Posted tagged ‘Niños’

Macri, el papa, el subte y el parque Centenario

20 marzo 2013

1. Renuevo mis críticas a la decisión de Macri de desechar los vagones históricos del subte A. En su momento pedí que los dejaran en horarios marginales y los fines de semana. Eran un  atractivo turístico-cultural. Salían en las guías.

La entronización de Francisco les hubiera añadido ser los vagones que usó toda su vida el ahora papa. ¡Imaginen el interés que sumarían! Pero si el que manda no tiene sensibilidad para eso … y encima cree que es el dueño …

Si los visitantes del país y del exterior se sacan fotos en la casa de la infancia de Bergoglio, que está toda modificada, seguramente les gustaría fotografiarse reproduciendo la escena en que se lo ve en un subte de madera, un encanto que no pueden adquirir los nuevos vagones en los que el papa Francisco nunca viajó ni viajará.

2. Estoy en contra de otro aumento en el subte. Están dibujando una fractura social, “limpiándolo” de pobres, para que menos gente con algo más de dinero, viaje cómoda, quizás considerándola clientela electoral,  y mucha más gente sature los colectivos. Para más adelante me veo venir una tarifa diferencial para el Metrobús y sostengo que las rejas en los parques están inspiradas en la misma ideología: unos con el privilegio de pertenecer, otros afuera.

Macri expresa estas ideas claramente cuando se queja de que a “muchos de la provincia los tenemos que atender en los hospitales de la ciudad”. O sea, que vengan y trabajen, produzcan riquezas, consuman y paguen impuestos en la ciudad, pero que después los servicios vayan a pedirlos a la provincia de Buenos Aires.

Este hombre sería feliz si esto fuera un gran “country”, bien cercado y custodiado, y afuera todo lo “feo, sucio y malo”.

3. Soy de los que piensan que el asueto para las escuelas porteñas por la asunción del papa fue pura pérdida. Para los chicos fue un día vacío.

Podría haberse resuelto mejor justificando a las familias que hubieran querido no mandar sus hijos a la escuela para participar en la vigilia o en alguna otra ceremonia. Hubiera sido también, con tanta presencia del tema en los medios, un buen disparador educativo, para hablar con los alumnos del mundo y las religiones. Como se hace con el Mundial, que sirve para enseñar geografía.

Tal vez sí sirvió, no a la gente sino a quien lo decretó, como gesto propagandístico, algo a mi juicio absolutamente reprobable. Como les gusta decir a ellos cuando el motivo es la protesta de los docentes: ¡700.000 chicos porteños perdieron otro día de clases!

 

4. Pasó algo loco en el Parque del Centenario. Sí, el enrejado, el que ahora cuidan, el que ahora tiene policía todo el tiempo. Parece que algunos guardianes del Gobierno de la Ciudad se pusieron a controlar parejas.

Por supuesto hubo una linda reacción. Se las cuento en una nota que escribí a cuatro manos con la colega María Alicia Alvado  el domingo pasado:

Beso masivo en Parque Centenario contra guardianes que vigilan parejas

Decenas de parejas montaron un “besódromo” y se besaron simultáneamente en el Parque Centenario, en protesta por la actitud de los guardianes del enrejado paseo que reconvinieron a varias de ellas por la forma de contacto de los cuerpos a la hora de los mimos.

Los participantes se autoconvocaron por Facebook con la provocativa consigna de “Haciendo el amor en el Parque Centenario”, que recibió casi 5000 adhesiones, aunque en la mayoría de los casos sólo quedaron en esa expresión virtual.

“Ante una situación absurda no nos faltará el humor ni ahora ni nunca. Nos venden encierro, intolerancia y división. Frente a eso queremos proponer el amor, la liberad y el humor. Las mejores armas contra la estupidez”, dijo megáfono en mano Manón Chapolart, que lideró la convocatoria en la red social.

Chapolart, una francesa de 27 años que hace cuatro vive en la Argentina, tomó la iniciativa con un grupo de amigos, al enterarse que al menos a dos de ellos les llamaron la atención los guardianes del parque cuando estaban con sus parejas.

La protesta tuvo lugar al lado de la estatua del lago, en el parque ubicado en el corazón geográfico de la capital federal, objeto de una controversia vecinal por la decisión del Gobierno porteño de instalar una reja perimetral para mantenerlo cerrado de noche.

Cuando se cantó la consigna de besarse, decenas de parejas heterosexuales y homosexuales y hasta tríos se besuquearon ostensiblemente junto a la estatua del lago, en un clima de desafiante alegría juvenil.

Incluso, cuando pasó cerca una pareja mixta de agentes de la Policía Metropolitana, de fuerte presencia en el paseo, les pidieron en broma que se abrazaran y se sumaran a la protesta.

Lucas, uno de los afectados, dio su testimonio. “Una guardiana nos vino a decir que nos sentáramos bien”, dijo, cuando él estaba sentado en el pasto, con su novia Victoria a horcajadas sobre sus piernas.

Ante la sorpresa de la pareja, que no aceptó la indicación, la guardiana dijo que era “una cuestión de sentido común, de respeto a la sociedad”.

Los interpelados, sintiendo el apoyo de otras personas que se fueron acercando, respondieron “estamos en 2013”, y dijeron con sorna: “¿Se puede ir que nos está tapando el sol?”.

Lucas y Victoria relataron que la guardiana no fue agresiva pero sí insistente, y que se retiró al verse sin consenso entre  quienes se aproximaron.

Chapolart dijo que a una amiga suya que estaba con su pareja le dijeron que se separaran porque alguien se había quejado de que no soportaba ese contacto delante de sus hijos.

Una guardiana, de unos 50 años uniformada por un chaleco fluorescente y con pito colgado al cuello, que prefirió no dar su nombre, dijo que no tenía ninguna indicación de sus superiores sobre las parejas, sin embargo admitió que “a veces, cuando veo una pareja que está uno arriba del otro, les digo si se pueden sentar bien”.

La vigiladora sostuvo que de sus observaciones surge que las parejas homosexuales son más discretas que las heterosexuales.

Dos agentes de la Metropolitana, que también prefirieron el anonimato, aseguraron que tampoco tienen indicaciones sobre las parejas, y hasta se definieron “a favor del amor”.

“El límite es la moral y la ética. Intervenimos si alguien se está desnudando o tocándose”, explicaron.

Anuncios

Uno de cada 4500 bebés presenta ambigüedad genital

26 febrero 2013

Me interesé en este tema por el caso de un bebé misionero que nació con el sexo no bien definido. Por la zona de la que proviene, donde hay otros casos, y por  el medio social familiar -padres jóvenes, muy pobres, el papá trabaja en la cosecha del tabaco- tengo la sospecha de que hay que seguir la pista de los agrotóxicos como causantes. Pero no conozco que esas cosas se investiguen. Va la nota que hice para la agencia la semana pasada, el día que el bebé llegó al Garrahan:

El Garrahan recibe unos 15 bebés por año con ambigüedad genital

El hospital pediátrico “Juan Garrahan”, de la Ciudad de Buenos Aires, recibe cada año unos quince nuevos casos de recién nacidos con el sexo no bien definido, como el bebé misionero que llegaba hoy a este centro de salud de punta en el diagnóstico y tratamiento de esta patología.

En el mundo, las anomalías de diferenciación sexual se presentan en uno de cada 4.500 bebés nacidos vivos, aunque en algunos grupos étnicos la incidencia es algo más frecuente.

“Muy temprano en la gestación se produce una glándula sexual o gónada indiferenciada que, por acción de los mecanismos involucrados, se transforma en una gónada masculina o femenina. Si algo interfiere en la diferenciación, queda a mitad de camino, con componentes de una y de otra”, explicó a Télam Alicia Belgorosky, jefa del Servicio de Endocrinología del Garrahan.

La especialista, doctora en Medicina e investigadora del Conicet, informó que en estos casos “se las llama gónadas disgenéticas o pobremente diferenciadas y representan un riesgo para los pacientes, porque con el tiempo pueden originar un tumor, un gonadoblastoma”.

La inadecuada diferenciación gonadal tiene consecuencias en la formación del aparato reproductor, que en esos casos puede presentar juntos órganos y formas anatómicas que definen la ambigüedad.

La especialista precisó que en el 20% de los casos, la causa es una alteración genética y se puede identificar el gen alterado; en el otro 80% la ciencia aún no ha podido establecer los orígenes.

Por eso, si bien el hospital Garrahan tiene un laboratorio de biología molecular único en el país que estudia los genes involucrados, sus observaciones son solo una pieza del conjunto que lleva al diagnóstico. También se requiere estudiar la historia clínica, las imágenes, los análisis de laboratorio y hormonales.

Un factor ambiental de riesgo pueden ser los disruptores endocrinos, sustancias químicas presentes en algunos plásticos, pesticidas o agroquímicos capaces de alterar el equilibrio hormonal en etapas tempranas de la gestación.

“El diagnóstico es muy complejo. Intervienen pediatras, endocrinólogos pediatras, neonatólogos, cirujanos especializados, expertos en imágenes, genetistas, biólogos moleculares, bioquímicos especializados y psicólogos. Hay que armar un rompecabezas para entender qué pasó en la vida intrauterina y nos valemos de todos los recursos disponibles”, explicó Belgorosky.

La profesional explicó que para asignar el sexo al bebé, se habla con los padres solo cuando se tiene toda la información, y que reunirla puede llevar en algunos casos hasta uno o dos meses, proceso decisivo para la vida de esa persona.

Por ese motivo, sostuvo que “es muy importante no trasmitir información errónea en un asunto tan delicado, que afecta la intimidad de la familia”.

“Nunca se asigna el sexo a un bebé sin acuerdo de los padres. Con apoyo del Servicio de Salud Mental, se les explica los pros y los contras de la situación. En caso de recurrir a la cirugía será lo menos mutilante posible, pero todo con acuerdo de los padres”, dijo.

La investigadora aclaró que algunos problemas deben resolverse de todos modos. “Por ejemplo uretra y vagina juntas generan infecciones a repetición y hay que prevenirlo. Pero en general se acuerda todo con los padres”, aseguró.

Más allá de alguna intervención quirúrgica, algunos pacientes deben recibir de por vida un tratamiento químico que “duerme” ciertas funciones glandulares o reemplaza otras sustancias que las glándulas no producen naturalmente.

Esto debe ser regulado cuidadosamente por médicos expertos para controlar eventuales efectos no deseados, en el marco de una atención multidisciplinaria. También se les hace un seguimiento muy estrecho por el riesgo de aparición de un tumor.

El hospital Garrahan, que trata estos casos desde su fundación, hace 26 años, es centro de referencia en el país en esta materia.

Su equipo de especialistas, reconocido internacionalmente, atiende 450 pacientes con estudios moleculares confirmados. Unos 300 de ellos sufrieron estas anomalías por hiperplasia suprarrenal congénita, que incrementa la síntesis de hormonas masculinas en las glándulas suprarrenales.

En la adultez, los pacientes son derivados a los hospitales Durand o Ramos Mejía, de la Ciudad de Buenos Aires. En el Interior, pueden atenderse con profesionales formados como becarios en el Servicio de Endocrinología del Garrahan que se han ido estableciendo.

En apoyo de las orquestas infantiles y juveniles porteñas

13 diciembre 2012

Trabajadores del Proyecto Orquestas Infantiles y Juveniles de la Ciudad de Buenos Aires reclamaron el martes pasado ante la Jefatura de Gobierno de la Ciudad seguridades de la continuidad del programa que sienten amenazada.

Familiares de los chicos y de los músicos se sumaron a la manifestación, que recibió el apoyo de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-CTERA), “en defensa de las orquestas infantiles y juveniles de la educación pública de la Ciudad”, según expresó un comunicado.

Los organizadores recordaron en un documento público que el proyecto fue iniciado quince años atrás por el maestro Claudio Spector, para “mostrar y enseñar a los sectores mayoritarios de la sociedad una disciplina históricamente vedada”.

Subrayaron que se formó “un equipo sólido, de gran capacidad pedagógica y musical, coordinando lo que hoy es uno de los más reconocidos y valorados proyectos en el sistema educativo, que trasciende la Ciudad de Buenos Aires”.

Actualmente, el proyecto reúne “a más de 1700 chicos y chicas que disfrutan de la música y a 230 maestros que trabajan por la excelencia de su educación”.

Las orquestas infantiles y juveniles porteñas han participado en conciertos en escuelas de la Ciudad, en el Festival Martha Argerich del Teatro Colón y el Festival Internacional de Tango.

También estuvieron en conciertos multitudinarios como teloneros del grupo Queen en Vélez, de Los Fabulosos Cadillacs en River, con la West-Divan Orchestra en la 9 de Julio dirigida por Daniel Barenboim, y acompañados por Susana Rinaldi, León Gieco, Zubin Mehta, Leopoldo Federico, entre otros.

El documento, en cuyo apoyo se recogen firmas a través de orquestasdifusion@gmail.com, dice que en el actual gobierno porteño, en el que dependen de la subsecretaria de Equidad Educativa, María Soledad Acuña, “algo ha cambiado y no ha sido para bien”.

Afirma que hubo “reducción en la cantidad de alimentos que integran las viandas, supresión de los subsidios de las cooperadoras destinados a la compra y reparación de instrumentos musicales, la inesperada cancelación de conciertos”.

Además denuncia “falta de apoyo para intercambios internacionales acordados, intimidación y hostigamiento a los trabajadores del proyecto, dilación en el pase a planta de los mismos (…) manteniendo su precarización laboral; finalmente, el incumplimiento en la implementación de nuevas orquestas comprometidas por el jefe de gobierno (Mauricio Macri)”.

En suma, afirmaron que “estas medidas son funcionales al intento de oponer a este proyecto de reconocida excelencia, otro de probada ineficacia que empobrece la calidad de la enseñanza, evadiendo la responsabilidad del Estado”.

“No sólo se trata de música: se trata de niñas, niños y jóvenes de nuestra Ciudad y la posibilidad concreta de una vida mejor”, consignaron.

La guardia del Hospital del Niño de San Justo estuvo cerrada este domingo

12 noviembre 2012

El Servicio de Guardia del Hospital del Niño de San Justo, en el oeste del conurbano bonaerense, estuvo cerrado este domingo desde el mediodía, según informaron pacientes que debieron recurrir a otros centros de salud, y confirmó una fuente profesional.

Se trata del hospital pediátrico del partido de La Matanza, con 1772.000 habitantes según el censo 2010.

La suspensión del servicio se produjo porque las apenas dos pediatras que debían trabajar este domingo tuvieron problemas de salud, según reveló Pedro Zamparolo, secretario general de la Asociación de Profesionales de la Salud Pública de La Matanza.

“Una de las pediatras, que está embarazada, tuvo un problema, y la otra un pico de presión. El equipo que estaba de guardia (de 24 horas) desde el sábado, avisó a las autoridades y se quedó hasta el mediodía, pero no estaba en condiciones de continuar”, dijo el dirigente.

Los médicos salientes derivaron a algunos pacientes a la sala de internación y a otros les dieron el alta, de modo que no quedó ningún niño en el servicio de guardia, que quedó cerrado para nuevos casos por las siguientes horas.

“Traje a mi hijo al hospital porque tiene un fuerte dolor de oído pero la guardia médica está cerrada y no sé a dónde llevarlo”, dijo Verónica González. La señora aseguró que nadie en el lugar le dio una explicación ni encontró avisos, sin embargo, Juan Insaurralde, otra persona que tropezó con la misma situación, relató que “está todo cerrado y hay carteles en las paredes que dicen que es por falta de personal”.

“Es angustiante encontrarse con ésta situación. Yo tuve que pedirle al colectivero que me deje viajar para traer a mis hijos porque no tengo plata y ahora nos derivan al (hospital) Posadas. ¿Cómo voy a hacer para ir?”, se quejó Insaurralde.

María, por su parte, dijo que venía desde González Catán. “Tengo que viajar media hora en colectivo con mi hija y no la atienden porque no hay médicos”. “Que nos den una explicación, algo tienen que hacer, no pueden mandarnos de un lado a otro”, protestó.

Zamparolo, quien además es director de un centro de salud en Virrey del Pino, en el mismo distrito, aseguró que la guardia del hospital de niños, que atiende a todo el partido de La Matanza, debería contar al menos con siete pediatras.

“Pensamos que es una vergüenza no tener recursos para una situación como ésta. Hace años que venimos advirtiendo sobre el éxodo de profesionales”, añadió.

3,6 millones de chicos participan hoy en la Décima Maratón Nacional de Lectura

28 septiembre 2012

Más de 3,6 millones de chicos de 2.400 localidades de todo el país vivirán hoy una experiencia hermosa, la Décima Maratón Nacional de Lectura, para descubrir y disfrutar el placer de leer.

El masivo evento educativo anual, organizado por la Fundación Leer, contará también con 267.000 adultos -docentes, familiares, voluntarios-, que se reunirán a leer con los niños en 12.753 escuelas y miles de clubes, hospitales, bibliotecas, hogares y hasta espacios públicos.

“Estamos muy felices. Comprobamos año a año que cuando uno propone a la gente sumarse a una acción en beneficio de los chicos, lo hace con toda la energía”, dijo Patricia Mejalelaty, presidenta de la Fundación Leer.

Mejalelaty dirige la fundación desde su creación, hace quince años. “He hecho nacer este proyecto, que creció año a año y ha adquirido dimensiones enormes, y es muy importante para que los chicos puedan disfrutar de leer toda la vida”.

El año pasado, el total de participantes, sumando todas las edades, fue de 3,8 millones, que se reunieron en 13.022 instituciones para celebrar el valor y el placer de la lectura.

Día del Niño en la aldea Yryapú (carta de la selva misionera)

22 agosto 2012
Me llegó una carta desde la selva misionera, de mi amigo Claudio Salvador. Relata el festejo del Día del Niño en la aldea mbya guaraní de Yryapú (ruido del agua), cercana a las Cataratas del Iguazú, a la que de vez en cuando le damos alguna mano en sus esfuerzos por una vida digna y feliz. Va el texto:
“La fiesta fue fantástica. La cantidad de chicos imposible de saber. Entre 150 y 200. Pero estuvieron también muchas mamás y papás, autoridades comunitarias y todo el equipo –alumnos y docentes- de la Escuelita de la Selva.
“Algo maravilloso es que los niños festejaron todos juntos recibiendo la visita de CASI TODAS LAS FAMILIAS de Jasy Porâ, la aldea vecina.
“Hubo dibujos en cantidad, campeonatos de fútbol y voleibol, con trofeos hechos artesanalmente.
“Tomasa fue la cocinera, con la ayuda de Hugo, un guardaparque provincial que es uno de esos grandes gauchos que poco abundan.
“Cielito, nuestra maestra de teatro y comunicación realizó un enorme y cariñoso trabajo.
“Música en equipo a cargo de Valerio y luego se presentó el coro dirigido por Kuaray Tupâ Marcelo Martínez y nuestro compañero maestro Karai Sondaro Ricardo Pato Fernández.
“Mucha alegría y un enorme respeto. Después del chocolate, que se sirvió cerca de las 18, Kuaray Papá Francisco Franco –vicecacique de Yyryapu- se refirió a los dibujos. Destacó que muchos de ellos reflejaban a los animalitos, la selva y representaciones del teko porâ, buen vivir de los guaraníes originarios. Pero no hubo ganadores, todos fueron triunfadores del concurso de dibujo.
“Los juguetes se evaporaron en pocos minutos y algunos niños no recibieron, unos cincuenta creo. Fue un toque un poco triste, pero todos estaban felices por el momento vivido.
“La abuela Jachuka Yvapoty Clemencia González presidió la fiesta”.

Dinosaurios, pasión de multitudes infantiles en Tecnópolis

13 agosto 2012

Ver la colección de dinosaurios, a escala real y con movimiento y sonido, que exhibe este año Tecnópolis es, por veredicto del público, una de las experiencias imperdibles de la exposición de ciencia y tecnología argentinas.

“Chicos, ¿dan miedo?”, consulté a dos visitantes de menos de un metro de altura. “Yo no tengo miedo”, dijo Alex, de 5 años, reforzando la respuesta con el dedito índice de su mano derecha, sin notar que a su lado, Eli, su hermanita menor, movía afirmativamente la cabeza.

La misma diferencia de opiniones se hacía patente ante una cabeza de dinosaurio bebé que asomaba de un cascarón. Muchos chicos se fotografiaban junto al recién nacido, mientras que otros apelaban al recurso extremo de patalear y romper en llanto si sus padres intentaban forzarlos a posar allí.

En lo que parece haber opinión unánime es que ningún niño acepta irse del predio de Villa Martelli sin recorrer la Tierra de Dinos y el Paleomundo, permanentemente desbordadas de visitantes que no necesitan hacer colas.

Tierra de Dinos está señalada por la rotunda presencia de un argentinosaurio, la mayor bestia que alguna vez haya caminado sobre el planeta, un herbívoro de 70.000 kilos y 36 metros de largo que vivió hace 90 millones de años en lo que hoy es la Argentina.

El cartelito correspondiente lo nombra como Argentinosaurus huinculensis, y explica que su nombre científico se debe a que el primer resto fósil de esta especie fue descubierto en 1988 a un kilómetro de la ciudad neuquina de Plaza Huincul.

Pero además, hay otros 27 dinosaurios de especies diferentes que braman, parpadean, balancean sus cabezas y sus colas y agitan sus garras, y que, para mayor realismo, están dispuestos en medio de un bosque.

Once de ellos fueron descubiertos en territorio argentino, otros son de otros puntos del continente americano, y no faltan el tiranosaurio, ni el triceratops ni el volador pteranodón.

Al lado se erige el pabellón de Paleomundo, donde pueden apreciarse cinco dinosaurios más, todos de esta región, pero en versiones esqueléticas.

Los que se mueven y se hacen oír en este espacio son mamíferos y otros megabichos, muy posteriores a los dinosaurios aunque, como ellos, todos extinguidos, y muchos representativos de la región pampeana y contemporáneos del hombre.

Hay tigre dientes de sable, oso del pleistoceno, megaterio, toxodonte, mamut y su primo stegomastodon, y el hippidión, ancestro del caballo.

En este pabellón, que lleva la marca del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, colaboraron los museos de ciencias naturales de La Plata y “Bernardino Rivadavia”, de Buenos Aires, así como la Universidad Maimónides y la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

A la UNC pertenece una instalación que muestra dos pterosaurios mecanizados de tal manera que baten sus alas, delante de un fondo donde se proyecta un paisaje costero árido pasando hacia atrás, por lo que las cámaras pueden componer la imagen del vuelo de los reptiles en su supuesto hábitat.

Después de pasearse entre tanto monstruo de pesadilla a la misma distancia que otros años fueron a ver vacas a La Rural, los niños necesitan descargar tensiones, y muchos lo logran poniendo sus caritas sonrientes en los huecos de un mural que representa a hombres de las cavernas, para que los papis y mamis se lleven un retrato temático.