que llegara la asistencia y se organizó la ayuda humanitaria”, ejemplificó.

Según Zelaya, de este modo “la Argentina aporta a que la solución de los problemas de Haití sea social y política, y no que sea mandar tropas”, como prefieren otros países.

“Esto es un ejemplo de cooperación sur-sur. No fuimos como portadores de la idea salvadora sino a aportar, aprovechando la riqueza argentina en recursos humanos y nivel educativo”, remarcó.

Relató que cierta vez, alguien dijo que tenían las semillas y preguntó cuándo podrían empezar, y la respuesta fue que de inmediato, solo había que preparar la tierra. “Por fin alguien nos dice que podemos hacer lo que sabemos que podemos hacer”, dijo el interlocutor.

Esa actitud facilitó también vencer cierto escepticismo. “Como la organización del Pro-Huerta tiene su corazón en los promotores voluntarios, en Haití nos decían `no va a andar, acá todo se paga`. Bueno, en la Argentina esta experiencia no funcionó por decreto sino por convicción de la sociedad civil, y en Haití se fue logrando también”, explicó.

“Hemos ido a lugares donde debe respetarse la cultura local, el cura, el pastor, el vudú. Vamos trabajando sobre la organización existente y vamos capacitando. Ya es muy poco lo que hacemos en forma directa porque ya tomaron la posta los técnicos haitianos”, comentó.

Cada escalón alcanzado habilita nuevas metas, no solo en cantidad. “Vamos incorporando nuevos componentes, como el mejor aprovechamiento del agua, construir las herramientas en forma local; buscamos también que autoproduzcan sus semillas, las que permita el ambiente local”, propuso.

“Los 23 coordinadores son haitianos, el coordinador general es haitiano, un ingeniero agrónomo; también hay técnicos locales. Eso significa que si un día nos tenemos que retirar, no se produce el vacío. Queda esa organización del pueblo haitiano”, resumió.

La “cajita feliz” trae algo distinto a la felicidad

2 mayo 2010

En la ciudad californiana de Santa Clara prohibieron a los restaurantes regalar juguetes con menúes altos en calorías, grasas y sal.

Hay que imitarlos, es una cuestión de salud pública.

La “cajita feliz” de McDonalds y cosas similares incentivan a los niños a alimentarse mal y les inducen hábitos que, de persistir, les acarrearán graves consecuencias para su salud.

De paso. Muy bien por las escuelas, principalmente públicas, que empezaron a exigir a sus quioscos internos que ofrezcan a los chicos jugos, frutas, cereales y otras opciones sanas eb vez de golosinas y gaseosas.

Bien el Pro-Huerta de la Argentina en Haití

12 febrero 2010

Quiero destacar lo que están haciendo argentinos en Haití. No me refiero a la participación de soldados y gendarmes argentinos en los cascos azules de la ONU emplazados en el país. Eso es muy cuestionable. Con todo, no quita méritos a la destacadísima actuación del Hospital Reubicable de la Fuerza Aérea ante la emergencia del terremoto. Pero la presencia militar es para otra entrada.

Lo que me cayó bárbaro, y lo comparto aquí, es la tarea que está haciendo el Pro-Huerta, un programa por el cual se organiza y capacita a familias o pequeñas comunidades que dispongan de un lote de tierra cultivable para que puedan organizar la producción de alimentos frescos para sí mismos, y se los provee de las semillas para que arranquen.

Ese programa ayudó, y lo sigue haciendo, a cientos de miles de personas en la propia Argentina especialmente desde la crisis de 2001, y ahora ya resuelve también la subsistencia de 80.000 haitianos.

Si quieren saber más cómo funciona vean aquí: http://www.inta.gov.ar/extension/prohuerta/

El canciller Jorge Taiana dijo además que por convenios con Japón y con España, el Pro-Huerta seguirá expandiéndose en la castigada Haití.

Ahora ya alimenta a 80 mil haitianos y el presidente de Haití lo tiene muy presente porque busca que sea una de las herramientas para usar más aún para garantizar la seguridad alimentaria de su pueblo” afirmó el canciller. “De hecho, actualmente el Pro Huerta está presente en 6 de los 10 estados y apuntan a que con la cooperación de nuestro país, avance a los 10 estados y llegue a 200 mil personas en los próximos meses”, anunció Taiana.

Aplausos.

Larguen la comida chatarra y vivan más

27 agosto 2009

Japón tendrá a fin de septiembre 40.399 personas con 100 o más años de edad, un récord en el país asiático, según informó el Ministerio de Salud. Son 4.123 centenarios más que el año pasado.

En Japón la gente vive en promedio 85 años, un récord mundial. Una razón es la tradicional y sana comida nipona. Sin embargo, debido a la caída de la tasa de nacimientos, la población de la segunda potencia económica mundial ha comenzado a reducirse.

La nutrición, factor clave para resistir la gripe

11 julio 2009

En la Argentina la gripe A empezó por los ricos. Sólo ellos viajan en avión y así trajeron el virus de América del Norte, cuya difusión comenzó por los barrios acomodados de Buenos Aires. Pero cuando comenzó a circular, alcanzó sin filtros todas las capas sociales. Y cuando llega a los pobres, la indefensión es mayor. La injusticia tiene mil estrategias.

El académico nacional en ciencia Meny Bergel propuso en una carta publicada en Clarín el miércoles una urgente y drástica reducción de los precios de los alimentos, indispensable para fortalecer al sector más vulnerable. Aquí la reproduzco en señal de apoyo:

En relación con el brote de gripe porcina, y teniendo en cuenta que se trata de una patología infecciosa, es importante conocer el estado nutricional de lapoblación sometida a la agresión de tal virosis. Llama la atención que este aspecto que consideramos fundamental esté siento ignorado por la mayoría de los planes de ataque, y deseamos referirnos a la inclusión de este punto en este tipo de lucha. Dicho enfoque se refiere fundamentalmente a mejorar la situación nutricional de los grupos poblacionales que se ven atacados.

Teniendo en cuenta que hay grandes franjas poblacionales con bajos ingresos económicos, nuestra propuesta es la siguiente: que se dicte, inmediatamente -con carácter de necesidad y urgencia- un decreto o resolución por el cual se indique que en todas las bocas de expendio de alimentos en base a carnes rojas, epecialmente de vaca; carnes blancas -como pescado y aves de corral-, leche y derivados lácteos; vegetales frescos -sobre todo los de hojas verdes- y frutas de estación -si es posible incluir las cítricas- y huevos de aves de corral: que estos alimentos se vendan al público en valores entre 40 y 50% del actual.

Esto significaría para un hogar modesto que con la misma cantidad de dinero podría adquirir el doble de insumos, lo cual contribuiría a mejorar su calidad alimenticia. Los mecanismos por los cuales el Gobierno compensará a la industria alimentaria por lo que significa la aplicación de esta norma, corresponde ser estudiados por las respectivas áreas pertinentes de la autoridad gubernamental. La urgencia de la aplicación de esta norma, imposibilita el tratamiento de la misma a través de un mecanismo parlamentario.

Resumiendo, a mejor estado nutricional, mayor capacidad de defensa frente a las infecciones.

Uno de cada seis humanos está desnutrido, ¿vos cómo lo tomás?

21 junio 2009

El dato -escalofriante- lo dio Jacques Diouf, director general de la FAO, la rama de las Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación: “Jamás en la historia de la humanidad ha habido tantas personas que padecen hambre”.

La FAO tiene las cuentas hechas. En 2009, 1020 millones de personas padecerán malnutrición. La población total mundial es de 6000 millones.

Una conclusión triste. El objetivo que se fijó en 1996 en la Cumbre Mundial sobre la Alimentación de bajar a la mitad el número de desnutridos antes de 2015 no será alcanzado. “Ese objetivo es irrealizable”, dijo Diouf.

Agrego yo un argumento tan repetido como cierto: con una pequeña porción de los presupuestos militares bastaría para que nadie tuviera hambre. Y sumo un argumento modelo 2009: con una pequeña parte de lo quese invirtió para salvar bancos en la crisis que estalló en Estados Unidos también alcanzaría.

Pero lo que me interesa al escribir esto es otra cosa. Dada esta situación, vos, vos que estás leyendo, ¿cómo lo tomás? ¿qué te hace?

Si te jode, como a mí, tenés mi respeto amigo, compañero, y confío en que tratarás de hacer algo para cambiar las cosas, aunque más no sea escribir en una simple bitácora como ésta o comentar este desastre con tu gente para que la indignación crezca aunque sea por goteo.

Si te da lo mismo, si no es problema tuyo, andá nomás, seguí mirando a Tinelli, y ojalá el día que se arme el despelote no te pongas del lado equivocado.