Posted tagged ‘Globalización’

Globalización, televisión, “fin de ciclo”, debates, calificaciones y lecturas ingenuas

9 noviembre 2014

Globalización cultural

Sonaba bien, ¿no? Yo imaginaba que en la práctica permitiría a los canadienses conocer al flaco Spinetta, a nosotros apreciar el cine de la India, a los mozambiqueños disfrutar la música de Brasil y a los franceses valorar el teatro japonés. Pero no, no es un fenómeno multidireccional ni mucho menos equilibrado. La globalización cultural es que canadienses, argentinos, indios, mozambiqueños, brasileños, etc., todos estemos pendientes de Brad Pitt y Angelina Jolie. O en deportes, que en todos lados se vean partidos de las grandes empresas (no son asociaciones civiles) europeas o básquet de la NBA. O sea, estandarización de gustos y tendencias, para globalizar la facturación, de ya saben quiénes.  (9 de noviembre de 2014)

Televisión que desinforma

Mientras el debate por el aborto legal llegó al Congreso y estalló en la calle, la Televisión nos intoxica horas y horas con el triángulo Redrado-Granata-Salazar,
Salvo honrosas excepciones, la televisión hace PERIODISMO-BASURA, para desinformar, distraer, ocultar, promover personajes que pagan por ello y está siempre del lado del poder económico. (5 de noviembre de 2014)

El “fin de ciclo”

No creo que estemos en un “fin de ciclo”, como se la pasan proclamando los “chicos” de La Nación y de Clarín, Carrió, Macri, Mariano Grondona o Nelson Castro. Vamos a ver qué dicen las urnas. En lo que a mí respecta, que no soy K, encuentro muchísimas medidas valiosas de este gobierno Por ejemplo: el calendario de vacunación pasó de seis a dieciséis vacunas obligatorias, ¡gratuitas! Son muy pocos los países que pueden mostrar algo así, y ningún gobierno argentino anterior logró algo parecido, aunque los hubo que mejoraron mucho la salud pública. (4 de noviembre de 2014)

Debatir contenidos

A mí me interesa que varios aspirantes a presidente digan cuáles leyes quieren derogar, porque así se debaten sustancias, no eslóganes. Supongo que los publicistas de algunos les dirán que ser muy sincero puede se políticamente suicida y que mejor imiten a Menem. No creo que esto se lleve muy a fondo. Creo que varios darán las señales que quieren dar al poder real para obtener su apoyo, pero sin que entiendan mucho las mayorías, para no perder los votos que los eslóganes pueden atraer. Y habrá que seguir desenmascarando. (16 de octubre de 2014)

Calificaciones escolares

Con lo de las calificaciones escolares en la Provincia de Buenos Aires veo mucha confusión. Por lo que leí, sólo se modificó la escala sin quitar el concepto de aplazo: con 4, 5 y 6 puntos es reprobado. Pero por ejemplo Juan José Campanella opina que “cuanto menos exigente la escuela, más burro el alumno, luego más dócil y más fácil de dominar”, lo cual sería cierto y por eso muchos procesos revolucionarios comienzan por una gran alfabetización general. Pero ¿por qué dicen Campanella y muchos otros que es “menos exigente la escuela” sólo por este cambio? ¿Acaso si se calificara de -5 a +5, mejoraría la educación y entonces aplaudirían? Sin conocer la realidad educativa bonaerense, sospecho que hay problemas mucho mayores que sería bueno debatir con honestidad. Esta crítica en particular me parece livianita, tontuela.  (13 de septiembre de 2014)

No leer con ingenuidad

Víctor Hugo no dijo que en las villas se vive muy bien, ni Maduro dijo en su momento que los funcionarios venezolanos roban como los grandes capitalistas, tampoco Cristina dijo que había que tenerle miedo, etc, etc, como dijeron los medios concentrados. También se manipula información en medios prooficialistas, pero carecen de la potencia de aquellos.
Pienses como pienses, ¡ojo! con quién elegís para informarte. Leé y compará con desconfianza. Te lo dice alguien que hace 40 años trabaja en la prensa escrita. Especialmente, ojo con la tele. No solo no informa sino que desinforma, porque te deja la sensación de que ya te contaron lo importante, pero “el show de la noticia” es más para entretener que para informarte. El lorito que baila y la chica que se exhibe le dan más rating para vender publicidad. Después estallan crisis tremendas y todos están sorprendidos porque nadie la vio venir. (11 de septiembre de 2014)