Posted tagged ‘Filosofía’

Los masones del siglo 21 están en Facebook

17 agosto 2012

A propósito de San Martín, en su aniversario. Quiero contarles lo que aprendí de los masones.

La masonería argentina tuvo su época de esplendor en la etapa de organización nacional y las décadas siguientes, cuando congregó a la intelectualidad liberal que nutrió de cuadros políticos al país.

Cuando los masones se ufanan de que siete presidentes y 14 vicepresidentes fueron “hermanos”, se refieren a figuras de aquellos años como Mitre, Sarmiento, Juárez Celman, Pellegrini, Quintana, Sáenz Peña, Victorino de la Plaza, Yrigoyen.

A esa etapa corresponde la fundación de la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones, el 11 de diciembre de 1857, cuyo primer gran maestre fue José Roque Pérez, y el actual, Ángel Jorge Clavero, a quien tuve oportunidad de entrevistar este año.

“El año bisagra fue 1930, cuando asumió el primer gobierno de facto y se extendía la influencia de las dictaduras europeas”, reflexionó Clavero.

Los masones también tuvieron gran influencia en el propio nacimiento de la Argentina, en el auge de la Ilustración y bajo influjo de la Revolución Francesa y la independencia de los Estados Unidos.

Ya en 1795 actuaba la logia Independencia cuyos miembros combatieron en las invasiones inglesas y en 1810, con otras logias, encabezaron la Revolución de Mayo, como lo prueba que el primer gobierno patrio fuera presidido por el masón Cornelio Saavedra y casi todos sus integrantes fueran también “hermanos”. A ellos se sumó en la lucha por la independencia José de San Martín.

Otros masones ilustres de distintas épocas y ámbitos: Bernardino Rivadavia, Esteban Echeverría, Juan Bautista Alberdi; los médicos Cosme Argerich, Carlos Durand, Ignacio Pirovano; Alfredo Palacios, primer diputado socialista de América; el naturalista Florentino Ameghino.

En las artes y la literatura figuran José Hernández, autor del Martín Fierro; Estanislao del Campo, Roberto Payró, Florencio Sánchez, Prilidiano Pueyrredón, Francisco Canaro, Enrique Muiño, Antonio Casacuberta, Florencio Parravicini, Enrique de la Cárcova.

En la actualidad, ni secretos ni conspirativos, los masones argentinos del siglo 21 se esfuerzan por mostrarse, difundir sus ideas y sumar “hermanos”, y para ello no tienen reparos en incursionar en las redes sociales ni en montar una exposición.

“La masonería no tiene nada que esconder y sí mucho para ofrecer a la sociedad”, definió el gran maestre.

Clavero, elegido en 2008 y reelecto en 2011, es el hombre que con 27 años de trayectoria en la Gran Logia le está cambiando la cara a esta entidad, fundada en 1857 pero heredera de tradiciones medievales, porque “la masonería estaba un poco quedada en el tiempo como institución”, admitió.

La nueva etapa incluyó una apertura a los medios de comunicación, el dictado de cátedras de librepensamiento, visitas guiadas a su impresionante sede central de Perón 1240, en Buenos Aires; difusión por Internet y, próximamente, una exposición abierta a todo público.

El dirigente calcula que la expo masónica será posible el año próximo. “Sería la primera vez y se vería cómo se hizo el país, sus hospitales públicos, su educación”, detalló.

Clavero asegura que la apertura fue muy beneficiosa. “La gente, conociendo la masonería tal cual es, lee, se acerca, consulta, y hasta indaga sobre antecedentes familiares, que muchos los tienen. Y tenemos muchos ingresos”, afirmó.

El gran maestre calcula que en la Argentina hay actualmente 12.000 “hermanos”, 6.000 de ellos activos, organizados en unas 200 logias, de las cuales la mitad está en el área metropolitana.

“El crecimiento nos permitió bajar la edad promedio de 58/59 años a 40. Los ingresos del último semestre de 2011 tienen edad promedio 36,4 años. Además ahora hay masonería en todas las provincias, mientras que antes no teníamos en 14”, reveló.

Clavero no lo menciona, porque entre los masones conviven todas las posiciones políticas, pero otro factor de esta expansión podría encontrarse en las posiciones progresistas de la institución sobre temas que la sociedad ha puesto en valor.

Desde siempre, los masones propician “la república como forma de gobierno y la democracia como estilo de vida, y son defensores a rajatabla de la enseñanza pública, laica, gratuita y obligatoria”, según destacó Clavero.

Además, la Gran Logia se ha pronunciado a favor de la ley de Matrimonio Igualitario y del fallo de la Corte Suprema sobre el aborto, estudia las reformas propuestas al Código Civil, aunque adelantó que las ve “con buenos ojos”, y prepara una mesa redonda sobre muerte digna, temas todos a los que la sociedad está atenta.

Actualmente batalla contra la decisión del gobierno de Salta de incluir la educación católica en la enseñanza pública.

“Luchamos para que los dogmatismos no penetren en la escuela pública. El guardapolvo blanco representa la igualdad. Fuimos los impulsores de la ley 1420, de enseñanza pública universal, laica, gratuita y obligatoria”, remarcó.

La masonería se define como una institución filosófica, filantrópica y progresista, porque propone la búsqueda del saber a través de la razón y la ciencia, profesa el altruismo y enseña y practica la solidaridad y la libertad de conciencia.

Sus principios son libertad, igualdad y fraternidad, tomados por la Revolución Francesa, y reniega tanto de los dogmas como de los fanatismos. “Decimos como Immanuel Kant, padre de la modernidad: ten el valor de pensar por vos mismo”, resumió Clavero.

El gran maestre la describe como “una escuela de buenos ciudadanos que queremos elevarnos moral, intelectual y espiritualmente; pensar por uno mismo dentro de una absoluta libertad de conciencia”, resumió Clavero.

Ese ideario trajo muchos problemas a los masones en épocas y en sociedades dominadas por dogmatismos religiosos o ideológicos, o por el despotismo, lo que forzó a las logias al secreto y la clandestinidad, y fomentó el misterio sobre la masonería. “En la España de Franco, en 1940 se dictó una ley contra el comunismo y la masonería, que incluía el fusilamiento”, apuntó Clavero.

En la Argentina de hoy, en cambio, ni siquiera es necesario ya, el antiguo requisito de ingreso de ser presentado por un masón. “Ahora, se puede ingresar haciendo un clic en la opción ofrecida en la página http://www.masonería-argentina.org.ar”, indicó el gran secretario Pablo Lázaro.

La institución conserva, eso sí, una tradición fuera de sintonía con la época: no incorpora mujeres. “Tienen logias separadas”, explican.

Anuncios

Murió Silo, fundador del Movimiento Humanista

17 septiembre 2010

Silo, fundador del Movimiento Humanista, murió anoche a los 72 años. La noticia la dio Bernardita Zalisñak, secretaria general del Partido Humanista: “Se abre paso hacia la luz el ser más bondadoso que hemos conocido“.

Silo estaba enfermo hace tiempo y, por sus convicciones, había rechazado el tratamiento de diálisis y la posibilidad de un transplante, según dijeron sus allegados. 

Entre los miembros del movimiento circuló el siguiente mail: “Queridos amigos, Silo partió. Ha estado lúcido, acompañado y sin apenas dolor hasta el momento de su partida. Pidamos por su bienestar allá donde estemos, en su tránsito hacia la luz. Paz en el corazón, luz en el entendimiento”.

Silo había nacido el 6 de enero de 1938 en Mendoza. Un momento clave de su vida fue el 4 de mayo de 1969 cuando en el paraje andino de Punta de Vacas, a 2300 metros sobre el nivel del mar, ante un puñado de seguidores argentinos y chilenos dio la conferencia “La curación del sufrimiento“, que los humanistas consideran el acto fundacional de su movimiento, el que actualmente se ha extendido a más de cien países, en al menos 15 de los cuales hay también Partido Humanista.

Fue un gran filósofo, inspirador de quienes luchamos por la paz y la no violencia en el mundo, guía espiritual para mucha gente, que ahora trataremos de hacer realidad su sueño de humanizar la Tierra“, agregó Zalisñak.

Una sonrisa como pausa en la tragedia

15 enero 2010

Una amiga, de envidiable buen humor, me dejó espiar en sus “intenciones” para el año 2010. Las escribió corrigiendo las del año anterior que a su vez corregían las de 2008. Creo que se vislumbra una tendencia. Ahí va:

Pablo se copó con un libro de budismo

30 abril 2008

Pablo se copó con “Encontrar el verdadero dragón“, de Gudo Wafu Nishijima, y lo comentó así:

 

Lo acabo de terminar, estoy absolutamente fascinado.

Puedo decir que es el mejor libro, no-novela, que leí en mi vida.

Es espectacular, pero me cuesta encontrar palabras para describirlo.

El subtítulo del libro dice “Budismo Zen y la realidad tal cual es”.

Sobre la parte de Budismo, es increíble el concepto errado que tiene la mayoría de la gente. Incluso yo mismo, tenía un concepto propio sobre qué era el Budismo (y me decía intento de budista), y descubrí que estaba errado. Pero esta nueva mirada, no sólo reafirmó mi decisión de llamarme budista ahora sí, sino que me dio un nuevo entusiasmo para dedicarme como debe ser, para dejar de ser intento.

Sobre la parte de la realidad, es una frase que cuando la leí al comprar el libro no la entendí. Me sonó quizás a ese tipo de soberbia que tienen la mayoría de las religiones al decir que son los dueños de la verdad, y que son los únicos que conocen la verdad del mundo. Pero no es así. Y es extraño, porque muchas veces en el libro aparece la idea de que el Budismo es la única vía para alcanzar La Verdad. Pero hasta que comprendes la idea de La Verdad y de la realidad que planteó el primer Buda, el giro que hizo y el nuevo enfoque con que se encontró mirando al mundo, no te das cuenta de que en realidad es así, de que en realidad es la única vía.

Gudo Wafu Nishijima es un groso. Imaginen a un monje japonés, de unos ochenta y pico de años, hablando en inglés sobre idealismo y materialismo, sobre biología y psicología (hasta habla de Freud y el inconsciente), sobre capitalismo y socialismo y muchísimas cosas más que pertenecen a la cultura occidental. Es un tipo que sabe muchísimo, que ha estudiado y leído muchísimo y ha aprendido muchísimo, no sólo de lo que ha leído. También ha vivenciado La Verdad.

Sé que como lo estoy expresando suena a cualquier otra religión, sé que produce el mismo efecto que cuando dicen “Dios está en todas partes”, sé que no se comprende como se debería. Por eso mismo, quiero que lean este libro. Porque les aseguro que después de haberlo leído, estas palabras van a cobrar otro significado. Y van a estar de acuerdo conmigo.

“Este libro es un puente entre el mundo occidental intelectual y la lógica del Budismo, cuyo sistema teórico aparece aquí, traducido en forma precisa y a conceptos familiares. Recoge las inquietudes más frecuentes de toda persona que se interese por saber qué es el Budismo. Con sencillez y profundidad salva todas las barreras entre Oriente y Occidente.

“El Budismo Zen nos invita a ver la realidad tal cual es, sin temor ni interpretaciones previas y pone a nuestro alcance una práctica sencilla y posible de realizar por cualquiera: el Zazen o meditación sentada.

“Mientras la leyenda nos enseña que Encontrar el verdadero dragón es no perseguir imágenes ni apegarnos a teorías; el Zazen conforma una filosofía de la acción que nos ayuda a vivir más felices.”

 

Me parece que lo describe bastante bien. Y de nuevo, descubro que esas líneas tienen un significado distinto antes de leer el libro y después de haberlo leído.

Las ideas son muy claras y sencillas, y al haber sido traducido del inglés directamente y no del japonés, no hay demasiada pérdida de conceptos. Los capítulos los pasaba bastante rápidos y los entendía en la primera leída (además cada capítulo tiene una pequeña sección de “preguntas y respuestas”), pero era necesario hacer una pausa tras cada capítulo para poder incorporar la profundidad de las ideas que transmite.

Repito, me fascinó. Todos deberían leerlo, sean budistas o no, sepan o no lo que es el Budismo, tengan una idea aproximada o simple interés por conocer. Les aseguro que les va a sacudir la cabeza con una mirada totalmente nueva, que sin embargo, ya lleva miles de años en el mundo. Les aseguro que los va a sorprender.

Si tienen ganas de leer otra reseña un poco más “profesional”, vean la realizada por Liliana García Daris, publicada en la página web Artes Escénicas de Japón.

http://www.japonartesescenicas.org/estudiosjaponeses/articulos/verdaderodragon.html