Posted tagged ‘Turismo’

Oposición a que los vagones históricos del subte sean desechados

9 enero 2013

Este viernes se anuncia como el último día de servicio de los vagones antiguos del subte A, la mayoría de los Brujascuales está en actividad desde hace 99 años. Son muchos los que se oponen a tirarlos a la basura. Apoyo la idea de mantenerlos en actividad fuera de las horas pico. Son pintorescos y también seguros, contra lo que dicen ciertos prejuicios. Va una nota al respecto:

Crece la oposición al desecho de coches históricos del subte

La decisión del Gobierno porteño de desechar los vagones centenarios del Subte A, que están entre los más antiguos del mundo en funcionamiento comercial, concita una creciente oposición de personalidades, entidades civiles y usuarios defensores del patrimonio cultural.

La Red de Patrimonio, en la que participan unas 60 organizaciones no gubernamentales, promueve un petitorio para que se los conserve en funcionamiento fuera de los horarios pico, y convocó a un acto el viernes a las 18 en su cabecera de la Plaza de Mayo.

“Vamos a viajar en lo que se anuncia como último día de servicio de las ‘brujas’ (así llamados porque fueron construidos en la ciudad belga de Brujas), para pedir que se revea la medida”, dijo Mónica Capano, integrante de la red.

“No queremos que sean desguazados ni enviados a un museo sino que sigan en funcionamiento, lo que permite la apropiación cotidiana de ese patrimonio, que da a la ciudad un valor agregado, como los de Budapest, de 1896, que tienen un gran valor turístico”, afirmó.

La recolección de firmas para esa petición logró ya más de 1100 adhesiones, mientras que una foto con la leyenda “decile no a la remoción de los vagones más antiguos y hermosos del continente”, ya fue reproducida casi 20.000 veces en Facebook.

El petitorio, dirigido al jefe de gobierno, Mauricio Macri, y a su subsecretario de Transporte, Guillermo Dietrich, advierte que “los vagones Brugeoise (nombre del fabricante) forman parte del patrimonio cultural de todos los argentinos”.

“Por medio de la presente le pedimos que estos vagones sean preservados y que sigan circulando en servicio regular durante los fines de semana”, añade.

Se trata de un remanente de unos 70 coches de los 120 que constituyeron la flota original de la línea A, construidos por La Brugeoise, Nicaise et Delcuve a partir de 1911.

Con ellos, el 1 de diciembre de 1913, Buenos Aires puso en servicio el primer tranvía o tren subterráneo de hispanoamérica y de todo el hemisferio sur, aunque algunos vagones fueron entregados en 1919, después de la Primera Guerra Mundial.

Aunque casi todos sufrieron reformas, conservan un conjunto de características, como la carrocería de madera y detalles de época, que envuelven al pasajero en una atmósfera particular, sobre todo a su paso por la estación Perú, con su decoración histórica.

Uno de los principales argumentos del Gobierno porteño para reemplazarlos es dotar al servicio de mayor seguridad, argumento considerado insostenible por la Red de Patrimonio, “porque nada hace prever un escenario de accidentes”, dijo Capano.

“Tienen el menor índice de daños de la red, de sólo 19 averías cada 100.000 kilómetros recorridos; no sufrieron incendios y en caso de colisión, como pesan la cuarta parte de un coche de otro tipo, provocan menos consecuencias”, explicó.

Capano explicó que la Red no se opone a la incorporación de coches más modernos, pero reclama que eso no signifique la desaparición de las “brujas”. “Que no pase como con los tranvías de la ciudad, que los sacaron de servicio y nadie sabe a dónde fueron a parar”, advirtió.

Capano destacó además “el saber acumulado” del plantel técnico y operario que lleva tres generaciones manteniendo estas unidades en el taller Polvorín, en el barrio de Caballito.

El arquitecto Rodolfo Livingston, por su parte, opinó que “en todo el mundo se valora este patrimonio y se procura preservarlo; hay que ponerlos en valor para que sean un motivo de atracción turística y servicio, porque son de muy buena factura”.

Entre los legisladores que se han pronunciado por la conservación de las “brujas” en servicio están Adrián Camps, Virginia González Gass y María José Lubertino.

Anuncios

Prendas de emprendedores y artesanos también lucieron en el desfile de Mar del Plata

8 enero 2013

Un grupo de emprendedores y artesanos, apoyado por el Ministerio de Desarrollo Social, tuvo su segmento anoche en el “Mar del Plata Moda Show”, con su mensaje en favor de una moda sustentable con prendas ecoamigables.

Se trata de pequeñas unidades productivas que comparten la marca “Emprendedores de Nuestra Tierra”, creada por esa cartera para promover la inserción social de los productores y el cuidado del ambiente, y alentar asimismo el consumo responsable.

Visceral ZapatosSe presentaron zapatos, tejidos, carteras, ponchos y otras prendas y accesorios en quince pasadas de los modelos por las escalinatas de Playa Grande y el hotel Costa Galana, que lucieron su originalidad entre las colecciones de famosos diseñadores y grandes marcas.

“Son productos confeccionados íntegramente a mano, con hilados vírgenes, tinturas naturales y excelente diseño”, dijo Karina Yarochevsky, subsecretaria de Responsabilidad Social, a cargo de este programa.

Por ejemplo, Visceral Zapatos, una cooperativa de Santo Domingo, pequeña localidad del este bonaerense, mostró carteras y calzados de mondongo vacuno para evitar el uso del cuero.

Las artesanas de la Red de Turismo Campesino, cooperativa de los valles calchaquíes de Salta, enviaron sus tejidos elaborados con lana de oveja y llama, con tinturas naturales de plantas nativas de especies cultivables, lo que garantiza colores diversos y duraderos sin usar anilinas ni contaminantes.

Patricia Pérez, de la asociación civil “Sabe la Tierra”, trajo sus prendas de fieltro confeccionadas con una técnica ancestral y con productos ecoamigables, es decir, no contaminantes, y de la localidad santiagueña de Atamisqui se mostraron prendas de fibras hiladas a mano con rueca y tejidas en telar antiguo.

Yarochevsky explicó que Emprendedores de Nuestra Tierra reúne a unos 10.000 pequeños emprendimientos y artesanos de todo el país, a los que la cartera social apoya con insumos, capacitación y acciones para visibilizar sus productos, de modo de fomentar su consumo en el marco del comercio justo.

“De ese conjunto se van seleccionando los que participan en las acciones de promoción, como ferias y desfiles, incluso en el exterior”, dijo la funcionaria.

“Emprendedores de Nuestra Tierra” ya participó dos veces en la Semana de la Moda de París, y también estuvo en la Feria di Milano Pret a Porter (en Milán, Italia) y en la 36° Buenos Aires Alta Moda, entre otros eventos.

El proyecto permite rescatar los saberes ancestrales de cada artesano y los procesos productivos característicos de cada región de la Argentina, mientras promueve el cuidado de la naturaleza.

Sobre Mar del Plata Moda Show, Yarochevsky sostuvo que “participar en eventos como éste permite fomentar el consumo de estos productos, no desde la lástima, sino valorando su altísima calidad, su origen autóctono, su buen diseño. Comprarlos es comprar lo nuestro”.

En el desfile hubo también productos de Soncko Argentina, de San Juan; la diseñadora cordobesa Jezabel Gerik, que confecciona prendas tejidas; Mirta Pérez, artesana de Misiones; la artesana textil Susana Prado, con su emprendimiento Muspay, y la artesana Graciela Peralta, de Santiago del Estero.

San Telmo crece en inversiones y se vacía de barrio

9 diciembre 2012

Se escribe mucho sobre San Telmo, más para turistas e inversores que sobre su gente. Me puse a indagar y encontré que el barrio, como tal, se está perdiendo, lo van embalsamando, la gente emigra… Va la nota:

San Telmo crece en inversiones y negocios y se vacía de barrio

San Telmo, el pintoresco barrio donde nació Buenos Aires que todo visitante quiere conocer, recibe en los últimos años un flujo persistente de inversiones y grandes negocios, que van reemplazando una a una sus notas de identidad, incluida su propia población.

“Los alquileres ya son inalcanzables y cada vez hay menos negocios para comprar las cosas de todos los días. Los vecinos tradicionales emigran, sobre todo a Constitución”, dice Gabriel Santágata, que preside un club barrial y es uno de los que se ha mudado por esos motivos.

Santágata dirige también el periódico vecinal Alerta Militante, puesto que le permite percibir en detalle los cambios en la zona: demoliciones clandestinas, adoquines que van desapareciendo de las calles, negocios tradicionales reemplazados por cadenas inexpresivas y la intimidante presencia de una torre de 27 pisos a 500 metros de la Plaza Dorrego, en pleno casco histórico.

Santágata señaló que “en el Mercado de San Telmo, establecido en 1890, ya venden desde soldaditos de plomo hasta ropa y quedan pocos puestos dedicados a los artículos de consumo cotidiano”.

“Esto comenzó con la irrupción de Puerto Madero y el bum del turismo después de la crisis, que provocó una fuerte valorización inmobiliaria. Las inversiones están transformando la zona como ya ocurrió con Palermo. Están haciendo San Telmo Hollywood”, definió.

Patricia Barral, vecina del barrio desde hace 22 años, lamenta la paulatina desaparición de los anticuarios de la calle Defensa, cuya presencia impregnó por décadas la atmósfera del barrio.

“Eran negocios en que los vecinos curioseaban, algunos compraban y vendían, y estaban muy integrados al espíritu del barrio. Pero también había, intercalados, negocios barriales, como una zapatería”, atestiguó.

Barral dijo que en los últimos años se empezaron a ir, porque “la especulación inmobiliaria llevó muy alto los alquileres, y ahora proliferan los negocios de venta de ropa, que alquilan percheros a ciertos diseñadores y marcas para sus prendas”. Añadió que hace poco se sumaron una casa de cambio y dos agencias de viajes.

“Defensa siempre fue la calle más importante. Hoy es absolutamente ajena. Los nuevos negocios no tienen ninguna característica que los integre, ningún compromiso con el barrio ni con las costumbres de los vecinos”, describió.

Uno de los lugares donde lo popular mantiene su vitalidad es el polideportivo comunitario “Martina Céspedes”, donde confluyen el club Giuffra, que preside Santágata; asociaciones que realizan trabajo social con los chicos, escuelas públicas que dan allí sus clases de Educación Física y colectivos culturales.

La desaparición de ese lugar figuró en un proyecto de ley -aprobado en primera instancia por la Legislatura porteña, luego frenado por las protestas- para ser reemplazado por la Feria del Sur, un emprendimiento inmobiliario que incluía un polo gastronómico, un centro comercial y otros negocios privados.

“Aprobar la Feria del Sur en lugar del Polideportivo sería un misil para la identidad del barrio”, dijo Eduardo Tissera, que trabaja en el Centro de Salud 15, de Humberto 1º 470, y dirige la Juegoteca de San Telmo, uno de los usuarios del “Céspedes”.

“En algún momento se había logrado amalgamar la historicidad del barrio con la vida cotidiana , pero ahora se ha desbalanceado todo. San Telmo se encamina a una escenografía para turistas, sin vida propia y sin alma”, opinó Tissera.

Afirmó además que “los negocios son tantos que se comen entre sí por la saturación de ciertos rubros, si hasta llegaron a poner dos cafeterías de la misma cadena en la misma cuadra”.

Tissera remarcó que estos cambios no traen mejoras para las familias, porque “no echan raíces, los saca la pala inmobiliaria”.

“En la juegoteca se nota esa inestabilidad, porque los chicos se van encariñando y de golpe se van. Es difícil mantener los lazos que genera el barrio cuando está la permanente espada de Damocles del alquiler por las nubes”, observó.

Un aspecto particularmente grave es la destrucción de patrimonio histórico-cultural. Barral aseguró que los ejemplos abundan, y menciona entre los recientes la desaparición de una casa de estilo en Chacabuco al 1400 donde se edificó un hotel, la demolición de la casa Benoit, en Bolívar e Independencia; los cambios en la fachada del ahora hotel El Vitraux, en la calle Carlos Calvo. “Pero logramos parar la demolición de Estados Unidos 942”, dijo.

Contó además que en la unión de los pasajes Bethlem y Aieta, en la plaza Dorrego, había una histórica playa de estacionamiento de carretas, de la que siempre se dijo que podía tener túneles o una cárcel de La Mazorca, en tiempos de Juan Manuel de Rosas.

“No se protegió ni se investigó. Ahora se está construyendo allí un hotel. Para colmo, la arquitecta Dorrego, que vive al lado, advirtió que se trata de una zona muy sensible a las rajaduras porque no fue construida con métodos modernos”, reveló.

Barral también se quejó de la proliferación de multinacionales, como una cadena estadounidense de cafeterías que reemplazó a un anticuario justo en una de las esquinas de la plaza Dorrego.

“Aunque soy contraria a esas presencias, en tren de admitir una realidad , para preservar el casco histórico podrían haberlas limitado a las avenidas”, sostuvo.

La digna estrategia de una aldea guaraní para conservar su estilo de vida

3 septiembre 2012

Quiero ponerlos al día con el proyecto de la aldea guaraní de Yyryapú, próxima a las Cataratas del Iguazú. Esa comunidad conserva en su territorio un retazo de esa selva que siempre fue su hogar, y para adaptarse a la nueva realidad, la pelea desde hace años para explotarla turísticamente, sin caer en la trampa de quienes les proponen darles unos pesos para que “hagan de indios”, mientras otros hacen el negocio.  Va la nota que hice al respecto:

Aldea guaraní misionera organiza su propia empresa turística

La comunidad mbya guaraní Yyryapú, próxima a las cataratas del Iguazú, está a punto de alcanzar un hito en su batalla por conservar su cultura y su forma de vida, con la organización de una empresa turística de base comunitaria.

“Estamos en la etapa de definir el papel de cada uno: quién administra, quién se ocupa del mantenimiento, quién atiende a los visitantes”, detalló Claudio Salvador, coordinador del Proyecto Mate (Modelo de Autogestión para Turismo y Empleo, http://www.proyectomate.org/), que acaba de cumplir siete años acompañando esta experiencia.

El proyecto apunta a que, tras capacitarse, los propios indígenas se organicen para explotar en forma autónoma la recepción de visitantes en su territorio, y puedan obtener así una porción del millonario negocio turístico que rodea a las Cataratas.

“El negocio no es la prioridad -aclaró Salvador- sino conservar su propia cultura; que les permita seguir viviendo según sus pautas culturales. Se busca reproducir la vida, no el capital”.

En la aldea, cuyo nombre significa “ruido del agua”, viven unas 500 personas, de las cuales unas 15 o 20 tendrán empleo directo en la empresa comunitaria, mientras que unos 50 artesanos podrán aprovechar el movimiento que se genere para vender sus productos.

Salvador con un niño de Yyryapú

“La comunidad definió que parte del dinero que se recaude irá al fondo comunitario, para atender las necesidades que se determinen, como instalar una bomba de agua o pagar un remís para llevar a una parturienta al hospital”, explicó Salvador.

La nueva empresa, cuya actividad se viene ensayando en forma embrionaria, organizará visitas a la selva a través de senderos, con guías indígenas que no sólo les mostrarán su milenario conocimiento de la naturaleza sino también aspectos de su cultura.

El nivel de maduración de la iniciativa requirió un largo camino previo, en el que otro hito fue la creación, en 2007, del Centro Intercultural Bilingüe Mbya Guaraní Clemencia González Jachuka Yvapoty, también llamado “Escuelita de la Selva”, cofinanciado por los gobiernos de Canadá y de Misiones.

Allí, en un aula edificada en el territorio de la aldea Yyryapú, profesores de las dos culturas, formaron a jóvenes y adultos para desarrollar las tareas turísticas, desde el guiado hasta la administración.

En cinco años pasaron por aquí unos 120 alumnos, de los cuales unos 30 certificaron sus capacidades, con el aval del gobierno de Misiones a través del Servicio de Enseñanza Privada.

“Siguiendo su línea y su propio modelo de diálogo intercultural respetuoso, el Proyecto promueve la capacitación y la ampliación del capital social preexistente en el territorio, tendiendo a la autogestión comunitaria de los bienes y servicios que se ponen en juego con la actividad del etnoturismo”, dijo Salvador.

El coordinador considera que con el recorrido hecho hasta ahora, “el turismo cultural mbya guaraní autogestionado está cerca de posicionarse como un atractivo más en la oferta del destino”.

“Los avances son evidentes, pero todavía falta algún tiempo para cantar las victorias”, afirmó.

Salvador destacó que “Yyryapu resistió muchos años el canto de sirena de las empresas interesadas en monopolizar el turismo indígena”.

“Quisieron ser ellos los dueños y rechazaron la estigmatización de ‘los indios’, como un recurso a ser apropiado por agencias y operadores del turismo masivo”, subrayó.

Por tal motivo, el coordinador considera que “Yyryapu no transformará el sistema, pero agregará una tonalidad diferente al conjunto de atractivos locales”.

Una noche en la Milonga Tango Queer

22 junio 2011

El Cronista Noctambulante detectó en Monserrat un templo del tango “raro”, en el que bailan parejas de hombres o de mujeres, y también parejas mixtas, pero con libertad para que guíe el varón o la mujer, o un rato cada uno. Muy creativo.  Va la nota:

Celebró su sexto aniversario la milonga pionera del tango “raro”

Con la actuación de la orquesta Boquitas Pintadas celebró anoche su sexto aniversariola Milonga Tango Queer, pionera de esta variante rara del tango que admite parejas de hombres o de mujeres, y también que sea la mujer quien guíe al varón en las duplas mixtas.

El acontecimiento se festejó con 200 asistentes en el Buenos Aires Club, de Perú al 500, en el barrio porteño de Monserrat, que cada martes se convierte en el templo de este estilo, un alarde más de la amplitud mental y la diversidad cultural de la ciudad.

La fiesta fue iniciada formalmente a medianoche por Mariana Docampo, una de las fundadoras de este “espacio abierto a todas las personas, en el que se busca explorar nuevas formas de comunicación entre quienes bailan”.

La pista se llenó inmediatamente cuando el quinteto, formado por mujeres, arrancó con una potente versión instrumental de Volver, de Gardel y Le Pera, como apertura de un repertorio para el que luego se sumó la voz envolvente de María de los Angeles Ledesma.

En ese preciso momento, cuando la música se funde con el baile sobre el lustrado machimbre, es cuando emerge y se despliega la personalidad dela Milonga Tango Queer, nada diferente a otros reductos tangueros en los demás aspectos: barra, luz tenue, mesas en torno de la pista, cerveza, vino.

Pero bajo las luces de la pista, apenas tres o cuatro de la quincena de parejas que comenzó el baile estaban formadas por hombre y mujer, otras tantas eran solo de mujeres y las demás exclusivamente masculinas.

Un señor canoso, de vaquero y camisa negra suelta, se lucía bailando con un cuarentón de pantalón claro con tiradores sobre remera oscura, que incluso usaba puntas de pie para algún balanceo propuesto por su compañero.

Una pareja de mujeres de mediana destreza se detuvo de pronto en medio de un tema e invirtió el abrazo, para que fuese la otra la que guiara los pasos de allí en más.

Llamaba la atención la forma en que se movía una pareja mixta, hasta que se advertía que era ella la que llevaba y él quien se esmeraba en seguirla.

Casi como un presente de cumpleaños,la Milonga TangoQueer acaba de recibir una invitación para que sus profesores Mariana Docampo y Augusto Balizano la representen en el Primer Festival de Tango Queer de Berlín, a realizarse el mes próximo.

No extraña que sea en Alemania, porque este estilo nació con el siglo en Hamburgo, con un aire de libertad y rebeldía expresado en la adopción desafiante del término inglés “queer” que solía usarse para señalar despectivamente a los “raritos” homosexuales.

Pero fue cuando Buenos Aires, la cuna del tango, tuvo sus cultores organizados en esta milonga y generó su propio festival anual (el próximo será del 14 al 20 de noviembre), que grupos de otros rincones del mundo se sumaron al movimiento.

Hoy hay festivales también en Estocolmo, Copenhague y algunas ciudades estadounidenses, y la expansión no se detiene, e incluso han surgido otros grupos y otras milongas en Buenos Aires, dice Docampo a Télam, mientras, la fiesta continúa.

Se observa en los bailarines la concentración que exige el tango y domina el respeto por el acervo de sus barrocos movimientos de más de un siglo de evolución, desde los tiempos en que los primeros tangos se bailaban solo entre hombres.

No se aprecia el virtuosismo del Sunderland, de Villa Urquiza, diría un milonguero viejo, pero se baila bien, y con un promedio de edad claramente menor.

Se nota la presencia de algunos profesionales en la pista, docentes de tango probablemente, con habitual alumnado de turistas extranjeros, sobre todo en las vacaciones estivales del hemisferio norte.

Aunque se trate de la fiesta de cumpleaños, predomina la ropa informal, de calle, y se ven más zapatillas que zapatos de taco aguja, casi un uniforme femenino en las milongas tradicionales.

El ambiente es animado y relajado. Nadie se acuerda que afuera, en la medianoche de la primera jornada del invierno, hace frío.

San Luis tuvo su Carnaval Carioca faraónico pero no pudo empezar las clases

15 marzo 2010

 El gobernador Alberto Rodríguez Saá, que se ha destacado con algunas medidas como ofrecer wi-fi libre en toda la provincia, esta vez se mandó una de espanto.

Construyó un Sambódromo y trajo por una semana a mil integrantes de escolas do samba de Río de Janeiro para una fiesta faraónica que según algunas denuncias costó 8 millones de dólares.

En realidad, la medida en sí misma no sería criticable si formara parte de una política de desarrollo turístico, que San Luis la tiene y no estoy en condiciones de juzgar si es buena o mala. A simple vista parece un desborde, pero concedamos el beneficio de la duda.

Lo tremendo es que, simultáneamente, la provincia que los Rodríguez Saá manejan como un principado es una de las cinco que no pudo empezar las clases por demandas salariales docentes no satisfechas.

Según explicó el dirigente Juan José Dana, si bien los maestros de San Luis cuando ejercen un solo cargo ganan por encima de la media salarial nacional, por el segundo cargo sólo reciben 30%. O sea, si un docente gana 2000 en un cargo, si trabaja el doble gana 2600.

¡Un papelón!

Encima, miren esta noticia que difundió la agencia DYN: 
   SAN LUIS mar 14 (DyN) – Docentes denunciaron hoy la explosión de una bomba de estruendo que provocó el estallido de varios vidrios en la sede de la Unión Docentes Argentinos, ubicada en la calle Pedernera, en Villa Mercedes.
   El secretario general del sindicato, Roberto Ceballos, informó a DyN que el atentado se produjo “alrededor de las seis de la mañana” y que “no hubo heridos”.

¿Notaron que corresponsal suizo rima con olvidadizo?

16 enero 2009

Jean Claude (41, mi inefable corresponsal en Suiza) envió unas fotos muy lindas y curiosas hace como un mes. Resulta que después se dio cuenta de que omitió enviar el texto. Como dice él: ¡Merde!

Para arreglarla les doy el vínculo con la entrada en la que aparecen las fotos, el 23 de diciembre (no se pierdan la biblioteca): https://queima.wordpress.com/2008/12/23/postales-suizas/

y aquí va el texto pendiente. ¡Voilà!

“Aquí estoy de nuevo, queridos amigos, quizas ésta sea la última del año, pero seguiré. ¡¡¡¡No os preocupéis!!!!!

 

¿Quién dice que en Suiza no hay pirámides???

 

Hace unos dias un colega de trabajo, me llama y me dice, te paso a buscar y vamos a tomar algo en el restaurante de un amigo, y nos fuimos…tomamos la ruta de Martigny  hacia  Sion, doblamos a la derecha y entramos al valle «d’Herens » meta final el pueblo «La Sage», pero en el camino nos encontramos con las «Pyramides d’Euseigne» donde la extraordinaria naturaleza jugó luego de un descongelamiento glaciar y dejò sus marcas. Increible, ¿no?. Luego de disfrutar esas extrañas pirámides seguimos hacia «La Sage » un lugar de pistas de esquí y escaladas de montaña. Por cierto si ninguno practica esos deportes, puede leer un rato en la bibilioteca local. ¡¡Aaaaa!!! El retaurante estaba cerrado, así que tomamos otro camino rumbo al pueblo de «Evolene» y de vuelta a casa…..un viajecito de 3 horas, y allí van las fotos…

 

Un poco de frío para ustedes.

Vuestro corresponsal amigo,

Jean-Claude