El cartoneo es un trabajo socialmente valioso

Quiero defender una vez más a los cartoneros. Me indigna la gente que los desprecia y hasta los agrede.

Primero. No están robando, pese a lo que dijo alguna vez Mauricio Macri porque le reducían la cantidad de basura que su empresa recolectaba y él cobraba por peso.

Segundo. Se autoemplean, haciendo su aporte- hormiga ante el problema de la falta de trabajo para todos. 

Tercero. Recuperan objetos y materiales que a la sociedad les costó producir y de otro modo serían desperdiciados.

Cuarto. Reducen los volúmenes de basura, en particular de ciertos elementos difíciles de digerir para la naturaleza como los plásticos.

¡Y por favor!, inefables conciudadanos de la mal llamada “clase media”. Si de una buena vez clasificáramos en casa la basura entre la reciclable y la que no lo es, que no cuesta nada, todo sería más eficiente y limpio para nuestras ciudades.  ¡Hacelo y dejá de tirar papeles y latitas en la calle, que el sucio sos vos!

Añado la síntesis de una noticia que me pasó el colega Marcelo Cena:

TRABAJADORES SE ORGANIZAN EN COOPERATIVAS PARA LA RECUPERACIÓN DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS.

Grupos de recolectores de residuos de la ciudad y de la provincia de Buenos Aires se organizaron en cooperativas para juntar residuos sólidos (papel, vidrio, cartón, plástico y metales) antes de que se conviertan en basura y en basurales, contribuyendo de manera avanzada al cuidado de la salud y del ambiente y generando cientos de puestos de trabajo genuino.

Se trata de muy humildes trabajadores-recuperadores nucleados en las cooperativas “Padilla”, “El Ceibo”, “El Amanecer”, “José C. Paz”, entre otras.

“Un grupo de trabajadores descubrió hace más de 10 años que comunicándose con los vecinos de un territorio determinado podían recuperar los residuos sólidos directamente, evitando que se entierren y conformen basurales a cielo abierto. Situación que ya ha colapsado”, señaló Marcelo Arbit, coordinador de la Secretaría de Ecología y Ambiente de la Central de Movimientos Populares (CMP).

Según Arbit, “estos emprendimientos –que cada día crecen más- cuentan con el apoyo de los vecinos, de las cooperadoras escolares y decenas de promotores sociales voluntarios que reproducen el proyecto en distintos puntos del país”.

Los emprendimientos de los humildes ex cartoneros se basa en la cada vez más creciente proliferación de basurales a cielo abierto, los que en pocos años colapsarán definitivamente y que los intendentes ya vienen rechazando en forma contundente. “Por ello,  estas experiencias son herramientas en la búsqueda de soluciones reales para cumplimentar leyes que hoy existen tanto en la Capital Federal como en la provincia de Buenos Aires para lograr que no se entierre más la basura de los argentinos”, añadió.

Una vez que el vecino entrega los residuos secos a los recuperadores (ex cartoneros) estos -en galpones preparados adecuadamente- separan dichos residuos generando un máximo aprovechamiento de los mismos y dando trabajo genuino a cientos de emprendedores. Como por ejemplo, los plásticos se separan en siete (7) variedades diferentes para proceder posteriormente a su reciclado.

Por ejemplo, La “Cooperativa Padilla” de Ciudadela, partido de Tres de Febrero,  recicla plásticos convirtiéndolos en materia primera para producir luego productos plásticos nuevamente. Logrando una calidad equivalente al 98 por ciento de los productos vírgenes.  

Ricardo “coco” Niz, -secretario general de la Agrupación Sindical Cartoneros Independientes (ASCIRA) e integrante de Cooperativas, Recuperadores y Organizaciones Sociales (CRYOS)- explicó cómo nació la idea productiva de los ex cartoneros y las forma de organización con los vecinos.

“Ya vamos para más de dos años con programas de concientización vecinal, con un programa de organización social y de preparación de los compañeros cartoneros en situación de calle.  En un trabajo directo con los vecinos el que denominamos recupero domiciliario”, remarcó Niz.

“Significa que nosotros directamente trabajamos con los vecinos y se integran a un programa de separación de basura en el origen; se lo capacita al vecino para separar los residuos secos y se conviene en cuadrículas, días y horarios con compañeros transformándolos en promotores ambientales a retirar todo lo que el vecino separa”, subrayó el dirigente.

Los recolectores juntan y acopian vidrio, papel, cartón, plástico, metales  y “de esta manera evitamos en conjunto,  -vecinos y promotores ambientales-, el entierro de toneladas de productos no degradables y contaminantes para el medio ambiente”.

La experiencia de los recolectores domiciliarios se está desarrollando hoy por hoy  en los barrios: Ejército de los Andes (ex Fuerte Apache) de Ciudadela, en José C. Paz;  Sol y Verde; Pilar; San Miguel y desde allí hacia la Capital Federal en Palermo,  Chacarita, Flores, Devoto, Villa Crespo, Colegiales, y Retiro. Además, los ex cartoneros confluyen en territorio porteño con sus pares nucleados en la Cooperativa “El Ceibo”, que dirige Cristina Lescano.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Los unos y los otros

Etiquetas: , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: