Posted tagged ‘Vivienda’

Las cooperativas encaran avances estratégicos en 2013

5 enero 2013

El sector cooperativo, en sintonía con las políticas del gobierno que valoran y apoyan la economía social y solidaria, se apresta a producir avances estratégicos en el año que acaba de comenzar. Preparé una nota con buenos datos que proporcionó Cooperar. Aquí va:

Viviendas, celulares y nuevos medios en los planes cooperativos para 2013

Construir más viviendas, ofrecer servicio de celulares en ciudades hasta ahora bajo monopolio, competir en la provisión de televisión por cable y generar nuevos medios de comunicación son los planes que marcan el camino de las cooperativas en 2013.

Según un estudio preparado por la Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar), 87 cooperativas de vivienda ya han construido 25.000 casas, tienen en construcción 1500 y desarrollaron proyectos para iniciar obras por otras 7700.

Pero además, el sector celebró el anuncio del Gobierno Nacional en 2012 del plan Procrear porque, según dijo el consejero de Cooperar Carlos Mansilla, “le dará crédito hipotecario a las familias para acceder a su casa propia”. Según el dirigente, “las cooperativas hoy podemos construir en este marco unas 5000 casas”.

Por otra parte, la Red Federal de Cooperativas de Vivienda tiene un proyecto para desarrollar emprendimientos habitacionales en centros urbanos de todo el país, con servicios esenciales y equipamiento de salud, educación, recreación y transporte.

La Cooperativa Falucho, de Tandil, una de las más pujantes del sector, lleva más de 700 casas levantadas en esa ciudad bonaerense  y más de 3800 en todo el país.

En Mendoza, se están construyendo 547 viviendas, a través de 14 proyectos en diferentes departamentos de la provincia.

Las cooperativas de telecomunicaciones, que se equiparon para brindar servicios integrales de comunicación por fibra, comienzan 2013 con expectativa por el anuncio de que las empresas sin fines de lucro podrían ingresar al mercado de telefonía celular con licencias de la nueva empresa estatal Arsat y la marca Libre.ar.

“En principio, estamos totalmente de acuerdo con la decisión del gobierno. Consideramos que es un paso necesario para que el sector comience a trabajar en el área de las telecomunicaciones”, dijo el gerente de la Federación de Cooperativas de Telecomunicaciones (Fecotel), Osvaldo Petrilli.

A partir de la sanción de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, el sector cooperativo robusteció e integró más sus propios medios.
Desarrollados por cooperativas o mutuales, existen unos 300 prestadores de cables, 250 radios, 250 periódicos, 30 proyectos de televisión digital abierta, 30 imprentas y una agencia de noticias.

Se firmó además un convenio con el sindicato de televisión (SAT-Said) para comprometerse a mantener las condiciones de empleo en los proyectos audiovisuales realizados por las empresas de la economía solidaria.

Por su parte, las cooperativas eléctricas, que abastecen a unas 720 localidades, hogar de cerca del 20 por ciento de la población nacional, esperan una reunión con el viceministro de Economía, Axel Kicillof, “para consensuar los criterios de intervención del Estado anunciados meses atrás”, indicó Cooperar en su informe.

En cuanto al balance 2012, que por decisión de las Naciones Unidas fue el Año Internacional de las Cooperativas, incluyó acciones que mejoraron la visibilización del sector responsable ya del 10 por ciento del producto bruto interno de la Argentina.

La más destacada fue la realización en septiembre en Rosario del Congreso Argentino de las Cooperativas, precedido de 35 encuentros preparatorios, temáticos y regionales, en 14 provincias, en un proceso inédito por su extensión y profundidad. (ver notas en esta misma bitácora)

Otro hito fue la decisión de 12 diputados y senadores nacionales de fundar una red parlamentaria sobre la economía social y solidaria, que en poco tiempo ya integran más de 50 legisladores, entre nacionales, provinciales y municipales, que coordinan propuestas y debates con las entidades del movimiento cooperativo.

También se destacó en 2012 la construcción del Pueblo Cooperativo en la multitudinaria exposición de tecnología y ciencia argentina Tecnópolis.

Por todo ello, el presidente de Cooperar, Ariel Guarco, recordó que las cooperativas “no son marginales ni están en período de prueba sino que se trata de la principal experiencia de base democrática y con profundo arraigo social, con más de 120 años de presencia en nuestro país”.

Cooperar integra el movimiento cooperativo con las confederaciones CNCT (trabajo), Coninagro (campo) y Conaice (servicios) y el mutualismo, que en conjunto tienen respaldo del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes), dependiente del Ministerio de Desarrollo Social.

Anuncios

Construyen barrios privados sin preservar sitios arqueológicos

31 diciembre 2012

Una sorda y desigual lucha se libra en cierto rincón bonaerense entre Dique Luján (Tigre) e Ingeniero Maschwitz (Escobar). Las lucrativas inversiones en barrios privados está arrasando sitios arqueológicos precolombinos y han despertado la oposición de agrupaciones indígenas, defensores del patrimonio cultural y vecinos sensibilizados con el tema, que no se oponen a los emprendimientos, pero reclaman que sean cuidadosos y respetuosos con esa herencia invaluable.

Hoy refiero uno de los tantos episodios que jalonan esta pulseada, que seguramente será larga y accidentada.  De hecho, la noticia que les cuento a continuación, que ocurrió en Nochebuena, quedó rápidamente envejecida, porque alguien se ocupó luego que retirar los carteles, pero vaya igual a título ilustrativo de lo que allí está ocurriendo en los últimos años:

Señalan un sitio arqueológico donde se construye un barrio privado

El Movimiento en Defensa de la Pacha, formado por descendientes de diversas etnias indígenas, advirtió hoy sobre la existencia de un sitio arqueológico de 2000 años de antigüedad en un predio del partido bonaerense de Escobar donde se construye un barrio privado.

Se trata de la obra del “country” San Matías, de 200 hectáreas en la localidad de Ingeniero Maschwitz, desarrollada por la firma Eidico al lado de El Cantón, de 500 hectáreas, y de Nordelta 2, de 1500, todos en construcción, en una zona que comienza a conocerse como “Nuevo Escobar”, informó Pablo Badano, vocero del Movimiento.

La organización “reivindicó la presencia de los espíritus de los pueblos originarios en el corazón del futuro country San Matías”, según informó en un comunicado.

Lo hizo mediante una ceremonia ritual de 45 minutos, en la que participó el anciano kolla Pedro Moreira, que consistió en encender un fuego, música sikuri y una ofrenda a la Madre Tierra.

“Nos retiramos dejando una apacheta, un pequeño montículo de piedras que identifica los lugares sagrados”, informó Badano.

Con esta ceremonia ancestral, el Movimiento completó el señalamiento de siete sitios arqueológicos ubicados entre la ruta 25 de Escobar, la ruta 27 de Tigre, el río Luján y las vías del ferrocarril General Mitre.

La zona, de unas 8000 hectáreas, está atravesada por los arroyos Escobar, Garín y Claro; y “coincide con un territorio de humedales y campos que están desapareciendo desde los `90 para dar paso a los grandes complejos de barrios privados”, indicó el Movimiento.

“Hecho en Bs.As” va armando su feria en San Telmo

22 diciembre 2012

Feria del Nuevo MundoCon la modestia natural de aquello que carece de apoyo estatal decidido, pero con la fortaleza que dan las convicciones, Hecho en Bs. As., la revista creada para que la gente en situación de calle tenga una vía de inclusión social, va dando forma a un proyecto nuevo: la Feria del Nuevo Mundo.

Hicieron las pruebas-piloto en diciembre, y se proponen volver al final del verano. Les cuento la nota que hice con ellos:

La feria de “Hecho en Bs.As.” será semanal desde marzo

La recientemente creada Feria del Nuevo Mundo, organizada en el barrio porteño de San Telmo por “Hecho en Bs. As.”, la revista de la gente de la calle, funcionará semanalmente a partir de marzo, anunció la directora del proyecto, Patricia Merkin.

“Queremos convertir este lugar, antigua sede de la revista, en una casa temática, donde el vecino pueda adquirir buenos productos evitando la intermediación”, explicó Merkin, quien el mes pasado fue distinguida por la Legislatura porteña como personalidad destacada de la ciudad.

Se trata de la vieja casa chorizo del pasaje San Lorenzo 371, donde los días de feria se ofrecen productos saludables, ecológicos, elaborados en emprendimientos familiares o por pequeños productores cooperativizados, bajo principios de la economía social.

La feria comenzó este mes con dos fines de semana para ventas de Navidad y volverá en febrero, para alcanzar luego, en marzo, un funcionamiento regular.

“Queremos hacer de esto un laboratorio del futuro, con una huerta vertical, techo verde, energía renovable, y muchas actividades, como las charlas que dieron este año Carlos Vicente, sobre soberanía alimentaria, y Miguel Grinberg, sobre ecología, pero también ferias de semillas, cursos y conciertos”, explicó Merkin.

El proyecto, según indicó su promotora, es una extensión de “Hecho en Bs. As.” en su filosofía de “ofrecer a la gente de la calle una oportunidad de inclusión laboral mediante un sistema justo, no de explotación”.

Por eso, una de las consignas con que en las redes sociales se incita a los consumidores a apoyar la iniciativa dice “poné la plata donde ponés las ideas, comprá cosas buenas para vos, para el productor y para la sociedad”.

Merkin observó que hasta el momento se han acercado a la feria tres tipos de personas: los vecinos, que encuentran allí un almacén con buenos productos; los turistas de países donde la economía social tiene un mayor desarrollo, y los activistas de causas sociales, que exhiben una actitud solidaria.

La Feria del Nuevo Mundo arrancó con un puñado de organizaciones productivas de la economía social, pero está concebida para albergar a muchos más.

Entre las que estuvieron en el debut está “Los pibes del playón” (alfajores, budines, pan dulce), Iriarte verde (verduras, frutas, huevos), Movimiento Agrario de Misiones y Cooperativa Puerto Rico (yerba), Proyungas (mieles, bolsos, caminos de mesa) y El Galpón (productos de almacén).

También participan la Cadena Textil Solidaria, cuyas prendas llegan a la feria a través de “Otro mercado al sur”, algunos emprendimientos familiares, como el que elabora desodorantes ecológicos y el de un vendedor de la revista que produce dulces.

Otros productos disponibles son vinos y champán orgánicos, cerveza artesanal, quesos, hongos, plantines de aromáticas, plantas ornamentales y cactus.

“Todo todito producido con criterios agroecológicos y/o artesanales y cooperativos. ¡Brindemos por un nuevo mundo!”, dicen los mensajes promocionales.

Los interesados puede consultar a través de la dirección electrónica comerciojusto@hechoenbsas.com y eventualmente hacer pedidos.

Marcha a favor de urbanizar las villas porteñas

14 diciembre 2012

Vecinos de barrios pobres de la ciudad de Buenos Aires marcharon el último miércoles por el centro porteño para reclamar su efectiva inclusión, con calles asfaltadas e iluminadas, servicio de colectivos y el retiro de la basura que rodea sus predios.

La “Peregrinación por la justicia de los pobres” fue convocada por la Defensoría General de la Ciudad de Buenos Aires y la Vicaría Episcopal para las Villas de la Ciudad de Buenos Aires, en las que en conjunto vive medio millón de personas.

La marcha recorrió la céntrica peatonal Lavalle desde Carlos Pellegrini hasta el 300, para llegar a la Sala de Audiencias de la Justicia Porteña, donde se hacían los alegatos en la causa “Derribando muros”, patrocinada por la Defensoría General de la Ciudad.

Los manifestantes entregaron un documento sobre “la necesidad imperiosa de los barrios pobres de contar con una calle trasversal asfaltada e iluminada, con una línea de colectivos que ingrese efectivamente a los barrios y la inmediata remoción de las barreras de basura que rodean a los mismos”.

La marcha llegó luego  a la sede del Consejo de la Magistratura de la Ciudad, en 25 de Mayo entre Viamonte y Tucumán, para protestar por un proyecto para desmantelar la Secretaría Villera, actualmente a cargo de la jueza Elena Liberatori.

Curas villeros oficiaron allí una ceremonia religiosa, mientras que el defensor general Mario Kestelboim y su adjunto Roberto Andrés Gallardo denunciaron “los nuevos intentos de Mauricio Macri por disciplinar al poder judicial que se compromete con los pobres”.

La convocatoria había invitado a sumarse;

“a todos los que creen que una sociedad sólo puede crecer mediante la integración de los más pobres y débiles;

“a todos aquellos que asumen que la principal fuente de violencia es la indignidad y la segregación;

“a todos los que se preocupan por el ‘otro’ en toda su humana dimensión;

“a quienes saben o intuyen el dolor que sienten los que viven arrinconados por la pobreza y la marginalidad;

“a todos los que luchan contra la dualización social;

“a todos los que creen en una Patria Grande sin fronteras;

“a todos los que quieren que la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires sea cumplida en forma íntegra, y

“a todas las organizaciones sociales y políticas sin distinción, que adhieran a estos postulados básicos”.

Optimizan técnica quechua para mejorar la construcción antisísmica

16 noviembre 2012

Investigadores argentinos comprobaron las ventajas económicas, ambientales y técnicas de una tecnología quechua para la construcción antisísmica y trabajan en normalizar su conocimiento, hasta ahora empírico, para alentar su utilización en condiciones óptimas.

Se trata de una tecnología de edificación denominada quincha, un término que significa cerco con palos o varas y alude al uso de la caña para erigir la vivienda.

“Es una propuesta que cada día cobra mayor importancia como tecnología alternativa de viviendas sustentables”, aseguró Guadalupe Cuitiño Rosales, ingeniera civil, becaria doctoral del Conicet en el Instituto de Ciencias Sociales, Humanas y Ambientales (Incihusa), en Mendoza.

La experta afirmó que crece su utilización “ya sea por la constante demanda de una vivienda digna como por el deseo de vivir en una casa construida de materiales naturales”.

La quincha se originó en el Perú y es empleada desde tiempos prehispánicos en la zona de influencia incaica.

Si bien la ingeniería civil tradicional propone diseños altamente resistentes a los temblores, las construcciones con quincha son una opción de escaso impacto ambiental y con un costo de menos de mil pesos por metro cuadrado.

Estas construcciones son utilizadas principalmente en las zonas rurales y en los alrededores de las zonas urbanas, donde se tiene más acceso a los materiales naturales como cañas y tierra para hacer el barro de los muros y troncos de árboles, que se utilizan para las columnas de la vivienda.

Además, esta tecnología permite ahorrar en mano de obra ya que es posible que el propietario construya la vivienda por sí mismo.

El equipo de investigadores que integra Cuitiño buscó definir y precisar varios aspectos de esta tecnología, dado que “es muy empírica y se trata de conocerla un poco más en base a estudios normalizados”.

La investigación apunta, por ejemplo, a establecer la mejor proporción de arena-arcilla-fibra vegetal para el barro de los muros, con la dificultad de que “cada suelo es diferente y se deben estudiar las proporciones para cada tipo de suelo”, dijo.

También se estudia el armado de la estructura con caña para mejor resistencia y el comportamiento térmico.

“Respecto de la construcciones de hormigón armado y ladrillo, tecnológicamente se han ensayado paneles a escala real y han mostrado un buen comportamiento estructural”, reveló la investigadora.

Respecto de las pruebas térmicas se estableció que “la quincha con un espesor de 10 centímetros tiene un comportamiento similar al de un muro de ladrillo de 20 centímetros de espesor”, aseguró Cuitiño.

“El objetivo es avanzar hacia una mayor sustentabilidad del cerramiento, mejorar las condiciones térmicas y confort interior, y lograr que la radiación solar que ingresa alcance un buen porcentaje de calefacción necesaria,” explicó la investigadora.

Las estructuras con quincha utilizan cimientos y vigas de hormigón sobre los cuales se disponen hasta cinco hiladas de ladrillo o piedra junto con un material hidrófugo, que repele el agua y evita el ascenso de la humedad a los paneles de tierra.

Sobre esta base se erige la estructura principal, que en el centro-oeste del país es de rollizos de álamo o eucaliptos, y luego los muros construidos con caña.

Para el esqueleto interno de las paredes se utiliza caña recubierta con una mezcla de tierra arcillosa, arena y fibra vegetal como puede ser paja de trigo o de centeno.

Gracias a esta combinación de materiales, las construcciones son livianas y muy flexibles, lo que permite que frente a una fuerza sísmica los muros de quincha se deformen bastante antes de llegar al colapso.

Los estudios de ingeniería realizados para precisar la resistencia de estas estructuras indican que son “sismorresistentes con un comportamiento muy satisfactorio, aunque tienen la desventaja de tener poca resistencia a la acción erosiva de la lluvia”, describió Cuitiño.

La zona de alto riesgo sísmico, donde ocurren la mayoría de los terremotos, según el Instituto Nacional de Prevención Sísmica (Inpres), abarca las provincias de Mendoza, San Juan y La Rioja y el sur de Catamarca.