Posted tagged ‘Córdoba’

Clarín y otros 17 diarios siguen publicando avisos de oferta sexual

16 diciembre 2012

A propósito del indignante fallo absolutorio para los acusados por el secuestro y explotación sexual de Marita Verón, que tan crudamente arrojó al rostro de la sociedad la vigencia de las redes mafiosas de la trata, quisiera dar datos frescos sobre la complicidad de ciertos diarios.

La oferta sexual a través de diarios sigue funcionando pese a la prohibición expresa dispuesta por el decreto 936/11, firmado en junio del año pasado por la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, contra el denominado “rubro 59”, una medida inspirada en la lucha de Susana Trimarco por recuperar a su hija Marita.

La oficina de Monitoreo de Publicación de Avisos de Oferta de Comercio Sexual, que dirige Chantal Stevens en el Ministerio de Justicia, afirma que la gran mayoría de los medios cumple la norma, pero que 18 diarios siguen eludiéndola.

Es cierto que ya no ofrecen servicios sexuales en forma explícita, pero aparecen ofrecimientos de supuestas “masajistas”, que las autoridades constatan que remiten a prostíbulos, y pedidos de “señoritas” para captar jóvenes para la prostitución.

El 35% de todos los avisos de este tipo que se publican en el país sale en Clarín; lo siguen La Capital, de Rosario, con 29 por ciento; la Capital, de Mar del Plata, con 9, y La Voz del Interior, de Córdoba, con 6. Datos suministrados por el Ministerio de Justicia.

Esos cuatro diarios concentran entonces el 79% de todos los avisos de este tipo. El otro 21% se reparte entre otros catorce diarios.

Anuncios

Represión a una protesta en Córdoba y ataque a reporteros

22 diciembre 2010

http://www.youtube.com/watch?v=Rd_50204O6s&feature=player_embedded#!

FOTÓGRAFOS SON ATACADOS POR POLICÍAS MIENTRAS CUBRÍAN LA REPRESIÓN DE UNA MANIFESTACIÓN EN CÓRDOBA

El Foro de Perodismo Argentino (Fopea) alerta sobre los múltiples hechos de agresión y de violencia cometidos contra la prensa en una manifestación contra la Ley provincial de Educación en la ciudad de Córdoba el pasado miércoles 15 de diciembre. Por otra parte, reconoce el rápido accionar de las autoridades provinciales para sancionar a los responsables. 

Es inadmisible el abuso policial por parte de las fuerzas de seguridad contra los trabajadores de prensa, cuando en realidad deberían ocuparse de ofrecer garantías para desarrollar su tarea profesional en lugar de impedirla de modo arbitrario. Por ello, Fopea reclama que en futuros actos y manifestaciones, los trabajadores de prensa no sean objeto de ataques y se permita el desarrollo de sus tareas con libertad y en un marco de seguridad.

Los hechos:

El miércoles 15 de diciembre, durante una manifestación contra la Ley de Educación provincial que tuvo lugar en las inmediaciones de la Legislatura provincial en la capital cordobesa, y que intentó ser reprimida por la fuerza pública, hubo al menos cuatro episodios de violencia de la policía hacia fotógrafos y camarógrafos que estaban trabajando en el lugar.

José Fernández, un fotógrafo del Centro de Medios Independientes Indymedia dijo a Fopea que un policía le arrebató su cámara digital mientras filmaba escenas de represión. Luego, y tal como fue registrado por otros reporteros, Fernández corrió al uniformado y se arrojó sobre él para recuperarla. La cámara quedó rodando por el suelo y el fotógrafo fue aprehendido y golpeado a patadas por otros policías, que finalmente lo soltaron debido a la intervención de los colegas de Fernández.

Al poco tiempo, otro fotógrafo de Indymedia, Javier Astrada, que estuvo en el tumulto luego de que le arrebataran la cámara a Fernández, fue detenido por efectivos policiales y luego liberado. Asimismo, Pablo Becerra, fotógrafo del Archivo Provincial de la Memoria dijo a Fopea que un policía golpeó su cámara, sin lograr romperla. “Estaba sacando fotos a un policía que se llevaba un chico y se acercó y me golpeó la cámara, sin decir nada”, señaló. Por otra parte, el estudiante Pablo Delgado quien también forma parte del Colectivo Comunicacional Malaprendidxs, manifestó que un policía destrozó su cámara filmadora en una situación similar. Además, según Indymedia, un policía fue visto corriendo con una cámara en su mano, sin que se sepa a quién pertenecía.

 Los hechos del 15 de diciembre motivaron una presentación judicial del secretario de Derechos Humanos de la Municipalidad de Córdoba, Miguel Baronetto. “El registro fílmico y las fotografías publicadas en medios escritos, televisivos y digitales dan cuenta de una acción policial extremadamente violenta a la hora de proceder a la detención de algunos manifestantes, lo que habría sucedido en horas de la media tarde. Cabe señalar que esta documentación periodística existe a pesar de que agentes policiales pretendieron obstaculizar la tarea de fotógrafos y camarógrafos, agrediendo a varios de ellos, a quienes se les intentó arrebatar sus instrumentos de trabajo”, escribió en la denuncia a la que accedió Fopea.

 Algunos detalles de los episodios pueden verse en:

y http://www.youtube.com/watch?v=jCYsj936oCA&feature=player_embedded

Por su parte, El Tribunal de Conducta Policial dependiente del Ministerio de Gobierno provincial, sancionó al subcomisario Diego López (de la Comisaría 1ª de la ciudad de Córdoba) pasándolo a situación pasiva mientras continúan las averiguaciones, ya que sería el que le quitó la cámara a José Fernández. Por otra parte, este Tribunal emitió el lunes pasado un comunicado sobre las sanciones a policías. “Las medidas adoptadas se enmarcan en la investigación administrativa de donde surge que la actuación de los efectivos sumariados se habría producido excediendo el ejercicio de sus funciones (…) Asimismo, se advierte que aparecen lesionadas las garantías constitucionales de libertad de prensa y libertad de expresión, que no puede ni debe ser tolerada bajo ningún fundamento”, dijo.

 Foro de Periodismo Argentino, miércoles 22 de diciembre de 2010

Amenazas narco a periodistas en Córdoba

8 abril 2010

FOPEA REPUDIA AMENAZAS A PERIODISTAS DE LA VOZ DEL INTERIOR Y CANAL 10, DE CÓRDOBA

El Foro de Periodismo Argentino (Fopea) repudia las amenazas e intimidaciones recibidas durante los últimos días por parte de los periodistas cordobeses Guillermo Bahr, Juan Federico y Tomás Méndez, y reclama a las autoridades locales protección para los colegas y sus familias, así como una exhaustiva investigación de los hechos.

Los periodistas Juan Federico, del diario La Voz del Interior; Tomás Méndez, conductor del programa periodístico ADN que se transmite por Canal 10, y su productor Guillermo Bahr, denunciaron haber recibido amenazas e intimidaciones entre el martes 6 y el miércoles 7 de este mes, y las relacionaron con sus respectivas coberturas periodísticas sobre la distribución minorista de droga en la ciudad de Córdoba.

Méndez relató a Fopea que el martes, alrededor de las 19.30, su padre fue seguido por dos hombres cuando se dirigía a su casa en el barrio Nueva Córdoba. Ante el temor de que quisiera asaltarlo, llegó hasta la puerta de su casa pero no entró. Fue entonces que uno de ellos le puso un arma por detrás y le dijo: “Vieja (o ‘vejiga’), a callarse. No se habla más del tema, sino los vamos a hacer callar”.

Por su parte, el productor televisivo Guillermo Bahr dijo a Fopea que el martes recibió una llamada en su celular desde un número privado, en la que un hombre le dijo “no te metás. Vos y Tomás Méndez son boleta”.

A su vez, en la madrugada del miércoles, alrededor de las 2, vio a un desconocido en el techo de su casa por lo que llamó a la Policía. El periodista interpretó el hecho como otra forma de amedrentamiento por sus informes periodísticos.

Asimismo, el lunes pasado, Federico publicó una información similar en La Voz del Interior, en la que se mencionaba un testimonio que involucraba a la madre de una niña de 3 años asesinada días antes, en el tráfico de estupefacientes.

El padre de Méndez, su hijo y los periodistas Federico y Bahr hicieron la denuncia judicial por las amenazas, cuya investigación quedó a cargo del fiscal de instrucción Raúl Garzón.

El fiscal general de Córdoba, Darío Vezzaro, se reunió con las víctimas y también se contactó el jefe de la Policía de Córdoba, Alejo Paredes, quien ofreció garantías de seguridad a los colegas de prensa.

Por otra parte, el ministro de Gobierno de la provincia de Córdoba, Carlos Caserio, dijo a Fopea que se había contactado con La Voz del Interior y las autoridades de Canal 10 para analizar el caso.

“Hicimos lo que teníamos que hacer. Les pedimos que hagan la denuncia antes de hacerlo público, como ocurrió. Nosotros queremos que se haga una investigación para que los que hicieron las amenazas terminen presos”, detalló.

Fopea manifiesta su preocupación por la sucesión de amenazas y exige un rápido y efectivo esclarecimiento de las mismas, por considerar que la reiteración de este tipo de hechos pone en riesgo el ejercicio profesional y desalienta a medios y periodistas a investigar presuntos delitos vinculados al narcotráfico.

Foro de Periodismo Argentino

 Jueves 8 de abril de 2010

Hay que usar el casco, hay que cuidarse

5 abril 2010

Es increíble que cuidarse, que no otra cosa es usar el casco en la moto, sea objeto de tantas dudas, discusiones y errores, algunos fatales.

En pocos días vimos dos extremos. Los inspectores de Baradero que persiguieron a esos dos chicos porque no usaban casco y parece que los tocaron con el auto y les provocaron la caída mortal, y el juez de Santa Rosa de Calamuchita, Córdoba, que falló que usarlo o no era una opción de cada uno.

Otra irracionalidad. Baradero se convulsionó por el caso de  Miguel y Giuliana, los adolescentes muertos, pero casi toda la gente que anda en moto en esa ciudad siguió sin protegerse.

Estuvieron muy bien en cambio algunos grupos de estudiantes de esa ciudad y sus docentes, que discutieron el episodio en clase y salieron a hacer campaña entre sus amigos y para toda la comunidad a favor del uso del casco.

¿Pero qué pasa con las autoridades?

“Una política de seguridad vial no puede apoyarse exclusivamente en un accionar esencialmente represivo y sancionador. Por el contrario, debe ser integral y contemplar el uso de otras herramientas: información, educación y capacitación”, recomienda por ejemplo Eduardo Bertotti, director del Instituto de Seguridad y Educación Vial.

Y tiene razón. Hay que capacitar a la policía por ejemplo, así los agentes que vemos cuidando restaurantes que pagan “servicios adicionales”, no sólo se preocupen por que no vengan ladrones, sino que además exijan a los explotados chicos del reparto que usen casco. Es decir, que los cuiden. Porque el primer valor al que debe proporcionarse seguridad es la vida, no el dinero.

Hay que tomar el ejemplo de Firmat, Santa Fe, donde los motociclistas usan casco. Allí, cada vez que aplicaban una multa por no usarlo, le daban la opción al infractor a usar el dinero en comprarse uno. Y funcionó.

En cuanto al juez de Córdoba… bué, menos mal que ya lo enmendaron.

Tercer muerto en un mes en Córdoba por falta de asistencia médica

3 abril 2010

Es el tercer caso en un mes. Los dos anteriores, en Villa Carlos Paz, ya los comenté : https://queima.wordpress.com/2010/03/10/carlos-paz/

El nuevo caso ocurrió en Capilla del Monte. La víctima, César Julián Varela, de 58 años, uruguayo.

El sábado 27 de marzo, Varela, que un año atrás había sido operado de un riñón, se descompuso y su familia pidió ayuda a la policía. Desde la central policial se comunicaron con Pacton y con Capilla, dos firmas privadas de emergencias que se negaron a acudir en auxilio de Varela porque no era afiliado.

En el hospital municipal Oscar Luqui respondieron que no tenían ambulancia y que la médica de guardia no podía abandonar el servicio.

La policía cargó al paciente en un patrullero y lo llevó al hospital. Cuando llegó ya había fallecido.

Dos muertos en una semana por falta de atención médica en Villa Carlos Paz

10 marzo 2010

Villa Carlos Paz, 50.000 residentes permanentes y segunda capital del verano después de Mar del Plata, entre 500.000 y 600.000 visitantes por temporada, espectáculos, farándula, diversión, negocios, glamour, pero cuidado… no vayas a sentirte mal.

El domingo 28 de febrero, José Fortina, un empresario de Paraná de 58 años, sufrió un infarto, no pudo ser atendido por falta de instalaciones adecuadas y murió tras seis horas de agonía.

Una semana después, Gladys Mendoza, una ama de casa de Hurlingham de 45 años, se descompuso en la casa que alquilaba con sus hermanas y murió horas más tarde sin haber recibido atención pese a los llamados de la familia.

La familia de Fortina dijo que lo llevaron al hospital municipal pero allí les explicaron que no tenían terapia intensiva para ese caso. Buscaron en la zona y no encontraban. En clínicas privadas les pidieron 8.000 pesos en una y 10.000 en otra adelantados. Reunieron 4.000 (madrugada del domingo, el cajero automático da mil por día), ofrecieron cheques, dijeron que la familia traería el resto por la mañana desde Paraná, pero no aceptaban al paciente si no se pagaba antes. En medio de la noche apareció una cama de terapia intensiva en Villa del Rosario, pero no había ambulancia equipada para trasladar un infartado 200 kilómetros. Al final lo aceptó el Hospital Francés de la ciudad de Córdoba. En paciente llegó, trasladado en ambulancia mal equipada, a las 6.30 y murió a las 7.

Una hermana de Mendoza contó que Gladys, que era diabética, se descompuso poco después de la medianoche, estando en su cama. Cuando pidieron atención, el hospital municipal dijo que sólo teníá la ambulancia para traslados (!), y un servicio contratado por la Municipalidad repondió que no iban a domicilio, a menos que se pagara. Al final, la familia recurrió a la policía para que convenciera a esa empresa de que se trataba de una emergencia. Más tarde llegaron tres patrulleros y una ambulancia, pero la paciente ya había fallecido.

Los malditos funcionarios que tienen el sistema en esas condiciones se cargaron dos vidas en una semana. De la medicina privada, no me extraña.

Sonia busca a su nieto o nieta

9 agosto 2009

“Querido nieto o nieta. Soy tu abuela Sonia. Hace tanto tiempo que estoy buscándote. Han pasado 33 años sin poder estar a tu lado en los momentos difíciles. Sin tu sonrisa, sin tus caricias  (…)  mi deseo más grande es poder abrazarte (…). Este año cumplo 80 años y quiero festejarlos con vos. Hasta encontrarnos, te espero y te pienso. Tu abuela Sonia”.

Lo escribió Sonia Torres, fundadora de las Abuelas de Plaza de Mayo de Córdoba, madre de Silvina Parodi de Orozco, secuestrada dos días después del golpe de estado de 1976 cuando tenía 21 años y un embarazo de 8 meses.

Alguien, “un alma caritativa” dice ella, le tocó la puerta una noche y le dijo que su hija había tenido un bebé en las mazmorras de la cárcel del Buen Pastor, en el centro de la ciudad de Córoba. Desde entonces los busca.

Treinta y tres años después, Sonia tiene como meta en su vida conocer a su descendiente antes de morir, y le escribió esta conmovedora carta que difunde por internet.

Cómo no ayudarla en esa difusión.