Posted tagged ‘Misiones’

La aldea mbya guaraní de Yyryapú empezó a recibir visitantes oficialmente

27 marzo 2013

¡Han recorrido muchachos y chicas, gente de Yyryapú, un largo camino! Hora de cosechar tanta siembra y cuidados. Va la nota en la que conté que el gran día por fin llegó. Para los muy interesados, hay más notas en esta bitácora de otras etapas de este gran emprendimiento, pero hay que buscarlas por la etiqueta “Yryapú”, que es como escribía antes el nombre.

Inicia sus actividades una empresa de turismo gestionada por indígenas

Yyryapú 1La primera empresa de turismo autogestionada por indígenas de Misiones iniciará este jueves sus actividades en el territorio de una comunidad mbya guaraní próximo a las Cataratas del Iguazú, donde esperan contingentes de visitantes de la Argentina y de Europa para las próximas semanas.

Se trata de “Yyryapú, turismo guaraní”, un emprendimiento de etnoturismo autogestionado por la comunidad Yyryapú (“sonido de las aguas”) en la selva próxima a las famosas cascadas, su territorio ancestral.

Los responsables del emprendimiento informaron que a través de operadores de diversos mercados emisivos, viajeros nacionales, italianos, franceses y polacos anunciaron su visita a Yyryapú en el primer mes de actividades.

“Entre otros, los estudiantes universitarios del turismo representan uno de los segmentos más interesados en conocer esta experiencia vinculada al pueblo originario de la selva misionera”, destacaron.

La empresa comunitaria ofrecerá paseos guiados por senderos selváticos y, en un centro de visitantes, los jóvenes mbya contarán aspectos de su patrimonio natural y cultural.

También se ofrecerán artesanías y actuarán grupos corales con instrumentos típicos y canciones atesoradas por la comunidad por generaciones.

Los responsables de la empresa destacaron que además de generar trabajo, el emprendimiento estará al servicio del bienestar de las familias del tekoá (aldea) y de la conservación de la selva, que es el hábitat natural de los guaraníes.

Parte de los ingresos de la nueva actividad irán a un fondo comunitario para atender necesidades que se determinen, como instalar una bomba de agua o pagar un remís para llevar a una parturienta al hospital.

“Yyryapú, turismo guaraní” se trata de la primera empresa social bajo control indígena que se suma a los atractivos del destino turístico Iguazú, foco de un multimillonario negocio internacional.

La aldea está a pocos minutos del centro de Puerto Iguazú, ciudad fronteriza con la paraguaya Ciudad del Este y la brasileña Foz de Iguazú, y muy próxima al Parque Nacional Iguazú, que rodea las cataratas.

En su territorio recibirá diariamente desde las 8 a los visitantes, que serán atendidos por equipos de jóvenes capacitados en la escuela “Clemencia González-Jachuka Yvapoty”, creada en 2007 por la comunidad con apoyo de una ONG y cofinanciada por los gobiernos de Canadá y de Misiones.

Asimismo, como resultado de una donación de la Fundación Interamericana y la gestión de la Fundación Banco de Bosques, Yyryapú cuenta con la infraestructura y los servicios indispensables para su inserción en los circuitos nacionales e internacionales del turismo responsable.

El inicio de actividades es un hito en la batalla de este pueblo de la selva por conservar su cultura y su forma de vida. Sus líderes han definido que fundar la empresa, más que para hacer un negocio, procura que les permita seguir viviendo según sus pautas culturales.
Coro 5
“Se busca reproducir la vida, no el capital”, explicó en su momento Claudio Salvador, coordinador del Proyecto Modelo de Autogestión para Turismo y Empleo (Mate), que acompañó siete años esta experiencia hasta su maduración.

En la aldea viven unas 500 personas, de las cuales unas 15 o 20 tendrán empleo directo en la empresa comunitaria, mientras que unos 50 artesanos podrán aprovechar el movimiento que se genere para vender sus productos.

Anuncios

Uno de cada 4500 bebés presenta ambigüedad genital

26 febrero 2013

Me interesé en este tema por el caso de un bebé misionero que nació con el sexo no bien definido. Por la zona de la que proviene, donde hay otros casos, y por  el medio social familiar -padres jóvenes, muy pobres, el papá trabaja en la cosecha del tabaco- tengo la sospecha de que hay que seguir la pista de los agrotóxicos como causantes. Pero no conozco que esas cosas se investiguen. Va la nota que hice para la agencia la semana pasada, el día que el bebé llegó al Garrahan:

El Garrahan recibe unos 15 bebés por año con ambigüedad genital

El hospital pediátrico “Juan Garrahan”, de la Ciudad de Buenos Aires, recibe cada año unos quince nuevos casos de recién nacidos con el sexo no bien definido, como el bebé misionero que llegaba hoy a este centro de salud de punta en el diagnóstico y tratamiento de esta patología.

En el mundo, las anomalías de diferenciación sexual se presentan en uno de cada 4.500 bebés nacidos vivos, aunque en algunos grupos étnicos la incidencia es algo más frecuente.

“Muy temprano en la gestación se produce una glándula sexual o gónada indiferenciada que, por acción de los mecanismos involucrados, se transforma en una gónada masculina o femenina. Si algo interfiere en la diferenciación, queda a mitad de camino, con componentes de una y de otra”, explicó a Télam Alicia Belgorosky, jefa del Servicio de Endocrinología del Garrahan.

La especialista, doctora en Medicina e investigadora del Conicet, informó que en estos casos “se las llama gónadas disgenéticas o pobremente diferenciadas y representan un riesgo para los pacientes, porque con el tiempo pueden originar un tumor, un gonadoblastoma”.

La inadecuada diferenciación gonadal tiene consecuencias en la formación del aparato reproductor, que en esos casos puede presentar juntos órganos y formas anatómicas que definen la ambigüedad.

La especialista precisó que en el 20% de los casos, la causa es una alteración genética y se puede identificar el gen alterado; en el otro 80% la ciencia aún no ha podido establecer los orígenes.

Por eso, si bien el hospital Garrahan tiene un laboratorio de biología molecular único en el país que estudia los genes involucrados, sus observaciones son solo una pieza del conjunto que lleva al diagnóstico. También se requiere estudiar la historia clínica, las imágenes, los análisis de laboratorio y hormonales.

Un factor ambiental de riesgo pueden ser los disruptores endocrinos, sustancias químicas presentes en algunos plásticos, pesticidas o agroquímicos capaces de alterar el equilibrio hormonal en etapas tempranas de la gestación.

“El diagnóstico es muy complejo. Intervienen pediatras, endocrinólogos pediatras, neonatólogos, cirujanos especializados, expertos en imágenes, genetistas, biólogos moleculares, bioquímicos especializados y psicólogos. Hay que armar un rompecabezas para entender qué pasó en la vida intrauterina y nos valemos de todos los recursos disponibles”, explicó Belgorosky.

La profesional explicó que para asignar el sexo al bebé, se habla con los padres solo cuando se tiene toda la información, y que reunirla puede llevar en algunos casos hasta uno o dos meses, proceso decisivo para la vida de esa persona.

Por ese motivo, sostuvo que “es muy importante no trasmitir información errónea en un asunto tan delicado, que afecta la intimidad de la familia”.

“Nunca se asigna el sexo a un bebé sin acuerdo de los padres. Con apoyo del Servicio de Salud Mental, se les explica los pros y los contras de la situación. En caso de recurrir a la cirugía será lo menos mutilante posible, pero todo con acuerdo de los padres”, dijo.

La investigadora aclaró que algunos problemas deben resolverse de todos modos. “Por ejemplo uretra y vagina juntas generan infecciones a repetición y hay que prevenirlo. Pero en general se acuerda todo con los padres”, aseguró.

Más allá de alguna intervención quirúrgica, algunos pacientes deben recibir de por vida un tratamiento químico que “duerme” ciertas funciones glandulares o reemplaza otras sustancias que las glándulas no producen naturalmente.

Esto debe ser regulado cuidadosamente por médicos expertos para controlar eventuales efectos no deseados, en el marco de una atención multidisciplinaria. También se les hace un seguimiento muy estrecho por el riesgo de aparición de un tumor.

El hospital Garrahan, que trata estos casos desde su fundación, hace 26 años, es centro de referencia en el país en esta materia.

Su equipo de especialistas, reconocido internacionalmente, atiende 450 pacientes con estudios moleculares confirmados. Unos 300 de ellos sufrieron estas anomalías por hiperplasia suprarrenal congénita, que incrementa la síntesis de hormonas masculinas en las glándulas suprarrenales.

En la adultez, los pacientes son derivados a los hospitales Durand o Ramos Mejía, de la Ciudad de Buenos Aires. En el Interior, pueden atenderse con profesionales formados como becarios en el Servicio de Endocrinología del Garrahan que se han ido estableciendo.

La digna estrategia de una aldea guaraní para conservar su estilo de vida

3 septiembre 2012

Quiero ponerlos al día con el proyecto de la aldea guaraní de Yyryapú, próxima a las Cataratas del Iguazú. Esa comunidad conserva en su territorio un retazo de esa selva que siempre fue su hogar, y para adaptarse a la nueva realidad, la pelea desde hace años para explotarla turísticamente, sin caer en la trampa de quienes les proponen darles unos pesos para que “hagan de indios”, mientras otros hacen el negocio.  Va la nota que hice al respecto:

Aldea guaraní misionera organiza su propia empresa turística

La comunidad mbya guaraní Yyryapú, próxima a las cataratas del Iguazú, está a punto de alcanzar un hito en su batalla por conservar su cultura y su forma de vida, con la organización de una empresa turística de base comunitaria.

“Estamos en la etapa de definir el papel de cada uno: quién administra, quién se ocupa del mantenimiento, quién atiende a los visitantes”, detalló Claudio Salvador, coordinador del Proyecto Mate (Modelo de Autogestión para Turismo y Empleo, http://www.proyectomate.org/), que acaba de cumplir siete años acompañando esta experiencia.

El proyecto apunta a que, tras capacitarse, los propios indígenas se organicen para explotar en forma autónoma la recepción de visitantes en su territorio, y puedan obtener así una porción del millonario negocio turístico que rodea a las Cataratas.

“El negocio no es la prioridad -aclaró Salvador- sino conservar su propia cultura; que les permita seguir viviendo según sus pautas culturales. Se busca reproducir la vida, no el capital”.

En la aldea, cuyo nombre significa “ruido del agua”, viven unas 500 personas, de las cuales unas 15 o 20 tendrán empleo directo en la empresa comunitaria, mientras que unos 50 artesanos podrán aprovechar el movimiento que se genere para vender sus productos.

Salvador con un niño de Yyryapú

“La comunidad definió que parte del dinero que se recaude irá al fondo comunitario, para atender las necesidades que se determinen, como instalar una bomba de agua o pagar un remís para llevar a una parturienta al hospital”, explicó Salvador.

La nueva empresa, cuya actividad se viene ensayando en forma embrionaria, organizará visitas a la selva a través de senderos, con guías indígenas que no sólo les mostrarán su milenario conocimiento de la naturaleza sino también aspectos de su cultura.

El nivel de maduración de la iniciativa requirió un largo camino previo, en el que otro hito fue la creación, en 2007, del Centro Intercultural Bilingüe Mbya Guaraní Clemencia González Jachuka Yvapoty, también llamado “Escuelita de la Selva”, cofinanciado por los gobiernos de Canadá y de Misiones.

Allí, en un aula edificada en el territorio de la aldea Yyryapú, profesores de las dos culturas, formaron a jóvenes y adultos para desarrollar las tareas turísticas, desde el guiado hasta la administración.

En cinco años pasaron por aquí unos 120 alumnos, de los cuales unos 30 certificaron sus capacidades, con el aval del gobierno de Misiones a través del Servicio de Enseñanza Privada.

“Siguiendo su línea y su propio modelo de diálogo intercultural respetuoso, el Proyecto promueve la capacitación y la ampliación del capital social preexistente en el territorio, tendiendo a la autogestión comunitaria de los bienes y servicios que se ponen en juego con la actividad del etnoturismo”, dijo Salvador.

El coordinador considera que con el recorrido hecho hasta ahora, “el turismo cultural mbya guaraní autogestionado está cerca de posicionarse como un atractivo más en la oferta del destino”.

“Los avances son evidentes, pero todavía falta algún tiempo para cantar las victorias”, afirmó.

Salvador destacó que “Yyryapu resistió muchos años el canto de sirena de las empresas interesadas en monopolizar el turismo indígena”.

“Quisieron ser ellos los dueños y rechazaron la estigmatización de ‘los indios’, como un recurso a ser apropiado por agencias y operadores del turismo masivo”, subrayó.

Por tal motivo, el coordinador considera que “Yyryapu no transformará el sistema, pero agregará una tonalidad diferente al conjunto de atractivos locales”.

Día del Niño en la aldea Yryapú (carta de la selva misionera)

22 agosto 2012
Me llegó una carta desde la selva misionera, de mi amigo Claudio Salvador. Relata el festejo del Día del Niño en la aldea mbya guaraní de Yryapú (ruido del agua), cercana a las Cataratas del Iguazú, a la que de vez en cuando le damos alguna mano en sus esfuerzos por una vida digna y feliz. Va el texto:
“La fiesta fue fantástica. La cantidad de chicos imposible de saber. Entre 150 y 200. Pero estuvieron también muchas mamás y papás, autoridades comunitarias y todo el equipo –alumnos y docentes- de la Escuelita de la Selva.
“Algo maravilloso es que los niños festejaron todos juntos recibiendo la visita de CASI TODAS LAS FAMILIAS de Jasy Porâ, la aldea vecina.
“Hubo dibujos en cantidad, campeonatos de fútbol y voleibol, con trofeos hechos artesanalmente.
“Tomasa fue la cocinera, con la ayuda de Hugo, un guardaparque provincial que es uno de esos grandes gauchos que poco abundan.
“Cielito, nuestra maestra de teatro y comunicación realizó un enorme y cariñoso trabajo.
“Música en equipo a cargo de Valerio y luego se presentó el coro dirigido por Kuaray Tupâ Marcelo Martínez y nuestro compañero maestro Karai Sondaro Ricardo Pato Fernández.
“Mucha alegría y un enorme respeto. Después del chocolate, que se sirvió cerca de las 18, Kuaray Papá Francisco Franco –vicecacique de Yyryapu- se refirió a los dibujos. Destacó que muchos de ellos reflejaban a los animalitos, la selva y representaciones del teko porâ, buen vivir de los guaraníes originarios. Pero no hubo ganadores, todos fueron triunfadores del concurso de dibujo.
“Los juguetes se evaporaron en pocos minutos y algunos niños no recibieron, unos cincuenta creo. Fue un toque un poco triste, pero todos estaban felices por el momento vivido.
“La abuela Jachuka Yvapoty Clemencia González presidió la fiesta”.

Historias de pioneros y colonos en la selva misionera

8 agosto 2012

Fundadores en Tierra Colorada

Leí Fundadores en Tierra Colorada con interés y placer.

Interés porque aprendí cómo fue la colonización en el Alto Paraná en las primeras décadas del siglo pasado, tan distinta de la inmigración que conocemos en Buenos Aires, y de la que tantos somos hijos, alimentada básicamente desde el sur europeo por la ruta del Atlántico directamente al Río de la Plata.

En cambio, la selva misionera, la tierra colorada, fue poblada inicialmente por una corriente migratoria de alemanes que previamente habían sembrado de colonias el sur de Brasil, los teutobrasileños, intercalados con algunos contingentes de otras nacionalidades, cada uno con su historia a cuestas de guerra, persecuciones, discriminación, hambre o falta de horizontes, que este rincón del planeta permitía dejar felizmente atrás.

O al menos ésa era la ilusión, que no siempre se hizo realidad. Y cuando se alcanzó, no fue gratis, sino a costa de enormes sacrificios y commovedora lucha por la sencilla felicidad de obtener de la tierra lo necesario para vivir y ver crecer a los hijos.

Esa mirada que el libro muestra es la que me proporcionó el placer de recorrerlo. Las historias de todo tipo, que van de la tragedia a la comedia, pero invariablemente plenas de humanidad, reflejadas, además, con un enorme cariño, como no podía ser de otro modo siendo el autor Claudio Salvador.

Quien quiera conocer mejor a este lúcido cronista del nordeste argentino e incansable luchador social, puede visitar su blog  http://www.bichodomato.territoriodigital.com/. Lo recomiendo.

Por un reclamo empresario, un juez de Misiones cortó la trasmisión del único canal no oficialista

13 enero 2011

Ocurrió el miércoles en Posadas. El Canal 4 está en medio de una disputa empresaria.  Hasta ahí, nada extraño.

Alguien que dice ser el verdadero dueño y alega que vendió la frecuencia a un grupo empresario. Esto ya es un poco raro. El uso de una frecuencia lo otorga la autoridad a un titular y no se pueden vender, se devuelven al Estado. Hay rumores además de que quien controla el canal es testaferro de un político opositor. Otra irregularidad, ésta del otro bando.

El asunto es que el reclamante fue a la justicia y el juez federal Ramón Chávez, con una rapidez de atleta olímpico, en solo horas,  ¡ordenó el cese de la transmisión!

¡¿Qué es esto!? Un medio de comunicación no se acalla así porque sí. ¡Y justo en el único canal crítico de la provincia!

Un pelotón de gendarmes irrumpió en la sede del canal y clausuró los equipos de transmisión.

¿Por qué cortan la transmisión si lo que se discute es la titularidad de la licencia?

Todo el asunto huele a disputa política prelectoral con las peores armas, pasándole por arriba a derechos ciudadanos. Algo que lamentablemente tampoco es extraño en ciertas provincias.

Como derivación, hay 30 trabajadores en la incertidumbre.  Lo que han hecho es continuar la transmisión por Internet y están literalmente atrincherados en defensa de su fuente de trabajo. 

Pongo dos cosas relacionadas:

1. El vínculo con el canal: http://www.misionescuatro.com/

2. Un comunicado de repudio del Fopremi, que agrupa a los colegas de Misiones:

El Fopremi rechaza la incertidumbre laboral y de censura a la tarea informativa en los trabajadores de Canal 4

El Foro de Trabajadores de Prensa y Comunicación Social de Misiones – FoPreMi expresa su solidaridad para con los colegas periodistas del Canal 4 Trincheras de San José SA, de Posadas, que atraviesan una situación de incertidumbre laboral y de censura a la tarea informativa a raíz de una medida judicial que ordenó el cese intempestivo en el uso de la frecuencia con la que habitualmente operaban en el ejercicio de la profesión.
No deja de sorprender que el juez interviniente, sin resolver la cuestión de fondo, haya optado por ordenar una medida cautelar restrictiva del derecho fundamental a la libertad de expresión, sin exigir garantías acordes a la magnitud del daño ocasionado.
La libertad de expresión no es una concesión de los Estados, sino un derecho fundamental reconocido en la Declaración Americana sobre los Derechos y Deberes del Hombre y la Convención Americana sobre Derechos Humanos, la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y demás instrumentos internacionales  que hoy tienen jerarquía constitucional por haber sido receptados en nuestra Carta Magna.
El art 13 del Pacto de San José de Costa Rica, en su inciso 3, señala que  “No se puede restringir el derecho de expresión por vías o medios indirectos, tales como el abuso de controles oficiales o particulares de papel para periódicos, de frecuencias radioeléctricas o de enseres y aparatos usados en la difusión de información o por cualesquiera otros medios encaminados a impedir la comunicación y la circulación de ideas y opiniones”
Por todo ello, instamos a la inmediata protección de la estabilidad laboral de los trabajadores de prensa afectados por la medida judicial y a la búsqueda de vías legales menos gravosas para resolver la situación planteada, sin necesidad de afectar drásticamente los derechos que fueron conculcados, tanto la libertad de expresión como la libertad de información.
 
Ricardo Alberto Arrúa, presidente.

Trabajo infantil esclavo y agrotóxicos. La muerte de Ezequiel

17 noviembre 2010

Video:  http://www.youtube.com/watch?v=5zmFTMe8cVs

Este video fue editado en agosto de 2008 por la Fundación La Alameda (http://laalameda.wordpress.com), la asamblea popular del porteño Parque Avellaneda, que lucha contra el trabajo infantil y otras lacras sociales.

Muestra a Ezequiel, de 4 años, trabajando con venenos en una granja, y documenta un allanamiento plagado de irregularidades por parte de quienes debieron haberlo protegido a él, a todos los niños y adultos que allí son explotados criminalmente.

Ezequiel y su familia habían venido de Misiones para trabajar en la empresa avícola Nuestra Huella, en Campana, Buenos Aires.

En el video Ezequiel cuenta que trabajaba removiendo el guano de las gallinas y manipulando el veneno provisto por la empresa que distribuye huevos a grandes cadenas de supermercado.

Las maestras de la escuela de Ezequiel ya habían advertido que el niño se dormía cuando iba a clase, hasta que a finales de setiembre se desmayó y fue llevado de urgencia a una clínica de Pilar. Durante semanas nadie tuvo noticias de él. La empresa prohibió a sus padres hablar del tema, bajo la amenaza de que ellos podrían ser penalmente responsables de lo que le pasara el niño y les quitarían los otros hijos.

En tanto, a Ezequiel le detectaron un cáncer de cerebro. Pasó de una clínica a otra, fue operado, pero murió el martes 16 de noviembre a los 6 años. 

El diario digital Misiones on Line contó la historia más completa:
http://www.misionesonline.net/noticias/17/11/2010/murio-el-nino-de-seis-anos-que-contrajo-cancer-en-trabajo-esclavo

Si alguien quiere putear en los comentarios, lo voy a comprender.