Posted tagged ‘Transporte’

Viajé en una “bruja” quizás por última vez

11 enero 2013

Este jueves, al salir del trabajo, cerca de las 21, hice otro camino para volver a casa para poder meterme en el Subte A. Es que quería viajar, quizás por última vez, en una “bruja”, uno de los centenarios coches de madera de La Brugeoise, fabricados en la ciudad belga de Brujas que, según dispuso el gobierno porteño, mañana cumplirán su último día de servicio.

Me senté en el fondo del vagón para tener una panorámica de sus 26 metros y pico. Observé las tulipas que le dan esa iluminación opalina, los bancos de madera, los caños blancos verticales ornamentados en su unión con el techo, los pasamanos colgantes balancéandose aunque no tanto como cuando yo era niño en que a veces golpeaban el techo…

Presté atención a la ausencia de rigidez en las uniones de las paredes y los techos,  que le dan esa sensación de artefacto destartalado y que en realidad son estudiadas flexibilidades para absorber las torsiones que imponen las curvas del recorrido.

Escuché los chistidos de los frenos y el timbre que tienen en lugar de bocina. También el golpazo de las puertas al cerrarse, a las que hacen falta burletes nuevos que lo amortigüen.

Pensé en lo que me habían contado de lo seguros que son, con el menor índice de averías de toda la red, pese a su edad; con el dato no haberse incendiado pese a ser de madera, con la ventaja de que si hay una colisión, como pesan un tercio que los metálicos, las consecuencias son menores.

Por supuesto que la muy demandada línea A requiere un aumento de su capacidad de transporte, en volumen y velocidad, y que los pasajeros se merecen más comodidad, pero eso puede hacerse sin tirar estas piezas únicas a la basura ni momificarlas en un museo.

¿Qué tal mantenerlas en servicio fuera de los horarios centrales como proponen decenas de organizaciones ciudadanas y muchos usuarios? ¿Es que no siguen demostrando día a día que pueden hacen un buen trabajo complementario de trenes más modernos?

¿Es que alguien duda de su valor sentimental, histórico, cultural que los convierte en un atractivo turístico de la ciudad? ¿Nadie ve la cantidad de extranjeros que visitan Buenos Aires que quieren viajar y sacarse fotos en el subte de madera? ¿Se ignora que las agencias de viajes del exterior lo destacan como algo imposible de encontrar en otro lado porque son los más antiguos del mundo en servicio comercial?

Creo que las respuestas son obvias. Hay que mantenerlos en servicio en horarios de pocos pasajeros. Eso sí, hay que tomar conciencia y ponerlos en valor. Menos suciedad y más barniz y pintura, basta de calcomanías políticas y comerciales, límites al arte callejero abusivo. Hay que restaurarlos, ponerles publicidad antigua y hasta podrían darles uniformes de época a los conductores y guardas que los tengan a cargo.

Son reliquias para lucirlas y sentirse orgullosos de tenerlas, pero ahora están tan descuidados que hasta sospecho que, planeando su desguace, los dejaron caer a propósito para que nadie reclamara por ellos.  (No puedo digerir todavía que el jefe de gabinete de la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, haya sugerido burlonamente que podrían servir como leña para un asado)

La Asociación Gremial de los Trabajadores del Subte y Premetro, con el apoyo de Horacio Fontova y otras artistas, convocó para este viernes a las 14.30 a la estación Plaza de Mayo, para participar en lo que podría ser uno de los últimos viajes de estos coches, a los que llamó con afecto “viejos compañeros”.

Con el mismo espíritu y en el mismo lugar, para las 18 convocó la Red de Patrimonio, formada por unas 60 organizaciones barriales y ciudadanas, que propone mantenerlos activos los fines de semana.

Y yo digo ¡aguanten las brujas!

Anuncios

Oposición a que los vagones históricos del subte sean desechados

9 enero 2013

Este viernes se anuncia como el último día de servicio de los vagones antiguos del subte A, la mayoría de los Brujascuales está en actividad desde hace 99 años. Son muchos los que se oponen a tirarlos a la basura. Apoyo la idea de mantenerlos en actividad fuera de las horas pico. Son pintorescos y también seguros, contra lo que dicen ciertos prejuicios. Va una nota al respecto:

Crece la oposición al desecho de coches históricos del subte

La decisión del Gobierno porteño de desechar los vagones centenarios del Subte A, que están entre los más antiguos del mundo en funcionamiento comercial, concita una creciente oposición de personalidades, entidades civiles y usuarios defensores del patrimonio cultural.

La Red de Patrimonio, en la que participan unas 60 organizaciones no gubernamentales, promueve un petitorio para que se los conserve en funcionamiento fuera de los horarios pico, y convocó a un acto el viernes a las 18 en su cabecera de la Plaza de Mayo.

“Vamos a viajar en lo que se anuncia como último día de servicio de las ‘brujas’ (así llamados porque fueron construidos en la ciudad belga de Brujas), para pedir que se revea la medida”, dijo Mónica Capano, integrante de la red.

“No queremos que sean desguazados ni enviados a un museo sino que sigan en funcionamiento, lo que permite la apropiación cotidiana de ese patrimonio, que da a la ciudad un valor agregado, como los de Budapest, de 1896, que tienen un gran valor turístico”, afirmó.

La recolección de firmas para esa petición logró ya más de 1100 adhesiones, mientras que una foto con la leyenda “decile no a la remoción de los vagones más antiguos y hermosos del continente”, ya fue reproducida casi 20.000 veces en Facebook.

El petitorio, dirigido al jefe de gobierno, Mauricio Macri, y a su subsecretario de Transporte, Guillermo Dietrich, advierte que “los vagones Brugeoise (nombre del fabricante) forman parte del patrimonio cultural de todos los argentinos”.

“Por medio de la presente le pedimos que estos vagones sean preservados y que sigan circulando en servicio regular durante los fines de semana”, añade.

Se trata de un remanente de unos 70 coches de los 120 que constituyeron la flota original de la línea A, construidos por La Brugeoise, Nicaise et Delcuve a partir de 1911.

Con ellos, el 1 de diciembre de 1913, Buenos Aires puso en servicio el primer tranvía o tren subterráneo de hispanoamérica y de todo el hemisferio sur, aunque algunos vagones fueron entregados en 1919, después de la Primera Guerra Mundial.

Aunque casi todos sufrieron reformas, conservan un conjunto de características, como la carrocería de madera y detalles de época, que envuelven al pasajero en una atmósfera particular, sobre todo a su paso por la estación Perú, con su decoración histórica.

Uno de los principales argumentos del Gobierno porteño para reemplazarlos es dotar al servicio de mayor seguridad, argumento considerado insostenible por la Red de Patrimonio, “porque nada hace prever un escenario de accidentes”, dijo Capano.

“Tienen el menor índice de daños de la red, de sólo 19 averías cada 100.000 kilómetros recorridos; no sufrieron incendios y en caso de colisión, como pesan la cuarta parte de un coche de otro tipo, provocan menos consecuencias”, explicó.

Capano explicó que la Red no se opone a la incorporación de coches más modernos, pero reclama que eso no signifique la desaparición de las “brujas”. “Que no pase como con los tranvías de la ciudad, que los sacaron de servicio y nadie sabe a dónde fueron a parar”, advirtió.

Capano destacó además “el saber acumulado” del plantel técnico y operario que lleva tres generaciones manteniendo estas unidades en el taller Polvorín, en el barrio de Caballito.

El arquitecto Rodolfo Livingston, por su parte, opinó que “en todo el mundo se valora este patrimonio y se procura preservarlo; hay que ponerlos en valor para que sean un motivo de atracción turística y servicio, porque son de muy buena factura”.

Entre los legisladores que se han pronunciado por la conservación de las “brujas” en servicio están Adrián Camps, Virginia González Gass y María José Lubertino.

Subtes: a favor de los trabajadores y de la extensión de la red

9 agosto 2012

Ya seguiré contándoles sobre Tecnópolis, pero el conflicto en los subtes es insoslayable.Y tengo algo para decir, que fui pensando este miércoles mientras me caminaba 50 cuadritas desde Scalabrini Ortiz y Corrientes hasta la Plaza de Mayo.

1. Apoyo absolutamente el reclamo del personal, que a esta altura del año todavía no tuvo paritarias y, por lo tanto, sigue cobrando los sueldos sin ajuste alguno. Me resulta absurdo y muy injusto para los usuarios que se haya llegado a esta situación extrema porque los trabajadores, que están haciendo un reclamo salarial normal, no tengan con quién sentarse a negociar, que sus empleadores no se presenten a la negociación.

2. El paro me dio la dimensión del servicio que prestan los subtes. Cuando no andan se tarda el doble en viajar. Me lleva a imaginar cuánto más sencillo sería moverse por la ciudad si aquella promesa del actual jefe de gobierno, Mauricio Macri, de construir diez kilómetros de subte por año se hubiera encarado con seriedad. La red actual tiene algo menos de 50 kilómetros, en cinco años que lleva gobernando tendría que haberla duplicado.

Periodismo malo: un caso de Infobae y C5N

22 julio 2010

Fue a raíz del terrible accidente de Palermo, en el que un colectivo atropelló a una familia en la senda peatonal, mató a un niño de 5 años e hirió a la mamá y al hermanito bebé.

Pido analizar cómo informaron Infobae.com y C5N. (http://www.infobae.com/general/527427-101275-0-Descontrol-y-tragedia-tenia-4-multas-cruzar-rojo-el-colectivo-que-mato-un-nene)

La noticia en el diario digital, levantada del canal, se titula “Descontrol y tragedia: tenía 4 multas por cruzar en rojo el colectivo que mató a un nene”.

Si uno leyera solo el título, y una inmensa mayoría de lectores hace sólo eso con la mayoría de las noticias, se forma la idea de que el conductor involucrado es algo así como un criminal reincidente.

Sólo que después se aclara que esas infracciones fueron cometidas entre febrero de 2006 y noviembre de 2007, y que el colectivero de la tragedia de Palermo aún no trabajaba en esa línea. De modo que las faltas anteriores son responsabilidad de otro u otros conductores. 

Como le escuché comentar a un colega: ¿Qué tiene que ver la cantidad de infracciones que acumula el vehículo? ¿O acaso se va a juzgar al colectivo?

Una muy buena: baja la cantidad de accidentes de tránsito

7 mayo 2010

No tengo muchos datos pero quiero destacarlo ya. Parece que finalmente, las autoridades y la gente están haciendo mejor las cosas y comenzó bajar en forma apreciable la cantidad de víctimas fatales de accidentes de tránsito.

¡Era hora! Es el mayor problema de seguridad y la sociedad parece insensible a tanta muerte. ¡Hasta 2009 estábamos en 22 muertos por día!

Felipe Rodríguez Laguens, director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, dijo que “las cifras de reducción del 40 por ciento en la Capital Federal se enmarcan dentro de la tendencia que se registra en todo el país”.

Muy buena noticia. Hay que insistir con los controles, con la educación, con el ejemplo. Hay que ganar esta batalla.

Periodista aborda fuente provocativamente y resulta agredido. ¿Hay que defenderlo?

16 diciembre 2009

Me acuerdo de la piña de Luis D’Elía al ambientalista y militante agrario Alejandro Gahan, el 25 de marzo de 2008, cuando éste lo insultó y lo provocó en el Obelisco hasta que el dirigente piquetero reaccionó. Mejor no opino de las lecturas interesadas que muchos medios hicieron en lo más intenso del conflicto con “los 4 del campo”, que no es un grupo folclórico.

El tema es que ahora hay otra piña en debate con mucho para opinar: http://www.youtube.com/watch?v=tC1HAv9hCWw 

Aquí el que provoca es un colega, el periodista Hugo Macchiavelli, que a mi juicio se sale claramente de los límites de la profesión, y el que agrede es Wilfredo Orellana, un supuesto mafioso de los ómnibus truchos, como se lo denuncia en el programa GPS, que  difundió el episodio.

¿Qué habría que hacer? ¿Repudiar la agresión? ¿Pedir garantías a la liberad de prensa? ¿Denunciar que el periodista violó normas éticas? ¿Decir que la ética no corre si se trata de poner en evidencia un delito? Buen tema.

Les digo lo que opinó el Fopea, que integro. Reproduzco el comunicado:

El Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) repudia la agresión sufrida por el periodista Hugo Macchiaveli el 13 de noviembre pasado, cuando fue atacado a golpes y amenazado de muerte por Wilfredo Orellana, uno de los responsables de una línea de transportes no autorizados que une el conurbano bonaerense con la Ciudad de Buenos Aires.

 La agresión tuvo lugar en una terminal de estos vehículos comunmente denominados “truchos”, ubicada en el barrio de Retiro (Ciudad de Buenos Aires), en el marco de una investigación periodística para el programa “GPS”, que se emite por el canal América TV. El periodista y el equipo que lo acompañaba grabaron las imágenes de la agresión http://www.youtube.com/watch?v=tC1HAv9hCWw , que luego fueron transmitidas en el programa del jueves 3 de diciembre.

 Fopea manifiesta su repudio a estos graves hechos y exige a las autoridades actuar con firmeza ante el agresor. Más allá de ello, Fopea aclara que no comparte el estilo que el programa “GPS” utiliza en determinadas ocasiones para realizar sus informes, ya que el objetivo de recabar información con respeto y objetividad se diluye en el tono provocador del abordaje periodístico. Desde Fopea creemos que esta modalidad contradice la visión que defendemos de un ejercicio ético y responsable del periodismo. Pero a la vez sostenemos que la molestia o enojo por los modos del abordaje periodístico no justifican en ningún caso una reacción de violencia física como la ocurrida.

 Tras la agresión, Macchiavelli debió ser atendido en el Hospital Pirovano e hizo la denuncia judicial en la Fiscalía Correccional No. 10 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la que recayó en el juzgado de Omar Fente.

Estuve con los huelguistas del subte, en pleno trabajo de parto de un sindicato nuevo

10 noviembre 2009

Hacía rato que el cronista noctambulante no salía a campo. Pero me tocó cubrir el comienzo de la jornada de huelga en el Subte.

El clima previo era pesadito: solicitadas de Metrovías en los diarios desde el día anterior rechazando la actitud de “un grupo de ex delegados”; decisión del gobierno de declarar al subte como un “servicio esencial”, pese a que existen transportes alternativos y su cese no implica riesgo de vida;  intimación a la empresa para que asegure un servicio de emergencia; mucho despliegue policial en la red reforzado con seguridad privada; trenes estacionados desde la noche anterior en estaciones intermedias, y el rumor/temor de que pudiera actuar un grupo de choque de la UTA, el sindicato del que el personal del subte se quiere independizar, que según Página 12, podría incluir a efectivos de alguna barra brava.

Los huelguistas formaron grupos para hacer vigilia en algunos puntos claves. Yo visité a los que se quedaron toda la noche en Federico Lacroze, y vi que su previsión fue acertada. Los accesos a la estación estaban cerrados y con guardia policial y cuando el turno mañana se presentó, a eso de las 4.30, no dejaban entrar a nadie. Evidentemente, el plan de la empresa era trabajar con un grupo de “disidentes”, de elementos aportados por la UTA y jerárquicos para hacer correr algunos trenes, propósito inalcanzable con los huelguistas adentro.

Llegué a Chacarita a las 2 de la mañana. Coordiné con un delegado, Claudio Delle Carbonara, y me aproximé al acceso de la pizzería Imperio. Con tantos accesos para custodiar, la policía tenía éste descuidado.

Fue a recibirme un grupo de huelguistas. Los diez precintos que sellaban esa entrada no resistieron. Entré con mi compañero reportero gráfico.

Delle Carbonara, 37 años, 15 en el subte, 6 que es delegado, lleva prendido en la camisa un botón con una mano que empuña una llave francesa coronada por la leyenda “trabajando por nuestro sindicato”. El símbolo refiere a la Asociación Gremial del Subte y Premetro, que el gobierno no reconoce aún. Que ni siquiera ha inscripto.

El dirigente me dijo que el éxito del paro, en demanda de ese demorado reconocimiento, estaba asegurado, porque fue votado por los trabajadores en asamblea. “Lo que está en juego es si con policía, seguridad privada y patota, la empresa puede mover trenes igual, porque quiere demostrar que el paro no es efectivo para decir que nosotros no somos representativos”, explicó.

Como les decía, la pulseada (más que metafórica) se dio minutos antes de las 5. La policía no dejaba entrar a nadie. Hubo reclamos, discusiones, insultos. Al final, los huelguistas detectaron otro acceso abordable y se produjo el punto de ruptura del cerco.

Los del turno mañana se agolpaban afuera -con el refuerzo de algunos militantes de otros gremios y de partidos de izquierda que vinieron en apoyo a la huelga- mientras los de la vigilia presionaban desde adentro. El retén policial quedó como jamón del sandwich y candados y cadenas no fueron suficientes para impedir la irrupción. Hubo por lo menos dos movimientos similares. A las 5.20 estaba todo el mundo adentro. Y ningún tren salió de Federico Lacroze.

Algo parecido pasó en otras cabeceras. En un caso, un piquete de huelguistas se plantó en las vías e impidió la salida de un tren. A las 7, apenas corría una formación en la C, otra en la D y otra en la E, pero sólo en un segmento del recorrido, y luego cesaron. El paro era efectivo. El sistema quedó paralizado el resto de la jornada.

Fue una contracción más, y bastante fuere, en el parto del nuevo sindicato.