Posted tagged ‘Deporte’

Bien Los Pumas, un desastre la contaminación publicitaria

7 octubre 2012

¡Exitistas, pensamos diferente! Yo estoy contento con Los Pumas.  “Seis partidos, seis derrotas”, dirán ustedes. En cambio yo pienso:

1. Ingresaron en el torneo del mejor rugby del mundo.

2. Actuaron con dignidad y valentía.

3. Me resulta inimaginable que no aprendan y progresen a partir de estas experiencias.

4. Quedaron algunos detalles para la historia, como dos tries a Nueva Zelanda.

Y no pongo más porque no sé nada de rugby, pero gracias a Los Pumas, cada día me gusta más este deporte.

Lo que cada día soportomenos es la apropiación de todo por parte de los intereses comerciales. Me molesta muchísimo que las empresas, en general multinacionales, nos fuercen a ver su publicidad, que todo lo contaminen con sus avisos.

Tengo dos casos que cito siempre: el cartel recontraluminoso de Coca-cola enla 9 de Julio que literalmente opacó el desfile del Bicentenario en 2010, y que después de ciertos reparos judiciales, ahí está, vivito y encandilando.

El otro es el adefesio de la inmobiliaria Jakim en el precioso mirador de una vieja casa próxima a la plaza Devoto. Los de la zona saben de qué hablo. Un atentado a la belleza, al patrimonio arquitectónico y al bien común.

En cuanto al partido de Los Pumas en Rosario, hice un rápido inventario de la contaminación publicitaria visual:

En la pantalla de la televisión, ya es regla que aparezca el logo del canal, permanente. Luego, a cada rato, avisos en la parte inferior de la pantalla (Personal, Universal Assistance, Scrum y otros). Cada repetición de jugadas, venía con un cartelón de Personal.

Del estadio, dejemos pasar la publicidad alejada del campo, el problema es la que entra en el campo visual de quien mira el partido, a saber:

Carteles fijos en todo el perímetro de la cancha, y pantallas con publicidad animada muy luminosa, ¡que no se quedan quietas durante el juego!

Pintado sobre el césped, tres veces Personal, dos Standard Bank, dos Renault, ESPM y hasta la palabra “Rosario”, que no sé para qué la pusieron e imagino que costó sus buenos billetes a la municipalidad. También publicidad en los colchones de protección que envuelven los postes.

En la camiseta de Los Pumas, Visa. En la de Los Wallabies, Qantas, cuyo logo también aparecía en los bordes de los pantaloncitos, para que se viera en los scrums. Por supuesto, también en todas las prendas, incluidos los botines, el logo del fabricante.

Pero también, avisos en las pecheras de los suplentes, en la vestimenta de los auxiliares técnicos, en la cabina de los directores técnicos,  en la ropa de los árbitros (Fly Emirates), en la pelota!!!! (Gilbert).

Lo peor es que no imagino una tendencia inversa. Esto va a seguir y agravarse.

Anuncios

Renovada locura juvenil por el skate en Tecnópolis

7 agosto 2012

La pista de skate de Tecnópolis, sin igual en el país por su tamaño y por su diseño, ejerce diariamente una atracción irresistible para cientos de chicos y chicas, desde escolares hasta adultos jóvenes, que exhiben todos los niveles de destreza.

“Este año es la primera vez, pero el año pasado los traje varias veces porque tienen locura por el skate”, dice Miguel, que vino desde la localidad bonaerense de Moreno, con sus hijos Enrique, de 12 años, y Angel, de 8.

Los chicos, con casco azul y amarillo, respectivamente, cumplen impacientes el pedido de su padre de posar para unas fotos y se mezclan en la pista con los demás. “Dan gratis la tabla, al que no trae la suya, y casco, que el año pasado no era obligatorio, y ahora sí y está bien”, aprueba Miguel.

Cada día, desde la apertura de la megamuestra en el predio ferial de Villa Martelli, a las 12, el Skate Park bulle de actividad hasta el cierre, cuando los coordinadores deben esforzarse por hacer salir a los más fanáticos.

Son 2070 metros cuadrados de pista de hormigón especialmente construida para esta práctica, con planos inclinados, cajones, escaleras, rampas, un tazón y otras superficies, para que los novatos aprendan y practiquen y los expertos se luzcan.

Entre estos últimos está Maximiliano Dolz, de 25 años, de la vecina localidad de Vicente López, que lo practica desde los 7, e incluso participó en competencias.

“En 2011 vine muchas veces: más de 50”, confiesa. Maximiliano, un experto en varios sentidos porque es fabricante de tablas de surf y de skate, echa de menos alguna variación en la pista, que está igual que en 2011, pero valora su simpleza esencial, “porque eso le permite a los chicos animarse a tirar pruebas más rebuscadas y van alcanzando mayor nivel”.

Diego, 23 años y de la sureña Banfield, también en el conurbano bonaerense, es “skater” desde “hace un par de años” en los que adquirió una destreza intermedia. Él califica la instalación como “8 puntos, muy buena” y asegura que la recomendará a sus amigos adeptos a este deporte urbano.

El lugar está a cargo de cinco profesionales, uno de ellos mujer, con un responsable, tres efectivos de seguridad y un asistente, y cuenta con una tribuna para varios cientos de personas.

“Para permitir el ingreso de los menores, un adulto con documento tiene que hacerse responsable”, indica Nacho, a cargo de este sector. Los turnos comienzan diariamente a las 12, las 15 y las 17.30. En ciertos momentos hay exhibiciones y clases.

“Se permite el ingreso de 120 participantes por turno, para que todos puedan moverse con comodidad y se baja línea del uso del casco y el cuidado personal”, informa Nacho.

Algunos padres prefieren seguir las evoluciones de sus hijos desde el cerco perimetral de la pista, hecho de red de soga.

Es el caso de la mamá de Anabela, de 13, y Jorge, de 8, que hasta ahora habían practicado poco y nada, y van despacio por los sectores periféricos de la pista.

En cierto momento, Jorge enfila sobre su tabla, lento pero seguro, hacia una rampa con inclinación de 30 grados. Justo en el borde, se tira de la tabla, que desciende sola, y Jorge baja corriendo por la rampita y la alcanza para seguir su viaje ya de nuevo en una superficie horizontal. La mamá respira aliviada detrás del cerco.

¡Felicitaciones Leonas!

12 septiembre 2010

Muy emotivo, muy lindo. Disfruté mucho la final del  Mundial de Hockey femenino en Rosario, que ganaron Las Leonas argentinas, aunque tengo alguna crítica para la transmisión de la televisión.

Lo destacado del campeonato para mí:

– La pasión futbolera que despertó el torneo, aunque con hinchada de apabullante mayoría femenina. Que fue una maza en la final.

– El gol maradoniano de Luciana Aymar. La versión femenina del barrilete cósmico.

– Los valores del hockey, con juego limpio y leal, sin provocaciones, sin la trampa y la simulación permanente que se ve en el fútbol. Un ejemplo.

– El buen juego de Las Leonas, por lo que escuché, pues no entiendo casi nada. Pero hubo una gran coincidencia en la excelente defensa, la gran arquera y el espíritu colectivo, solidario y sacrificado, del equipo. Otro ejemplo. 

– El corazón de las jugadoras y el cuerpo técnico. Sus lágrimas en el Himno y tras la definición. Me emocionaron mucho.

– Ganarle, y muy bien, a Holanda, la mayor potencia de este deporte, seis veces campeona del mundo.

– La satisfacción de que la televisión pública, Canal 7, trasmitiera por primera vez en HD (aunque deberíamos decir AD, alta definición).

Tengo una pequeña crítica a la transmisión de televisión, no particularizada en este caso, porque es una cuestión conceptual que ya encontré cuestionable en varios canales en el Mundial de Fútbol de Sudáfrica.

Se nota en algunas trasmisiones el esfuerzo por convertir el partido en un programa de televisión, siguiendo un guión propio que no coincide con lo que está pasando en el estadio.

Por ejemplo, en la final de Rosario de hockey, antes del partido, el relator hablaba y hablaba -sin mucho para decir a veces, más que rellenar- y hacían entrevista tras entrevista y opiniones y comentarios y muchas cosas de producción. Y la verdad es que en muchos momentos yo quería que se quedaran en silencio y sentir que estaba en el estadio, sentir lo que generaba esa tribuna maravillosa que hubo en Rosario, escuchar cómo recibían al equipo, qué cantaba la gente. Y éstos se callaron sólo para el Himno.

Después del partido pasó otro tanto. En vez de trasmitir lo que estaba pasando, del festejo, la premiación y la interacción de las campeonas con la tribuna, se esforzaban una y otra vez por mostrarnos otras cosas, hasta alteraban lo que ocurría, porque sustraían a las jugadoras de lo que ellas estaban haciendo para ponerlas a hablar ante la cámara.

Bueno, no me gustó para nada ese concepto. Literalmente metió ruido, mucho ruido en el acontecimiento y me impidió vivirlo mejor.

Insisto es que no es una cuestión con Canal 7, que hizo un buen trabajo, sino con el concepto. Ni qué hablar de otros canales que consideran los partidos como un programa y en medio del desarrollo anuncian, por ejemplo, el programa que sigue o el próximo partido que trasmitirán. El colmo son los relatores que se ponen a hacer comentarios internos, como chistes que entre ellos o hablan de adónde irán a cenar después de su trabajo. Insufribles.

Y terminemos ya con la contaminación publicitaria. Con los “zócalos” cada vez más altos que suprimen imagen y tapan jugadas.

Nalbandian creció como ídolo popular

7 marzo 2010

La actitud de David Nalbandian en la Copa Davis quedará grabada en la memoria popular y la gente se lo devolverá con cariño y con creces.

En mi opinión, lo que hizo el cordobés, la decisión de último momento de sumarse al equipo, apresurando una riesgosa salida de la rehabilitación tras una lesión, fue una patriada.

Además ganó, pero la victoria en la cancha le suma mérito deportivo, en cambio, la decisión de arriesgar el físico fue puro amor a la camiseta, y eso la tribuna lo ve, lo aprecia, lo aplaude y lo premia.

Porque además, un jugador profesional de tenis gana dinero si gana torneos, y no genera ingresos si está parado por una lesión.

A los argentinos nos quedó claro que Nalbandian se jugó por la celeste y blanca.  ¡Grande David!

Entiendo al padre del andinista muerto, pero creo en los voluntarios

19 febrero 2009

La muerte del guía de montaña Federico Campanini el 8 de enero tras hacer cumbre en el Aconcagua y perderse por una tormenta con un grupo de italianos es trágica en sí misma pero la difusión de las imágenes de sus últimos momentos potenció el dolor hasta límites inhumanos.

Resulta desgarrador ver a ese padre, condenado a aceptar que su hijo murió en la plenitud de sus años, que además tenga que soportar en caliente el sufrimiento indecible de ver su agonía y que lo aprisione la duda de que fue abandonado.

Pero por otro lado, sin ser más que un espectador distante del drama, me inclino a creer en la sinceridad de los rescatistas voluntarios.

Y me pregunto: ¿actuaron bien los medios que difundieron ese video? Sinceramente creo que pecaron del más bajo sensacionalismo, y que en general no les importó añadir más dolor a la tragedia. Ni confundir en vez de informar.

No estoy en condiciones de decir cómo lo presentó cada uno, porque vi el tema fragmentado en varios. Pero les diré que el único atenuante que encontraría es que hubieran sido muy cuidadosos en explicar lo que las imágenes mostraban. Y no estoy seguro de que alguno lo haya hecho honesta y eficazmente.

Porque mostrar el video sin explicaciones lleva a terribles conclusiones equivocadas. La escena de esas seis personas casi pasivas en torno del guía moribundo no ocurría una tarde de verano en una esquina de la ciudad de Mendoza. Ellos no eran un grupo de jóvenes que tomaban una birra, ni venían de la pile o la siesta. Y si eso no se explica…

El episodio ocurrió a 6900 metros de altura en medio de una tormenta, que por algo obligó a un tremendo despliegue de rescate para que los italianos pudieran sobrevivir, y así y todo una mujer del grupo murió.

La media docena que allí está, fueron la elite de decenas de voluntarios que salieron generosamente a sumar su ayuda. Son los seis que pudieron llegar a la cumbre de la segunda mayor altura del mundo, bajar hacia el peligroso Glaciar de los Polacos donde estaban los sobrevivientes italianos con Campanini, subir a los rescatados uno a uno hasta la cumbre y bajarlos por otro camino, donde los que no habían llegado tan alto pudieron tomar la posta para conducirlos más abajo.

Tres veces hicieron esa operación en el techo de América, el cuarto era Campanini, que ya no se valía por sí mismo. No cuesta mucho imaginar en la condición física que estaban esos voluntarios. Que todavía debían bajar.

Insisto. Estamos hablando de una región donde el aire es tan liviano que los helicópteros no pueden llegar porque no los sustenta. Donde es muy difícil respirar, donde el gasto físico por cualquier esfuerzo multiplica muchas veces lo normal, donde hacía temperaturas gélidas.

Y esta gente estaba ahí, arriesgando mucho su propia vida, sólo por solidaridad, porque no había nadie más que pudiera intentarlo. Yo no tengo dudas, son héroes. Quizás haber intentado algo más con Campanini hubiera costado que muriera alguno de ellos sin poder salvar al guía de todos modos.

Pero es la justicia la que debe decidir, y seguro tiene más elementos que yo para hacerlo. 

En lo que me detengo es en la actitud de los medios. Cada uno de ustedes habrá visto esto por un determinado canal. O leído en algún diario. Sinceramente, ¿creen ustedes que el medio que vieron estuvo a la altura?

Aquí sí tengo dudas.

Ulises, Luciana, Abad, Cumbio

1 diciembre 2008

Ulises Dumont. Falleció el sábado y fue conmovedor cómo todo el mundo coincidió en el juicio: un gran talento y una gran persona, comprometida y solidaria. ¡Qué perdida!

Luciana Aymar. Por quinta vez fue elegida la mejor jugadora de hockey del mundo. ¡Qué leona!

Alberto Abad. El ex titular de la AFIP dijo: “Estuvimos seis años trabajando para crear una nueva cultura tributaria, pero esto (el blanqueo anunciado por el gobierno) va en la dirección contraria. Hicimos mil denuncias al año por evasión; ahora se vaciará el fuero penal económico”. ¡Qué clarito!

Agustina Vivero o Cumbio. La flogger más famosa participó en el lanzamiento de una campaña de prevención del VIH organizada por Fundamind (www.fundamind.org.ar) dirigida a adolescentes. Fue el domingo en las escalinadas del Shopping Abasto ante más de 1500 chicos. Cumbio distribuyo preservativos y material informativo e invitó a firmar un petitorio bajo el eslogan “por un mañana sin niños con VIH, usá preservativos hoy”. 

clip_image002

“Es la primera vez que se hace una campaña que llegue verdaderamente a los adolescentes. Creo que es muy importante porque en muchos colegios no se hablan de estos temas, ni de educación sexual y muchos padres tampoco se animan a hacerlo y nosotros los adolescentes, tenemos que tener información” afirmó.

Cuatro de discriminación

15 noviembre 2008

El verbo discriminar se sigue conjugando en muchos ámbitos. Vean ejemplos:

  • Condenan a una automotriz por daño moral a un discapacitado: Por daño moral la empresa Honda Automóviles de Argentina y la concesionaria Juarros Automotores deberán indemnizar con 20.000 pesos más intereses al abogado José Gentile (42), discapacitado, por no haberle aplicado un descuento de 1322 dólares que se ofrecía al resto de los clientes. Fue en 2001. Gentile presentó un certificado de su discapacidad porque eso le permite comprar vehículos con una franquicia de impuestos. Cuando pagó la factura reclamó la diferencia entre el monto consignado y el precio con el que el vehículo era publicitado, que era menor. Le dijeron que el precio estaba dirigido al “mercado tradicional”, o sea, no era para clientes “no tradicionales”.  El INADI le dio la razón a Gentile y también lo hizo después el juez Juan Manuel Converset, del Juzgado en lo Civil 110. Las empresas apelaron. Esta historia no terminó. (Clarín, 13 de noviembre de 2008).
  • El Club Hípico indemnizará a un jinete ciego al que no le permitió entrenarse. La Cámara Civil condenó al Club Hípico Argentino a indemnizar con 40.000 pesos más intereses a un jinete no vidente, David Peralta,  al que le negó la posibilidad de practicar equitación en sus instalaciones. La comisión directiva tomó aquella decisión discriminatoria en 2004, pese a que Peralta había asistido a la escuela de equitación en su preparación para los Segundos Juegos Panamericanos, disputados en Mar del Plata en 2003. Una jueza de primera instancia rechazó la demanda de Peralta, pero la sala F de la cámara le dio la razón. (Clarín, 12 de noviembre de 2008)
  • Le quisieron robar el campeonato que ganó en buena ley. En febrero pasado, la jueza Ana Inés Sotomayor condenó a la Federación Argentina de Tiro por discriminación contra la tiradora Elvira Bella, a la que declaró campeona del 54o. campeonato Nacional de Tiro, disputado en 1996 en la base naval de Puerto Belgrano. La federación le había dado el título a un tirador varón que había obtenido el segundo puntaje. (Clarín 12 de noviembre de 2008).
  • Gendarmería no quiere tatuajes: El 14 de octubre formulé una denuncia ante el Inadi (expediente 7777/2008) por actos discriminatorios sufridos por mi personaal presentarme en un concurso público de oposición y antecedentes para el escalafón de profesionales en la Gendarmería Nacional. Para acceder al concurso debí pasar por un degradante examen físico que determinó que no estoy apta física por tener un ‘tatuaje disimulable en el tobillo izquierdo’, y por ende no se me permitió rendir con el resto. A los señores jefes de dicha institución les ha sido ordenado adaptar los reglamentos internos al reciente decreto 980/2008 de junio, y no lo han hecho. En tal decreto se les ordena dejar de lado todo tipo de discriminación y que sólo sean necesarios, para acceder a sus escalafones y especialidades, la idoneidad, buena conducta y una aptitud psicofísica adecuada para la prestación de servicios en cada escalafón y especialidad. Lamentablemente, esto no se cumplió”. Mónica Barrios Sotomayor (Correo del lectores de Clarín del 11 de noviembre de 2008).